Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Pronóstico  La Plata, Bs. As.
Temperatura: 27 °C
Nublado
Humedad: 42 %
23.11.2017
RECUPERARON UN GALPON ABANDONADO

Parque Saavedra tiene su rincón para la literatura

Se trata del espacio infantil "Del otro lado del árbol", creado en homenaje a una niña de 5 años que falleció recientemente

Recomendar artículo Imprimir artículo
Parque Saavedra tiene su rincón para la literatura

En el parque cerrado se recuperó un galpón para crear un espacio de literatura infantil Madres, tías, abuelas y colaboradoras conforman la estructura de esta singular propuesta

"Del otro lado del árbol", un cuento de la francesa Mandana Sadat, era el libro preferido de Pilar, una nena que murió, a los 5 años, de cáncer. "Pili" conocía la obra de memoria porque, fascinada, les hacía leer a sus padres, una y otra vez, la historia de ese bosque en el que había una cabaña, una bruja y un árbol gigante donde una niña se refugiaba. Igual que en el relato, en el Parque Saavedra, frente al Hospital "Sor María Ludovica" donde se atienden diversas enfermedades infantiles, hay un lugar que parece encantado: una biblioteca que se llena de chicos que van a leer o a escuchar lecturas narradas por los adultos.

El espacio se llama, en recuerdo de Pilar, "Del otro lado del árbol" y allí se reproducen, de alguna manera, la cabaña y el árbol, viejo e inmenso, a unos pocos pasos de donde se arremolinan los nenes. Está en el parque cerrado, con salida por la calle 14. En vez de brujas, hay madres, tías, abuelas y está el "alma mater" del lugar, Paula Kriscautzky, la mamá de "Pili", que falleció en enero pasado después de unos meses de haber sido detectada la enfermedad y que pasaba por el lugar -hasta entonces abandonado- cada vez que iba a la consulta médica del Hospital de Niños.

Paula es maestra. También es madre de Santiago (15) y Clara (12), que están tan comprometidos como ella y como el padre de la nena, el "Vasco" Andicoechea, en recrear el ámbito infantil que de alguna manera imaginó su pequeña hermana. El 12 de enero pasado, cuando la chiquita falleció, Paula cruzó al Parque con todo su dolor. La casilla junto al árbol era un galpón abandonado, tapado por la basura y ganado por la desidia. Pensó en lo que Pilar repetía cada vez que concurría al Hospital. "¿Por qué además de remedios acá no hay cuentos y crayones?", preguntaba. El 2 de abril, el día en que hubiera cumplido 6 años, se inauguró la biblioteca, después de limpiar, pintar, construir un deck y dejar el lugar -gracias al esfuerzo de la comunidad del barrio- como una casita de cuentos.

REDES SOCIALES

Clic para ampliarLas redes sociales hicieron lo suyo. Desde el Facebook se apeló a la ayuda de la gente y se invitó a las personas que quisieran colaborar con la iniciativa a adquirir un volumen de literatura infantil en una librería y acercarlo a la incipiente y particular biblioteca. Ya en plena marcha, de lunes a viernes de 9.30 a 18, y los sábados a partir de las 14, los chicos que se acercan tienen a su alcance, como un tesoro, canastos cargados con coloridos tomos donde encuentran la historia que buscan.

En un ambiente acogedor, cargado de colores y de móviles que cuelgan del techo, Gladys Silva espera a que la pequeña Sara, su nieta, se decida. La nena revuelve entre los cientos de libros antes de elegir cuál quiere que le lea la abuela. Enfermera de la sala 29 del Hospital de Niños se entretiene conversando con otros chicos, porque algunos, como Sebastián -13- fue paciente suyo. "La traigo después de la escuela, porque le encanta este lugar, y yo de paso me encuentro con chicos que conozco desde hace tiempo", cuenta la mujer.

Como si el lugar ejerciera algún tipo de magia sobre ellos, son los nenes, por sí solos, lo que descubren la casita. Tal es el caso de Juan Manuel, un chico de 9 años de Los Hornos que los martes y jueves realiza una actividad extra curricular cerca del espacio verde y pide que a la salida su madre lo acerque al Parque. "El la encontró un día y quiere venir siempre. Se entusiasmó con los libros y a mí me parece una idea genial", dice Raquel Almirón.

Como "La Casa de Javi" o "Creando Lazos" -entidades soporte de familiares de chicos con cáncer-, "Del otro lado del árbol" apunta a conformar una red, un sistema que involucre no sólo al trípode que ya está conformado con la biblioteca, el Hospital y las escuelas del barrio sino también al resto de la comunidad, a los nenes sanos y enfermos, a sus familias y al barrio.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...