Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Pronóstico  La Plata, Bs. As.
Temperatura: 9 °C
Despejado
Humedad: 90 %
20.11.2017

Las reliquias que siguen convocando devociones

En La Plata se veneran minúsculos fragmentos de un manto de San Juan y de la columna donde flagelaron a Cristo, entre otras

Recomendar artículo Imprimir artículo
Un fragmento del material de la casa donde vivió la virgen María, otro de la columna donde fue flagelado Jesucristo, restos de una túnica que vistió San Juan Bautista y huesos pertenecientes a mártires y santos que se remontan a los primeros años del cristianismo, son algunas de las reliquias que se veneran en las iglesias platenses y que todavía hoy -cuando el culto hacia esos objetos perdió la fuerza que tuvo en otras épocas- convocan a la devoción de numerosos fieles.

Así se afirma en iglesias como la del Sagrado Corazón, donde se conserva una de las colecciones más importantes de reliquias de la ciudad, con más de 780 ejemplares.

Este tipo de objeto adquirió notoriedad esta semana, cuando un relicario que contenía un hueso de Santa Florencia mártir, que data del siglo IV fue robado del Museo de la Catedral. Se trató de un hecho insólito que llamó la atención de los entendidos, dado que, a pesar de su alto valor religioso, los relicarios carecen de valor material.

El objeto sacro robado, explicó en la ocasión Roberto Salaberren, presidente de la Fundación Catedral, era una pequeña caja con forma de cenicero, de un dorado intenso, por lo que quien la robó debió suponer que sería de oro, cuando en realidad era de bronce.

Con todo y a pesar de su escaso valor material las reliquias son valoradas desde lo afectivo por los fieles y son muchas las que se conservan en La Plata, algunas de las cuales se remontan a los orígenes del cristianismo, según explicaron fuentes de la iglesia Sagrado Corazón, donde existe una capilla dedicada a esos objetos devocionales.

"Las reliquias suelen venir acompañadas por un documento que acredita su autenticidad, aunque hay otras que son muy remotas como la tela del manto de la virgen o de San Juan Bautista que se veneran por tradición y cuya autenticidad no está comprobada", explicaron en ese templo.

Carlos Rubio es sacristán de la iglesia Sagrado Corazón y dice que todavía hoy es posible encontrar devotos que llegan periódicamente hasta esa iglesia y específicamente hasta esa capilla para venerar a las reliquias.

Con todo, se destaca que la devoción por estos objetos no es en estos tiempos comparable con la de otras épocas: "Por sus características, las reliquias hoy chocan un poco con la sensibilidad de los fieles, sobre todo los más jóvenes".

La devoción por las reliquias, que se remonta al siglo IV de la era cristiana generó a finales de ese siglo una ola de "descubrimientos, falsificaciones, robos y ventas de tesoros santos", que se extendió durante los años de las cruzadas, según cuenta Paul Johnson en su "Historia del Cristianismo". En algún momento, en el apogeo de esa devoción se les atribuyeron poderes curativos y milagrosos.

Si bien esas épocas quedaron muy atrás, reconocen en el Sagrado Corazón, "la cantidad de reliquias que posee un templo sigue distinguiendo a una iglesia de una basílica".

En ese templo se afirma que la importante colección de reliquias existente allí se debe a la devoción de los sacerdotes salesianos que se ocuparon de conseguir las reliquias y a la constante presencia de misioneros italianos que facilitaron la provisión de este tipo de objeto de veneración.

También se indica que casi todas las iglesias platenses poseen sus reliquias, aunque no siempre exhibidas: algunas se conservan en el interior de los altares y hasta existen casos de algunas de ellas que no están identificadas y que "nadie sabe realmente a quien corresponden".

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...