Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Pronóstico  La Plata, Bs. As.
Temperatura: 12 °C
Parcialmente nublado
Humedad: 56 %
24.11.2017

Trasladarse, una odisea para los discapacitados platenses

El transporte motiva más del 80% de los reclamos en las ONG's que los nuclean. Piden micros adaptados

Recomendar artículo Imprimir artículo
Trasladarse, una odisea para los discapacitados platenses

Norma Ramal y Claudio Bologna, dos de los vecinos en silla de ruedas que desde Los Hornos reclaman micros adaptados

Remar es un término que en la jerga de los discapacitados define al acto de movilizarse con esfuerzo de un punto a otro a bordo de una silla de ruedas a fuerza de brazadas. Claudio Bologna no sólo usa mucho la palabra, sino también el mismo acto de remar. Y no porque quiera: lo hace por obligación. Bologna, que nació y creció en Los Hornos y perdió la movilidad de sus piernas a los 37 años a partir de un accidente doméstico, hoy que tiene 43 enumera varias "remadas" célebres de las que fue protagonista y que asombran a los propios discapacitados. El relato de una de ellas alcanza como muestra: lo llevó desde su casa hornense hasta una clínica del centro de La Plata. Más de una hora de silla, que ante la discontinuidad de las rampas tuvo que hacer, como tantas otras veces, por la calle, atento al paso de los vehículos. No fue por elección. Ese día no tenía cómo llegar a la clínica donde tenía turno. Los amigos habituales no podían llevarlo. Y Bologna carecía del dinero necesario para pagar un remise de ida y vuelta porque, como la mayoría de los discapacitados, tiene serios problemas para conseguir trabajo.

Clic para ampliarLa magnitud del viaje de Bologna puede asombrar a sus pares, pero no los motivos. Los problemas de los discapacitados para acceder al transporte en nuestra ciudad son graves y condicionan seriamente su integración, dicen en las entidades que los nuclean. Según las estimaciones que de ellas surgen en la ciudad hay alrededor de 72.000 personas con distintas formas de discapacidad. Entre el 85 y el 90% de los reclamos que hacen llegar a las ONG's tienen que ver con cuestiones vinculadas al transporte.

Angela de Alegre tiene una larga trayectoria como dirigente de entidades de discapacitados en La Plata, donde durante muchos años fue presidente de INADI. Hoy integra Inclusión International, una entidad mundial defensora de los derechos de discapacitados con sede en Bélgica y afirma: "los derechos de los discapacitados se asientan sobre tres patas indispensables, definidas por la Organización Mundial de la Salud: la prevención, la rehabilitación y la equiparación de oportunidades. En nuestra región las tres son mejorables. El problema del transporte es una parte dentro de un cuadro general de deficiencias que afectan a los discapacitados. Y golpea de lleno en la tercera de estas patas".

En las entidades que nuclean a discapacitados se cuentan numerosas historias de personas con algún tipo de discapacidad que se vieron obligadas a dejar sus estudios o su rehabilitación por no contar con medios de transporte para hacerlo o bien por no poder afrontar la fuerte erogación que supone el pago cotidiano de taxis o remises.

En este problema se enmarca un reclamo iniciado por vecinos de Los Hornos que se movilizan en sillas de ruedas, quienes preparan una carta para presentar ante autoridades reclamando micros adaptados para el barrio. Según reza esa carta "la ley 24.314, modificatoria de la 22.431 sancionada en marzo de 1994 establece tender a suprimir las barreras en los medios de transporte y dotar a éstos de piso antideslizante y espacio para ubicación de bastones, muletas, sillas de ruedas y otros elementos de utilización por tales personas. Sin embargo, eso no se cumple".

Consultado por este diario, el titular del área de transporte de la comuna, Federico Núñez, descartó que los pliegos de las actuales concesiones establecieran plazos para adaptar el parque de colectivos a las necesidades de los discapacitados. Con todo, reconoció que la ausencia de coches adaptados genera reclamos de las personas afectadas y de las entidades que los nuclean e indicó que es una de las cuestiones pendientes en materia de transportes en la región.

"Hay varias prioridades en cuestión del transporte de colectivos y una de ellas es la cuestión de la renovación del parque de vehículos. Lo que se está buscando es conseguir financiamiento para que se puedan renovar unidades y que en el marco de esa renovación se exija la incorporación de algunos vehículos adaptados a los discapacitados", dice Núñez.

Con todo, el funcionario indicó que no existe en la actualidad ninguna normativa que exija la incorporación de estos vehículos.

Las unidades que reclaman los discapacitados motores platenses son similares a las que actualmente funcionan en la ciudad autónoma de Buenos Aires, que cuentan con rampa deslizante para salvar la distancia entre el vehículo y la vereda, que poseen además piso super bajo y con espacios interiores aptos para ubicar una silla de ruedas, bastones o los elementos que sean necesarios para el desplazamiento de los discapacitados.

Según Núñez, esos vehículos cuestan en el mercado alrededor de un 30% más que los convencionales y actualmente funcionan sólo en Buenos Aires.

LA MOVIDA EN LOS HORNOS

"En la nota lo explico muy claro: no pedimos un colectivo para ir a pasear, sino uno para ir al hospital", dice Claudio Bologna, uno de los vecinos en silla de ruedas que encabezan una movida en Los Hornos para lograr que pasen colectivos adaptados para sillas de ruedas. Pero Norma Ramal, otra de las vecinas que impulsa el reclamo no está muy convencida del argumento: "¿Y si fuera para pasear qué? ¿Acaso no tenemos derecho?"

Para una u otra cosa, en lo que coinciden los vecinos del barrio es en la necesidad de contar con un vehículo con esas características. La idea se le ocurrió a Claudio Bologna, después de tener que abandonar su rehabilitación por no conseguir cómo llegar a la clínica de Hernández donde la estaba haciendo. En pocos días logró nuclear a alrededor de 15 personas del barrio que se movilizan en silla de ruedas para pedir lo mismo.

La respuesta no lo sorprendió: "los micros adaptados son necesarios para todos los que tenemos alguna discapacidad, porque no hay presupuesto que resista tanto taxis y remises, más allá de que los taxis muchas veces no nos quieren llevar para no cargar las sillas, lo que representa un problema más que agrava la posibilidad de los discapacitados de trasladarse", explican.

Por su parte, Angela de Alegre pone el acento en la necesidad de crear conciencia: porque los micros adaptados hoy son necesitados por alrededor de 72.000 personas en la región. "Pero los discapacitados son cada vez más como consecuencia de la creciente incidencia de los accidentes de tránsito, la pobreza y los embarazos prematuros", indica.

72.000

Es el número de personas con alguna discapacidad que vive en La Plata, según las estimaciones de las ONG que los nuclean en la región, donde se destaca que ese número tiende a crecer a causa del impacto de los accidentes de tránsito, la pobreza y los embarazos prematuros.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...