Estimado lector queremos agradecer el interés que usted muestra por nuestros artículos.

Cualquier sugerencia que tenga para mejorar la calidad de la información que brindamos todos los días del año será bienvenida.

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Pronóstico  La Plata, Bs. As.
Temperatura: 20 °C
Parcialmente nublado
Humedad: 60 %
24.9.2017
MAÑANA DEBUTA COMO CONDUCTORA EN LA MAMA DEL AÑO, UN CICLO QUE PRESENTARA A MUJERES QUE, COMO LA ACTRIZ, LUCHAN A DIARIO POR SUS HIJOS

Andrea Del Boca con garra de madre

El programa, que combina entretenimiento con contenido social, confirma un nuevo rumbo profesional y también la firme decisión de trabajar por los derechos de los niños, tal como hace desde su fundación

Recomendar artículo Imprimir artículo
Andrea Del Boca con garra de madre

Andrea nunca había querido ejercer el rol de conducta. Pero la nueva propuesta la convenció

La reina de las telenovelas se animó a reemplazar lágrimas de ficción por lágrimas verdaderas y así continuar apostando al cambio. Porque emoción no le va a faltar a La Mamá del Año, el programa que Andrea Del Boca conducirá a partir de mañana a las 19 por Canal 13. Será su debut como conductora, actividad televisiva que realiza por primera vez en sus casi cuarenta años de carrera. "Hacía tiempo que me estaba rondando la idea de acercarme a la gente fuera de un personaje", confiesa la protagonista de tantas y recordadas historias de amor. Pero el debut no es un ciclo cualquiera: aunque La Mamá del Año tendrá su costado de entretenimiento, servirá también para hablar de conflictos familiares en relación con la maternidad, cuestión que le toca de cerca y que la obligó a salir a los medios, oportunidad en la que mostró su garra de madre.

En varias oportunidades, diversos productores intentaron convencerla de que incursionase en la conducción, pero ésta es la primera vez que aceptó hacerlo. Según ella misma explica, porque el programa de Endemol conjuga el entretenimiento con un contenido más profundo y social, requisito excluyente para Andrea a la hora de aceptar la nueva propuesta. "En este caso, me atrajo mucho la parte social del programa que cuenta con un panel de especialistas que van a traernos un poco de luz sobre los temas que se vayan a plantear -explica-. Se va a conocer cuál es la problemática de cada caso dentro de la sociedad, qué soluciones hay o cuáles son las soluciones que deberíamos tratar de modificar desde la salud, la cultura e incluso la parte judicial. Y por otro lado, el programa tiene que ver con el entretenimiento, con los juegos, para darle un poco de distensión a la cosa."

Pero, lo que más pesó a la hora de tomar una decisión tan jugada como es dejar de lado por un tiempo a la actriz para volcarse a la conducción, fue el contenido del programa que tiene mucho que ver con su propia experiencia de vida a partir de la maternidad, no exenta de conflictos ni de momentos difíciles. La actriz luchó mucho para sobrellevarlos e intentó atravesar los obstáculos con una mirada positiva, actitud que también plantea el ciclo y que fue una variable de peso cuando apareció su nombre como posible candidata a conducirlo. "No creo en las casualidades -declara Del Boca-. El hecho de ser madre me colocó en otro lugar en mi vida y permitió que el público me viera más como mujer y no tanto como 'Andreíta'. Creo que lo que más me va a acercar a las mamás es la preocupación de que nuestros hijos sean felices y crezcan bien. No me siento como la conductora. Me siento como una mamá más."

Entre sus palabras aparecen, sin ser mencionados en forma directa, los desencuentros que tuvo con el padre de su hija Anna y que los enfrentó en más de una ocasión en Tribunales. Haber atravesado situaciones límite, la convierte en una conductora no sólo con las aptitudes histriónicas de una actriz para llevar adelante un ciclo de tales características, sino con crédito y autoridad para hablar de ciertas cuestiones. "El hecho de estar hace tantos años en esta carrera hace que de alguna manera sea parte de la familia imaginaria de cada uno de los espectadores. Yo me siento cerca de la gente y la gente me lo demuestra en su apoyo cotidiano. Tal vez sería más difícil si el programa lo condujera una persona que no fuese mamá, o que no fuese una mamá como en mi caso que, como se sabe, he defendido mucho mi maternidad. Me parece que eso a uno lo acerca más a la gente".

Con un especial brillo en los ojos cuenta que Anna le preguntó si en este nuevo trabajo iba a tener que dar muchos besos. "No, acá no hay galán", le explicó Andrea, sorprendida por su comentario. Y Anna respondió, aliviada: "¡ah, qué bueno!". Esta es sólo una anécdota de las situaciones que le tocan vivir con su pequeña hija, dada su condición de personaje público. "Creo que en un punto, Anna está orgullosa del trabajo de su mamá -manifiesta-. No lo vive mal ni lo vive con celos ni competencia. Quizás tengo la suerte de que mi hija puede saber dónde estoy. Cuando estaba haciendo una novela o en el caso de High School Musical, venía y veía dónde estaba. Creo que eso a los chicos les da tranquilidad: saber dónde está la mamá".

