Estimado lector queremos agradecer el interés que usted muestra por nuestros artículos.

Cualquier sugerencia que tenga para mejorar la calidad de la información que brindamos todos los días del año será bienvenida.

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Pronóstico  La Plata, Bs. As.
Temperatura: 8 °C
Nublado
Humedad: 78 %
21.7.2017
RECONOCIMIENTO PARA UNA PLATENSE

Milena Salamanca se consagró como revelación del Cosquín

La cantante tiene apenas 18 años y pertenece a una familia identificada profundamente con la música popular latinoamericana

Recomendar artículo Imprimir artículo
Milena Salamanca se consagró como revelación del Cosquín

Milena Salamanca sobre el escenario Atahualpa Yupanqui de Cosquín

La cantante Milena Salamanca, recién consagrada en Cosquín como revelación solista vocal femenina, tiene 18 años y es platense y, sin embargo, su música ofrece resonancias andinas que remiten a sus ancestros de raíz aborigen y boliviana.

Milena se crió en una casa donde circulaba la música y la presencia de artistas como Suma Paz, Jaime Torres, Melania Pérez, Jorge Víctor Andrada, Tomás Lipán o la formación chilena Illapu.

En ese intercambio forjó una identidad musical que la afirmó en las raíces de su padre jujeño (el vientista Luis Salamanca), sus abuelos bolivianos; y el linaje aborigen de casi todos sus familiares.

"En la música andina está mi infancia y mis costumbres. Le tengo mucho cariño. Fue la música para la que, naturalmente, siempre tuve facilidad y preferencia", reveló la joven cantante.

EN EL ESCENARIO

Salamanca ganó el Pre-Cosquín en la categoría solista vocal femenina como miembro de la delegación de Alejandro Korn y, como consecuencia de ese logro, actuó el viernes pasado en el escenario Atahualpa Yupanqui de Cosquín, donde fue consagrada revelación de este año.

La joven cantante entonó la canción "El surco", de Chabuca Granda, y el vals "Esperando a mi madre", de Jorge Viñas y Suma Paz, a los que recurrió en distintos momentos de la competencia festivalera.

La figura de Suma Paz, aquella notable cantante heredera del estilo de Yupanqui (fallecida en 2009), tuvo un valor especial en la formación de Salamanca. "Hemos compartido un teatro. Ella me admiraba y yo a ella", resumió.

Su formación musical no fue únicamente el producto del contacto con otros músicos: estudia en el Bachillerato de Bellas Artes de la Universidad Nacional de La Plata donde se especializa en piano y chelo. A la vez, toma clases de canto desde hace tres años con Emilse Vassaro.

Sobre el triunfo en el Pre-Cosquín, Salamanca confesó que le dejó una sensación "rara" y aseguró que no puede decir que es algo que haya soñado pues sólo tiene 18 años y su participación en el concurso "comenzó como un juego".

"Siempre he visto de cerca en la peña de la Salamanca (propiedad de su familia en nuestra ciudad) a muchos artistas que se mataban por participar en el Pre-Cosquín y he sido testigo de esfuerzos increíbles. Este año mi familia me apoyó para que participara. Fue el germen de mi decisión", explicó la cantante.

UN DISCO EN CAMINO

Milena está preparando su primer álbum de estudio. "Seleccioné a compositores como Chabuca Granda, Alejandro Carrizo, Néstor Soria, Jaime Davalos y Javier Caminos", adelantó.

En ese material aparecerán los instrumentistas que la acompañaron durante el desarrollo del Pre-Cosquín: Javier Caminos (guitarra), Manuel Caminos (charango), Jorge Bolañez (percusión), Hernán Díaz (guitarra) y Luis Salamanca (vientos).

Milena afirma que existe en el folclore una generación de músicos que está realizando nuevos aportes y entre los que destaca a los jujeños Bruno Arias y José Simón, y al rosarino Franco Luciani, además de destacar la figura de la enorme bagualera salteña Melania Pérez, ausente en la edición 2012 de Cosquín.

"Mi música es andina e, inevitablemente, también latinoamericana -puntualizó-. Es lo que representa lo que soy y no puedo ser otra cosa".

  • + Vistas
  • + Comentadas

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...