Estimado lector queremos agradecer el interés que usted muestra por nuestros artículos.

Cualquier sugerencia que tenga para mejorar la calidad de la información que brindamos todos los días del año será bienvenida.

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Pronóstico  La Plata, Bs. As.
Temperatura: 20 °C
Nublado
Humedad: 60 %
18.8.2017

Gimnasia lo hizo posible con reacción espectacular

Transformó un 0-2 en un heroico e inolvidable 3-2

Recomendar artículo Imprimir artículo
Un equipo tiene que estar muy bien de la cabeza y muy persuadido y convencido también en lo futbolístico para superar un trance tan duro como eludir anoche Gimnasia, en el Bosque.

Lo hizo ante San Lorenzo, que lo golpeó fuerte antes del primer cuarto de hora, en donde se puso 2 a 0 con tres llegadas, sin arriar nunca las banderas del esfuerzo y corrigiendo sobre la marcha un desacople defensivo que lo tuvo a mal traer en el comienzo, y que el rival supo explotar.

Sin renunciar a jugar siempre, pero también a meter y correr, sin sufrir ninguna mella anímica por los goles de Lavezzi y Peirone, el equipo de Pedro Troglio siguió muy metido en su tarea y se fue al descanso empardando el resultado con aciertos de Delorte y Gentiletti, y con ambas hinchas aplaudiendo a rabiar celebrando el primer tiempo que brindaron repleto de gritos y de un admirable empuje y vibración.

Después, en el arranque del complemento, le pagó a San Lorenzo con su misma medicina, ya que al minuto nomás Delorte, con otro cabezazo, estampó el 3 a 2, y el juego siguió con el mismo ida y vuelta intenso, por lo que los protagonistas le regalaron a la gente un bonus track que, sin duda, se agradece.

Los doce puntos que ganó Gimnasia en estos últimos cuatro partidos tienen su justificación en la madurez que ha conseguido el equipo, que asoma más consolidado y convencido. Hace un mes atrás parecía que estaba en la deriva, hoy está arriba en la tabla y mejorando sensiblemente sus números en cuanto al promedio. La mano del técnico resulta evidente.

San Lorenzo, que venía golpeado, dejó anoche también el resto y por eso generaron un partido de fútbol como hacía un largo rato no se veía por estos lados.

Y El Ciclón aprovechó las fragilidades que mostraba el local por su flanco izquierdo, en donde Gentiletti y Licht no acertaban en la marca ni podían con la velocidad de Lavezzi.

Al minuto se filtró por derecha Peirone, Navarro Montoya le tapó el remate, y el rebote le quedó a Lavezzi que cruzó la pelota al palo derecho.

Gimnasia no sintió el impacto y siguió en lo suyo. Soltando a Cabrera y Licht y apoyándose en el juego que aportaba el movedizo Lobos. Mientras que Vargas y Delorte, con movilidad y actitud, le desnudaban también problemas al fondo azulgrana.

Sin merecerlo en el juego, la visita llegó al segundo gol. Coudet levantó un centro largo desde la derecha que peinó Peirone adelantándose a San Esteban y puso la pelota contra el palo derecho, lejos del alcance de Navarro Montoya.

¿Partido liquidado? En absoluto. Gimnasia asimiló de pie el golpe y más tozudamente todavía siguió apostando a su juego. Y esa fidelidad tuvo un doble premio, ya que Delorte, de cabeza, ante un centro de Cabrera desde la derecha y una mala salida de Saja, achicó la diferencia. Y después, tras un tiro libre frontal de San Esteban y un borbollón en el área con Saja no pudiendo retener el balón, Gentiletti, de arremetida, mandó la pelota adentro con un derechazo corto.

Pero hubo muchas más emociones en ese primer tiempo. Como un par de atajadas notables de Navarro Montoya ante remates de Barrientos, A.González y Coudet, que sirvieron para retemplarle aún más el ánimo al equipo de Troglio.

Vale este dato: en esos 45', además de los cuatro goles, Gimnasia tuvo cinco chances clarísimas y San Lorenzo cuatro, nítidas. Para aplaudir.

En el arranque del complemento, al minuto, Gimnasia le pagó a San Lorenzo con la misma moneda, ya que Delorte, otra vez de cabeza, ante un centro de Licht desde la izquierda, estampó el 3 a 2, haciendo vibrar las graderías del Bosque.

Y el partido siguió igual. Con un ida y vuelta electrizante. Seguirían las atajadas de Navarro Montoya, vendría la expulsión de Walter García, por doble amonestación, el penal -claro- de Bottinelli a Valenti que falló Casado al estrellar la pelota contra el palo izquierdo de Saja, y el remate final de José Cardozo que fue a pegar en el travesaño, con el golero local vencido.

No hay espacio para volcar tantas emociones. Aunque queda el mínimo para decirle a Gimnasia y San Lorenzo, gracias por el fútbol...

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...