Su nuevo rol de conductora se desprende también de su decisión de abrir su abanico de posibilidades profesionales que comenzó el año pasado con la interpretación de un papel dramático en Mujeres Asesinas (ver recuadro), su intervención como jurado en un reality show -High School Musical- y el inicio de su propia productora. "Esto tiene que ver con los momentos internos de uno. Hay momentos en los cuales uno siente que ese traje te va más y me pasó el año pasado con Mujeres Asesinas y ahora con la conducción". Este año también participará en la película de HSM.

Un factor determinante para el cambio fue quizás la seguidilla de reveses profesionales que significaron sus papeles protagónicos en Gladiadores de Pompeya y en Sálvame, María. En el primer caso, la historia que prometía mucho pero que duró tan sólo un mes en el aire, con cambios de horario y en el argumento que precipitaron su final prematuro.

En el segundo caso, la telenovela que produjo Red Lojo S.A., extinta empresa de Jorge Rodríguez en coproducción con San Luis Cine, terminó en forma conflictiva, con acusaciones de faltas de pago, estafa y cheques sin fondo de por medio. "Uno a veces se equivoca porque hace cosas -explica en referencia a dichos trabajos-. Yo prefiero equivocarme porque hago cosas y no porque no hago nada. A veces los artistas nos tenemos que hacer cargo de las responsabilidades de otros."

Esta actitud de ir al frente antes que permanecer en la inacción ante la incertidumbre, la llevó a poder capitalizar las situaciones adversas y sintió que era el momento de ampliar su horizonte. Fue cuando resolvió poner su propia productora con la que piensa realizar sus próximas telenovelas. Entre ellas, proyecta la segunda parte de Perla Negra, que iba a comenzar el año pasado pero que fue postergada debido a los complicados momentos que atravesó la ficción en los últimos tiempos. "Creo que todo es cíclico. Confío en que la situación con los programas de ficción mejore para poder comenzar con este proyecto tan importante para mí", comenta la protagonista de tantos éxitos como Papá Corazón, Andrea Celeste, Celeste, Siempre Celeste, Perla Negra y El Sodero de mi Vida, entre muchos otros. "Mi objetivo es generar un espacio para que otros artistas puedan mostrar el talento que tienen, no solamente aquí sino a nivel internacional -agrega-. Generar un espacio de ficción con calidad internacional, como alguna vez lo supimos hacer y también lo supimos perder por no tener continuidad."

Pero no sólo el ámbito laboral fue el que eligió para transitar esta nueva etapa de la vida, más activa, emprendedora y comprometida socialmente. También sintió que era el momento de devolverle a la gente todo el cariño que le brindó a lo largo de su carrera y hoy preside la Fundación Andrea Del Boca, dedicada a la defensa de los derechos de los niños como el derecho a la vida, al nombre, a la salud, la educación y a la no explotación.

"Cuando hace tantos años que uno está en un lugar privilegiado en el cual el público te ha puesto, de alguna manera, uno tiene que devolverle a la gente todo lo que le ha dado. Entonces siento que el ser una persona conocida quizás me abra puertas como para que ciertas personalidades me puedan recibir y puedan escucharme. Yo solamente soy ese nexo", dice y confiesa que fue la flamante Presidenta de la Nación, Cristina Fernández, quien le sugirió la idea de crear una fundación.


También cuenta que recibió una propuesta para dedicarse a la política, pero admite que no es el camino que quisiera seguir: "Prefiero ayudar desde otro lugar. Creo que cada vez más, los artistas en el mundo estamos tratando de tomar esa responsabilidad. Nadie está libre de que en cierto momento le toquen vivir experiencias difíciles. En mi caso, hay temas que me han tocado vivir como ser humano y obviamente conozco ese dolor, entonces me involucro mucho más y trato de que mi hija no viva en una isla sino que crezca en una sociedad donde todos los chicos tengan las mismas posibilidades".

Lejos de aquella niña de Papá Corazón, que veía al mundo con inocencia y encantaba al público argentino con su carisma y desenvoltura, y hoy convertida en una mujer hecha y derecha, luchadora y con los pies sobre la tierra, no pierde sus ilusiones y espera con ansiedad su debut para mañana, con el agregado de que se trata de un programa en vivo. "Si bien estoy ansiosa, estoy feliz, como un chico con juguete nuevo. Tengo ganas de empezar ya, de vivirlo y de disfrutarlo", lo dice con emoción, consciente de que no podrá evitar sentirse conmovida ante aquellas historias de vida que se acerquen tal vez a la de ella, desde la similitud de las vivencias o desde la profundidad de los sentimientos.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...