Pronóstico  La Plata, Bs. As.
Temperatura: 20 °C
Nublado
Humedad: 79 %
25.6.2017

La película que conmovió a Berisso

"Cipriano Reyes, la película", es un filme que se rodó casi íntegramente en la vecina localidad y que involucró a todo un pueblo. Participaron más de 300 vecinos, ya la vieron más de 5.000 personas y continúa recorriendo el país con muy buena crítica. Aquí, las emociones del rodaje, la satisfacción de su director y un adelanto de lo que se viene: Cipriano, Parte 2.

Recomendar artículo Imprimir artículo
La película que conmovió a Berisso

La película que conmovió a Berisso

La última jornada de rodaje se desarrolló en la mítica calle Nueva York de Berisso, donde decenas de personas, entre actores y extras protagonizaron el choque y la represión de la policía hacia los obreros durante la movilización del 17 de octubre de 1945. Muchos otros miraban desde lejos, desde sus casas, con la convicción de que "algo grande" estaba pasando en su ciudad. Se estaba filmando algo que en Berisso se conocía de generación en generación, que se fue transmitiendo en el tiempo de padres a hijos y de abuelos a nietos, la vida de Cipriano Reyes y la relación de Berisso con un momento cumbre en la historia del país. Y el público de todo el país lo iba a ver desde una pantalla grande.

Desde aquella última escena de la filmación hasta hoy, más de 5.000 personas ya vieron "Cipriano Reyes, la película". Se estrenó en la misma Berisso, en el cine Victoria, donde integrantes de todas las generaciones "transpiraron" emoción. Después se vió en el cine Select del Pasaje Dardo Rocha de nuestra ciudad, y siguió su periplo por salas de Burzaco y San Telmo, en la sala municipal de Ensenada, viajó hasta Rosario y Córdoba y actualmente hay pedidos para ser exhibida en distintos puntos del país. Y en todos los lugares en que se presentó, causó el mismo impacto favorable. Después de todo, esa era la idea de Marcelo Gálvez, el director de la película.

"La película -cuenta Marcelo- tuvo muy buena recepción y buenas críticas. Y la idea es justamente esa, que se vea en la mayor cantidad de lugares posibles del país. El tema es que la hicimos a pulmón, con mucha voluntad y mucho apoyo, pero tambien con muchas limitaciones. Se hizo en formato digital, y eso impide que se proyecte en salas comerciales, porque eso demanda una filmación en 35 milímetros, con muchas copias, y eso era muy costoso. Hay que tener en cuenta que todo se hizo con aportes personales, con un pequeño subsidio de la Municipalidad de Berisso que nos permitía pagar nada más que viáticos y comida. Porque todos los actores trabajaron gratis, con gente del teatro independiente, y vecinos que con mucho entusiasmo hicieron de extras, en total participaron más de 300 personas. Y creo que salió muy bien, lo más importante es que la gente que la vió le creyó al relato".

BERISSO, LA PERTENENCIA

Oscar Lutzak nació en Berisso y a la historia de Cipriano Reyes la conoce desde chico. Y estando vinculado a la Municipalidad como empleado, vió la oportunidad de participar desde todos los frentes posibles. Colaboró en la producción, hizo de extra en el rodaje del 17 de Octubre, y fue el nexo entre el municipio y la produción. Pero sobre todo, la vivió como berissense.

"Fue algo muy fuerte, muy emocionante -dice-. Se estaba filmando nuestra historia y nuestra identidad como pueblo, y la gente lo sintió así, porque hubo un esfuerzo de todo Berisso, todos de alguna manera estaban viendo reflejada su propia historia familiar, lo que le habían contado sus padres y abuelos. Y todo eso se vió reflejado el día del estreno, la gente estaba conmovida, fue algo realmente impactante. Aquel día hasta se llenó el "gallinero" del cine Victoria, que ni siquiera estaba habilitado. La gente no estaba solamente viendo una muy buena película, estaba viendo a su propia historia y por eso estalló en la sala. Fue algo realmente impactante".

Como Lutzak, más de 300 berissenses participaron de la aventura de mostrar su pertenencia hacia su pueblo y a una buena parte de su historia. Se cortaban calles y se filmaba y todos, de una u otra manera, con mayor o menor protagonismo, participaban.

