Estimado lector queremos agradecer el interés que usted muestra por nuestros artículos.

Cualquier sugerencia que tenga para mejorar la calidad de la información que brindamos todos los días del año será bienvenida.

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Pronóstico  La Plata, Bs. As.
Temperatura: 20 °C
Nublado
Humedad: 60 %
18.8.2017

Gimnasia, con un encendido Vargas, lo goleó a Central

Con tres en 6' del uruguayo, demostró que aún sigue vivo

Recomendar artículo Imprimir artículo
ROSARIO (Enviado especial).- Con un Gonzalo Vargas encendido (hizo tres goles en seis minutos) Gimnasia le caminó por arriba anoche a Rosario Central y se demostró a sí mismo y también a su gente que sigue vivo y que tiene reservas anímicas y futbolísticas para aspirar a cosas más importantes.

El equipo de Troglio, que había marcado diferencias muy claras en el primer tiempo, liquidó el pleito en el complemento, cuando su rival jugaba con un hombre menos por la expulsión de Diego Calgaro (fue con planchazo sobre Escobar) y terminó siendo dueño y señor del juego en el Gigante de Arroyito.

Sin puntos bajos en el plano individual, pero con varios que rayaron a gran altura, Gimnasia pudo con el conjunto "canalla" luego de diecisiete años sin poder festejar en ese reducto, y lo hizo a través de una actuación tan contundente como convincente.

Gimnasia venía ganando el partido por puntos pero, se sabe, en fútbol hay que ganar con goles, y lo pudo hacer en el segundo tiempo en donde el equipo apareció con todas las luces encendidas.

El oportunismo y la capacidad goleadora de Vargas fue clave en esta victoria mens sana. El uruguayo facturó apenas arrancó el segundo tiempo. Se jugaba el minuto 5 cuando el rosarino Escobar pasó al ataque con una corajeada notable, la pelota se desvió en un rival y derivó hacia Vargas que, sin dudar, despidió un potente remate que pegó en el travesaño y llegó a la red.

Cuatro minutos después volvió desnivelar el "Tornado". Bien habilitado sobre la izquierda por Cervera, se perfiló bien y sacó un remate cruzado de zurda que se le metió a Ojeda contra su palo izquierdo.

Central estaba groggy, sin atinar a ninguna reacción, Gimnasia, jugando con autoridad, lo desbordaba por todos lados porque había monopolizado la pelota y lo impulsaba un afán de jugar en función ofensiva digna del mejor elogio.

Y el tercero, entonces, llegó por simple decantación de lo que estaba ocurriendo en el campo de juego, y luego de que Ojeda le ahogara otro grito de gol a Vargas, manoteándole una pelota cruzada de izquierda a derecha que llevada destino de red.

Goux, a los 11', metió un pelotazo de emboquillada hacia la izquierda, cargaron bien habilitados Cervera y Vargas, pero el uruguayo, para cerrar una noche impecable y quedarse con la puntuación más alta, llegó primero y con un toque alto de zurda clavó la pelota arriba, cerca del ángulo superior derecho de un impotente Ojeda.

Después siguió siendo todo de Gimnasia. Navarro Montoya siguió siendo un espectador privilegiado del partido mientras que el equipo se manejaba con absoluta propiedad, apoyándose en el excelente trabajo que tuvieron Escobar y González en la recuperación, en el manejo afiatado y punzante de Lobos y en las subidas de Cabrera y Licht por los costados.

El fondo tampoco mostraba fisuras y, en cada arranque, parecía que el cuarto gol estaba al caer.

Gimnasia exhibió una superioridad absoluta del primer al último minuto, y en el primer tiempo pudo haber marcado alguna diferencia (un remate largo de Cabrera pegó en el palo izquierdo y Goux, en el rebote, mandó la pelota increíblemente por arriba del travesaño, y luego, tras un centro de Cervera desde la derecha, Vargas le pegó de zurda entrando por el otro lado y la pelota pegó en la parte exterior de la red). Su dominio lo plasmó en el marcador en la segunda mitad, cuando el rival jugaba con uno menos y cuando, de pronto, encendió el "Tornado" y lo barrió completamente al equipo de Cuffaro Russo.

Más allá de los tres goles de Vargas, Gimnasia jugó su mejor partido del Apertura, cortó una racha de dos derrotas consecutivas, ganó en Arroyito después de 17 años y, fundamentalmente, demostró que está vivo y lo hizo con buen juego y contundencia. ¿Qué más se le puede pedir?

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...