Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Pronóstico  La Plata, Bs. As.
Temperatura: 27 °C
Nublado
Humedad: 42 %
23.11.2017

Las últimas tendencias en decoración

Casa FOA 2006, mostró la remodelación de la vieja fábrica de galletitas y bizcochos Canale en Barracas, transformada en un conjunto de oficinas con servicios cinco estrellas

Recomendar artículo Imprimir artículo
Las últimas tendencias en decoración
Más de seis mil metros cuadrados del ahora denominado Palacio Lezama -frente al parque homónimo- albergaron los 54 estudios argentinos que ofrecieron espacios tan variados como peluquería, gym, fotogalería, ludoteca, bodega, estudio de fotografía y lobby además de los tradicionales loft, living, cocina, baños o spa.

Se vieron propuestas creativas, hechas con materiales novedosos y visiones diferentes, y esto tiene que ver con una tarea que FOA se propone cada año, para ayudar a encontrar el diseño propio.

La convocatoria en esta oportunidad fomentó la recuperación edilicia y el desarrollo de emprendimientos que estimulan el interés por conocer un lugar histórico de la ciudad; este edificio de 1910, protegido por el Area de Patrimonio del gobierno porteño, se convertirá luego en un complejo de oficinas y centro comercial.

En el corazón de este edificio modificado y transformado para este acontecimiento se pudieron apreciar unas enormes puertas metálicas que pertenecían al sector de la antigua panadería donde se vieron las "estufas" originales en las que se cocinaban los bizcochos y el pan dulce de la ex fábrica.

Los colores fuertes y variados fueron protagonistas también, como se reflejó en un espacio donde predominó el verde esmeralda, o un baño realizado por completo en tonalidades de rojo, o un spa azul, además de estar presentes en alfombras, objetos y muebles.

Un original sistema de torres -en un ambiente tipo galpón, signado por los colores sepia y berenjena- fue ideado por el estudio de iluminación de Rubén Amsel para alojar, en cubos transparentes, dieciséis sillas que fueron rediseñadas en base a modelos históricos.

"Traté a cada silla como a una obra de arte, por eso las encerré en estos cubos transparentes, mientras que las torres me permiten llevarlas al punto óptimo de visión. Debajo de cada una, subyace un espejo que rompe el piso visualmente", explicó Amsel.

La "Plaza de salida" es el nombre del espacio diseñado por el arquitecto Bruno Cariglino, con la colaboración de las decoradoras Agustina Rozzi y Nataya Cacciavillani, en el que revalorizaron los elementos esenciales de la arquitectura industrial de ese espacio.

Las tramas de hierro y de vidrio existentes fueron reproducidas en la retícula de los bancos de vidrio laminado blanco -iluminados desde adentro, y cambian de color- delimitando una pileta llena de plantas traídas de Corrientes, con hamacas de mimbre y música de fondo.

"Quisimos meter un poco de naturaleza y de verde en este edificio compacto, de muchos pasillos y cemento, pero lo más importante es que quisimos hacer un lugar público, un espacio que la gente utilice, y no que esté detrás de una baranda y sólo se lo pueda mirar. Es un lugar de reunión, de encuentro, donde uno puede sentarse o esperar a alguien, o hacer lo que quiera", explicó Cariglino.

Los pasillos señalizados de FOA condujeron también a un lobby de hotel donde se armaron tres áreas distintas (la de descanso, la de mostradores y un espacio de arte), según explicó Roberto Ingaramo, de Mayflower, "están divididas por las texturas de las paredes pero unificadas por el color blanco predominante".

Otra de las propuestas, un estudio de fotografía en escala reducida, en un espacio unificado por el color blanco, se compuso por un área para las tomas fotográficas -con la curva del infinito-, la zona de vestuario, el carro de maquillaje, un sillón de descanso y el escritorio de los retacodores, contó la arquitecta Mariana Lehrer, del estudio Gutman+Lehrer.

En el estudio de una artista, "La mersa" es el local que mezcló estilos y épocas, donde los objetos ocuparon el centro de la escena y donde predominaron los muebles recuperados y los objetos diseñados y creados con distintos materiales como piedra, madrea, metales, vidrio, resina y papel maché, aseguró la arquitecta Solange Bendjeunian de Bunge.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...