Como aquella tarde en que se rodó la escena que recordó un histórico acto que realizaron el entonces coronel Perón y Cipriano Reyes en una plaza de Berisso. O como cuando más de 250 actores y extras se mudaron a Ensenada para actuar en la estación del Dock Central.

CIPRIANO, LA HISTORIA

El relato comienza cuando Cipriano Reyes llega a Berisso en 1942, y cuenta como, en poco más de 3 años, construye una enorme fuerza político-sindical que desemboca en el 17 de octubre de 1945.

El film construye una mirada sobre los inicios del peronismo y la casa de Reyes es el punto neurálgico de la acción, como que parte del rodaje tuvo lugar en una vivienda de chapa y madera típica de la época, con un local comercial al frente.

Para el director de la película, Marcelo Galvez, ese espacio fue vital, ya que Cipriano y su familia vivían en una casa que era a su vez el sindicato, y en ese espacio se mezclaba lo público y lo privado.

"Su casa -cuenta Galvez- era un centro de atracción para todo el pueblo, un lugar donde se dirimían cuestiones que fueron muy importantes para la historia del país".

Marcelo Galvez es tambien berissense y sus inicios en la televisión de cable de su ciudad como periodista y documentalista lo impulsó a la idea de filmar una historia en Berisso.

"Todo surgió de una serie de trabajos que hice hace algunos años con los movimientos sociales que hubo en Berisso entre las décadas del 40 y el 50, y en el año 95, con un equipo de producción del canal, hicimos un trabajo que se llamó "Había una vez", donde destacamos los acontecimientos que se dieron en la ciudad en esos años, como el tiroteo de los Reyes, el incendio del San Blas, el 17 de Octubre, la era de los frigoríficos...".

"En esa oportunidad realizamos una entrevista extensa con el propio Cipriano Reyes cuando ya tenía 89 años -relata Galvez-; le fuimos a preguntar sobre el tiroteo de los Reyes, un hecho muy importante en lo político-gremial, pero Cipriano nos terminó relatando toda su vida, como solía hacerlo siempre. Esa entrevista la guardé siempre en mi archivo personal. Desde entonces me empecé a interesar por el libro de Reyes "Yo hice el 17 de octubre", porque cuando lo leí me encontré con el mismo relato que había hecho en la entrevista. Me gustó mucho la forma como Cipriano relataba los hechos".

"Después fue todo trabajo y más trabajo -agrega Galvez- me contacté con los familiares, les presenté el proyecto, consensuamos algunos aspectos importantes sobre como plantear puntos de vista sobre la película, y comencé a trabajar".

El jóven director cuenta que desde chico le habían interesado todos los relatos del Laborismo. "Mi mamá me contaba que tenía un tío laborista, y también incorporé muchos relatos de la gente de Berisso que vivió esa época".

BERISSO, LA PELICULA

El relato de la película comienza en el año 42 y termina con la caída del gobierno de Perón, en el 55. Y el grueso de la trama transcurre entre los años 42 y 45. Y refleja las luchas obreras del momento, la gestación del 17 de octubre; y las vivencias de Cipriano Reyes, la muerte de dos de sus hermanos durante un tiroteo, el crecimiento de la figura de Perón y hasta el posterior enfrentamiento de Reyes con Perón. Y en el medio, cuestiones personales que le van pasando a Cipriano y a su familia.

"Es una película en la que se involucró todo Berisso -cuenta Galvez- en la que mucha gente apoyó simplemente porque creyó en el proyecto y estuvo dispuesta a trabajar sin que importara el rédito económico, solo por una satisfacción personal. Actores, productores, vestuaristas, técnicos, con mucha garra por parte de todos".

La película, se dijo, tuvo hasta el momento una gran recepción en todos los lugares en los que se exhibió, y apuesta a recorrer el país de norte a sur. Pero para Marcelo Galvez hay algo más. Y eso es la filmación de una segunda parte que cuente los diez años posteriores al año 45 de Cipriano Reyes, como así tambien su juventud, cuando Reyes era artista de circo y recorría junto a su padre el país con el circo de los Podestá, o como cuando fue peón de campo, periodista y poeta.

Pero esa, la que se viene, es otra historia. En la que tambien estará involucrada la gente de Berisso y la que también ya está rodando en la cabeza del jóven director de nuestra región.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...