Publicado en Edición Impresa:  Información General
Opinar
 domingo | 04.10.2009  Actualizado: 07:36

VIOLENCIA CONTRA LA MUJER
La agresión, en clave tecnológica 
Advierten que crece el acoso y el hostigamiento a través de celulares e internet
Por OMAR GIMENEZ

El primer llamado la sorprendió. En medio del vértigo cotidiano no entendió por qué un desconocido llamaba a su teléfono interesado en servicios sexuales. Después de ese llegó otro llamado. Y otro. Y otro. Hubo alguno de los desconocidos que reveló que el número del celular lo había conseguido en una página de internet y le dio la dirección. Cuando la mujer entró al sitio, le costaba salir de su sorpresa: allí estaba la foto de su cara, agregada a la del cuerpo desnudo de otra mujer, en pose sugerente y en un portal donde se ofrecía sexo. Junto a la foto, su número de celular y su correo electrónico. La investigación para encontrar al responsable, la llevó hasta su ex esposo y padre de sus hijos, con quien por esos días compartía más de una desavenencia en el marco de un trámite de divorcio.

Dafne Plou es coordinadora regional del Programa de Apoyo a las Redes de Mujeres de la Asociación para el Progreso de las Comunicaciones -una ONG internacional con status consultivo en la ONU- y cuenta que ésta es apenas una de las historias donde aparecen asociadas la violencia de género y el uso de las nuevas tecnologías. Un problema que preocupa a las entidades que defienden los derechos de la mujer en todo el mundo, en las que perciben que son cada vez más los casos en que estos recursos tecnológicos son utilizados como facilitadoras de hostigamientos, abusos y mecanismos de control por parte de varones golpeadores.

Esta preocupación motivó que recientemente se presentara un proyecto de ley en el Congreso para penar el acoso sexual por Internet cuando las víctimas son menores de edad, mientras se brega porque se reglamente la ley 26.485 de Protección Integral de las Mujeres, que contempla las figuras de las violencias "simbólica" y "mediática", aplicables a casos de hostigamientos y acosos perpetrados a través de nuevos medios de comunicación.

Clic para ampliarEl tema fue uno de los mencionados en un encuentro organizado esta semana por Amnistía Internacional de Argentina, donde se indicó a su vez que al menos una mujer cada tres días muere en el país como consecuencia de la violencia de género y se reclamó la pronta reglamentación de la ley antes mencionada (ver aparte).

Allí se indicó que, aunque resulta difícil cuantificarlo -muchas veces también denunciarlos y detectar a sus autores- se percibe como creciente el número de casos de agresiones a mujeres a través de medios como Internet y los celulares, mientras que tecnologías como las cámaras web, los software espías y hasta los sistemas de seguimiento satelital (GPS), aparecen asociados con más frecuencia al accionar de quienes ejercen diferentes formas de violencia contra la mujer como métodos de control y vigilancia.

¿Cómo prevenir?: desde esas entidades se indica que la clave está en no hacer un uso ingenuo de la tecnología, usar buenos softwares de seguridad y en el caso de la mujer víctima de maltrato que busca salir de la situación de violencia, saber qué puede estar siendo vigilada y tomar recaudos.

"HACER VISIBLE EL PROBLEMA"

Un trabajo elaborado en el marco del Programa de Apoyo a las Redes de Mujeres y escrito por la malaya Jaclin Kee, advierte sobre la necesidad de prevenir a las mujeres de esta tendencia y de "hacer visible el papel facilitador de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación en nuevas problemáticas que enfrentan las organizaciones de mujeres a nivel mundial, tales como la proliferación de la pornografía, el acoso mediante mensajes de texto y el uso de estas tecnologías por parte de los golpeadores".

En ese trabajo se destaca que "la tecnología se está convirtiendo en parte integral de las prácticas de maltrato" y se describen, con el objeto de alertar a mujeres usuarias de estos recursos, algunos de los métodos utilizados por hombres violentos para mantener bajo su control a sus víctimas. En tal sentido, se destaca el uso de software espía, presente en el mercado y que permite al abusador saber cómo usa el teclado su víctima, incluyendo su actividad en el correo electrónico y la navegación por Internet.

Clic para ampliarDel mismo modo se destaca el uso de configuraciones específicas de teléfonos inalámbricos para captar sonidos próximos y escáneres capaces de interferir conversaciones hechas con teléfonos celulares. La violación del correo electrónico, el uso de cámaras web y de equipos de GPS también aparecen asociados a actividades de control ejercidas por hombres violentos sobre sus víctimas, según detalla el informe.

EN EL AMBITO LOCAL

El problema es conocido en el ámbito local, donde ya genera medidas de prevención en entidades defensoras de los derechos de las mujeres víctimas de violencia. Según relata Darío Witt, fundador del refugio para mujeres golpeadas Casa Abierta María Pueblo, "desde hace un año y medio tomamos la medida de que, cuando llega una mujer en emergencia le sugerimos que se separe de su teléfono celular por un tiempo". ¿La razón?: "es muy común que, una vez que la mujer logró escapar de la situación de violencia, quizás después de muchos años, el hostigamiento siga a través de los mensajes de texto intimidantes. En estos casos, el hostigamiento no sólo es intenso, sino que muchas veces es efectivo y el agresor logra que la mujer vuelva de esa forma al circuito de la violencia".

En María Pueblo conocen casos como el vivido por una mujer que logró escapar de una situación límite de violencia doméstica con dos de sus hijos y desde ese momento comenzó a recibir llamados de su agresor, que amenazaba con tomar represalias con otro de los hijos -que en la urgencia por huir había dejado en la casa-, si la mujer no volvía.

Witt cuenta otro caso: el de una mujer que vivía encerrada en una habitación, a merced de su agresor, en el interior de la Provincia y logró conectarse con la entidad a través de mensajes de correo electrónico en los que se percibía su alto grado de angustia y la desesperación.

"Establecimos un contacto inicial y cuando menos lo esperamos era él el que se comunicaba con nosotros a través de amenazas y a través de la misma dirección de correo. Era evidente que tenía alguna forma de control sobre su correo electrónico y había descubierto sus pedidos de auxilio. El caso finalmente se resolvió, pero revela cómo muchas veces la mujer se mueve en el mundo virtual sin saber que su agresor busca ejercer un control de sus actividades también en ese campo", dice Witt.

El uso de las nuevas tecnologías también ha favorecido a quienes defienden los derechos de las mujeres víctimas de violencia y uno de los datos que lo pone en evidencia es el crecimiento del número de páginas difusoras de información preventiva sobre el tema, que ya suman 24.880 sitios en todo el mundo y muestra un incremento de un 37% en los últimos seis meses. Pero no se trata de un crecimiento sin obstáculos: se estima que el 15% de las entidades de defensa de los derechos de las mujeres que tienen espacios en Internet ha padecido alguna forma de acoso, incluidos los bloqueos y los virus dirigidos.

NOTAS RELACIONADAS

Una muerte cada tres días
TAMAÑO DEL TEXTO

ampliar | reducir
IMAGENES
En el teléfono de emergencias 911 se reciben más de 500 llamados por día vinculados a casos de violencia doméstica
En el teléfono de emergencias 911 se reciben más de 500 llamados por día vinculados a casos de violencia doméstica


 © Copyright 1998-2009 El Día S.A.
Póngase en contacto con nosotros Contáctenos | Página de Inicio | Mapa del Sitio | Versión Palm
Logotipo del Internet Advertising Bureau Miembro del IAB. Internet Advertising Bureau Logotipo de Certifica Metric Sitio auditado por Certifica Metric
ElDia.com