Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Pronóstico  La Plata, Bs. As.
Temperatura: 11 °C
Despejado
Humedad: 85 %
11.12.2017
SALUD

Es posible detectar hasta diez años antes enfermedades coronarias y diabetes

Con un simple análisis de laboratorio el Síndrome Metabólocio se puede diagnosticar precozmente

Recomendar artículo Imprimir artículo
El Síndrome Metabólico, causante de enfermedades coronarias y diabetes, puede anticiparse detectándolo mediante simples análisis de laboratorio, según destacaron los especialistas.

La vida sedentaria, el estrés, y una mala alimentación, provocan deterioros en la salud de la población moderna.

En la Argentina, el 42 por ciento de los mayores de 60 años padece de Síndrome Metabólico, una asociación de alteraciones clínicas y metabólicas, que pueden aparecer simultánea o secuencialmente en un mismo individuo, y que aumenta la probabilidad de padecer enfermedad coronaria y diabetes pero que, a través de un diagnóstico sencillo, puede prevenirse.

Si bien el mayor porcentaje de los afectados por el Síndrome Metabólico se da en adultos mayores, se observa un incremento del síndrome en jóvenes, adolescentes y niños, alcanzando un 8 por ciento en el segmento de entre 20 y 29 años.

"Debido a los malos hábitos de alimentación y escasa actividad física, la edad de los candidatos a padecer de Síndrome Metabólico ha bajado considerablemente", explicó el bioquímico Guillermo Rossi.

El especialista detalló que "en la actualidad, el grupo de riesgo está situado en torno a los 35 años y han aumentado los casos de niños y adolescentes que lo padecen".

DIAGNOSTICO TEMPRANO

No obstante, el Dr. Rossi destacó que, a través de un diagnóstico temprano y preciso, puede anticiparse hasta diez años antes un proceso prediabético.

"Si tenemos en cuenta que la insulino resistencia sería un parámetro que anticiparía en no menos de diez años el advenimiento de un proceso prediabético, el rol del diagnóstico bioquímico en la prevención de este síndrome adquiere una trascendental importancia", añadió.

Para que el diagnóstico del Síndrome Metabólico sea completo, se requiere de un estudio integral del paciente en sus niveles antropométricos, clínicos y bioquímicos.

Así, además de evaluar peso y tensión arterial del paciente, el análisis bioquímico analizará no sólo los valores de triglicéridos y colesterol, sino también glucemia, uricemia, insulina basal y THS.

"La investigación bioquímica juega un rol fundamental para confirmar la sospecha clínica, punto de inicio del diagnóstico de Síndrome Metabólico, así como también de patologías asociadas como hipotiroidismo, Síndrome de Cushing e hiperuricemia", señaló Rossi.

RESISTENCIA A LA INSULINA

El Síndrome Metabólico (SM) ó Síndrome X - llamado así por primera vez en 1988 por el científico norteamericano Gerald Reaven - puede atribuirse a la combinación de factores genéticos y ambientales, asociados al estilo de vida, en los que la resistencia a la insulina es considerada el componente patogénico indiscutible.

Reaven detalló cinco consecuencias de esta resistencia a la insulina, todas ellas relacionadas con un mayor riesgo de enfermedad coronaria.

Esas consecuencias son la resistencia a la captación de glucosa mediada por insulina (aumento de glucosa en sangre); hiperinsulinemia (aumento de insulina en sangre); aumento de triglicéridos en sangre; disminución del colesterol de las HDL; e hipertensión arterial.

ESTRES E INFARTOS

Por otra parte, un estudio realizado por investigadores canadienses e israelíes ha establecido un estrecho vínculo entre el estrés y los ataques al corazón, y que las señales se pueden encontrar en el cabello de los individuos.

La investigación, publicada en la revista Stress por el doctor Gideon Koren, de la Universidad de Western Ontario en Canadá, reveló que los cabellos registran los niveles de cortisol, una hormona segregada cuando las personas se encuentran sometidas a grandes niveles de estrés, durante largos periodos.

Koren dijo que un cabello humano de seis centímetros puede almacenar los niveles de cortisol ocurridos durante un periodo de seis meses, lo que convierten el pelo en "un marcador biológico del estrés crónico".

El estudio se realizó en el Centro Médico Meir de Israel analizando muestras de cabello de 56 varones que habían sufrido ataques al corazón o infartos de miocardio y otros 56 varones sin problemas cardiacos.

La investigación comprobó que los cabellos de los enfermos de corazón registraron elevados niveles de cortisol tres meses antes de los ataques.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...