Estimado lector queremos agradecer el interés que usted muestra por nuestros artículos.

Cualquier sugerencia que tenga para mejorar la calidad de la información que brindamos todos los días del año será bienvenida.

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Pronóstico  La Plata, Bs. As.
Temperatura: 20 °C
Nublado
Humedad: 60 %
18.8.2017
EL CRECIMIENTO DEL TURISMO

Hostels, un fenómeno joven que prendió con fuerza en La Plata

En los últimos dos años se triplicó el número de casas de alojamiento en la Ciudad. Intimidades de un cóctel de culturas

Recomendar artículo Imprimir artículo
Hostels, un fenómeno joven que prendió con fuerza en La Plata

Hostels, un fenómeno joven que prendió con fuerza en La Plata

Hace cinco meses, Clara Faure y Paulina Molinier llegaron al país desde su Montpellier natal, en Francia, para realizar una pasantía. Estas dos amigas, estudiantes de agronomía, pasaron un tiempo en Entre Ríos y luego vinieron a la Ciudad, donde continúan con sus estudios. Pensaron en alquilar un departamento pero les fue casi imposible encontrar uno de su conveniencia. Estuvieron algunas semanas en una pensión y luego, por sugerencia de un amigo, se mudaron a un hostel, donde ya llevan más de dos meses. Al igual que ellas, son cada vez más los jóvenes que eligen ese modo de alojamiento, cuyo crecimiento se ha notado con fuerza en los últimos años y se sustenta en el menor costo y en la oferta específica que ofrece a los huéspedes.

Según los datos que manejan empresarios del sector y fuentes de la Comuna, hace menos de dos años sólo podían encontrarse tres hostels en La Plata. Hoy, en cambio, ya se cuentan unos 10.

Este tipo de establecimientos, que ofrecen tarifas diarias pero también precios por semana, quincena o por mes, a la manera de un alquiler, se diferencian de un hotel por tener precios más bajos, que pueden llegar a un mínimo de 40 pesos por día, y habitaciones y baños compartidos por los huéspedes.

Por lo general, según comentaron los dueños de los hostels, "se apunta a un público joven, de entre 20 y 35 años, que busca conocerse y relacionarse con otras personas. Además, se está trabajando mucho con chicos que vienen a quedarse por varias semanas y hasta meses, más allá de los que están solo uno o dos días".

DESDE TODO EL MUNDO

Entre quienes eligen los hostels para quedarse se destacan los extranjeros. Muchos de ellos, como Dan, un rumano que llegó a la Ciudad para trabajar en una empresa de software, eligen esta opción porque la consideran "más cálida" a la hora de desembarcar en un lugar desconocido.

También contribuye a fomentar la presencia de extranjeros en los hostels la mayor tradición que este tipo de alojamientos tiene en otras latitudes, donde ya es común que se los incluya en la lista de opciones que tienen los viajeros para hospedarse.

De hecho, muchos de los hostels platenses fueron instalados por personas que, en sus viajes, habían utilizado este tipo de servicios y luego pretendieron ofrecer el mismo a quienes tenían a La Plata como destino.

"Yo era viajero y recorrí toda Latinoamérica como mochilero, por eso siempre tuve en la cabeza la idea de poner un hostel. Cuando no pude viajar más, decidí que era el momento de recibir a gente de otros lugares y hace 9 años empecé a darles alojamiento en mi casa, de manera gratuita. Hasta que hace un año pudimos abrir este lugar", señaló Martín Adorno, uno de los dueños de Hostel Rocha.

PLACER, ESTUDIOS Y TRABAJO

El perfil al que apuntan los hostels suele estar fuertemente marcado por los jóvenes. Muchos de ellos arriban a la Ciudad por trabajo o por placer, pero la gran mayoría, según comentaron en diferentes lugares, lo hace por estudio.Estos establecimientos también se han visto favorecidos con la organización de eventos puntuales, como los que hubo el año pasado en el Estadio Unico.

"Hay muchos que llegan por estudio o por trabajo, más allá de los que vienen por turismo. Tenemos mucha demanda cuando hay congresos o actividades de las facultades. Cada vez que la Universidad organiza algún encuentro, esto se llena", comentó Walter Melman, socio junto a Lisandro Gotlibas en el Hostel del Bosque.

Y más allá de los encuentros académicos puntuales, no son pocos los jóvenes que ya consideran al hostel como una opción prioritaria a la hora de empezar una carrera.

"Vine desde Tandil para empezar el curso de ingreso de Bioquímica y me voy a quedar en el hostel al menos durante el primer mes, para probar. Después voy a ver qué hago", dijo Santiago Correa.

Aunque llegaron desde más lejos, algo similar dijeron Julián Martínez, Gabriela Vargas y César Cuellar, tres colombianos que también se alojan en el mismo hostel y que van a estudiar Arquitectura, Diseño Industrial y Artes Audiovisuales, respectivamente.

PROPUESTAS DIFERENCIADAS

El crecimiento del sector de hostels trajo aparejada también una diferenciación en cuanto a las ofertas. Ese es el caso de "Vendrás alguna vez", un espacio que apuesta a ofrecer una mayor tranquilidad y a vincular el alojamiento con actividades culturales, tales como muestras de arte o clases de baile.

"Aquí no hay un clima típico de hostel, con guitarreadas y barra de cerveza. Apostamos a una público más específico, que busca la calidez de una casa pero en un ambiente tranquilo y con habitaciones que hasta pueden ocuparse de manera individual", explicó Sonia Yede, dueña junto a Raquel Berthi de ese lugar, al que definen como un "bed and breakfast".

NORMATIVA

Pese al crecimiento mostrado en los últimos tiempos, los hostels no cuentan con una normativa legal que los encuadre, por lo que deben registrarse como pensiones. Ahora se trabaja con la Comuna y la Provincia para crear una legislación propia.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...