ESPECTACULOS

Velocidad fatal: conmoción por la muerte del actor de “Rápido y Furioso” 

Paul Walker tenía 40 años. Acompañaba a un amigo en un Porsche, que chocó un poste y se prendió fuego

ASÍ QUEDÓ EL AUTO PORSCHE QUE VIAJABA EL ACTOR PAUL WALKER. LAS VERSIONES ASEGURAN QUE IBA DE ACOMPAÑANTE
ASÍ QUEDÓ EL AUTO PORSCHE QUE VIAJABA EL ACTOR PAUL WALKER. LAS VERSIONES ASEGURAN QUE IBA DE ACOMPAÑANTE



El video


La muerte del actor estadounidense Paul Walker, recordado por sus actuaciones en “Nunca juegues con extraños” y en especial la saga “Rápido y Furioso”, causó una gran conmoción. Fue a causa de un terrible accidente automovilístico en una ciudad de California.

Paul William Walker IV, tal era su nombre completo, falleció cuando el Porsche Carrera en el que viajaba, manejado por un amigo en dirección a un evento de caridad organizado por la ONG Reach Out Worlwide, se estrelló contra un poste de luz y un árbol y después se prendió fuego. Ambos habrían quedado atrapados.

GRABADA LA SEPTIMA

Walker rodaba actualmente la séptima parte de “Rápido y Furiosos”, la franquicia que le dio la fama en todo el mundo gracias a su papel de Brian O’Conner, un ex policía envuelto en carreras clandestinas de coches.

Estaba previsto que la película llegará a las salas de cine en julio de 2014.

Según The Hollywood Reporter, la producción se iba a trasladar a Abu Dhabi en enero, pero se desconoce si Walker había concluido su intervención en el filme.

“Tengo el corazón roto ahora mismo. No puedo procesar nada”, afirmó en Twitter James Wan, el director de la cinta.

SU CARRERA

En su juventud, el californiano, nacido en Glendale, alto, rubio y apuesto, era un amante del surf y las artes marciales, como el jiu jitsu brasileño y el muay thai kickboxing, y soñaba con ser biólogo marino. En 2001, a poco del estreno de la primera entrega de “Rápido y Furioso”, fue elegido por la revista People como una de las personalidades más sexys del año, una faceta que ratificó en las posteriores entregas de esta propuesta de acción.

Walker comenzó su carrera en la televisión a principios de la década del 80, en series como “Camino al cielo” y “Quién es el jefe?”, entre otras, y pasó al cine cuando tuvo una participación en el filme de horror “Un monstruo en el armario”.

Después de intervenir en una docena de producciones en su mayoría comedias o aventuras, tuvo su punto culminante en 2001 con aparición en “Rápido y furioso”, donde encarnó al oficial de policía encubierto Brian O`Connor, junto a Vin Diesel.

En 2006, y a las órdenes de Clint Eastwood fue el sargento Henry “Hank” Hansen en “La conquista del honor” y en 2010 protagonizó junto a Matt Dillon y Hayden Christensen en “El escuadrón del crimen”, cuando ya era un ídolo de la platea femenina.

En 2010 también hizo su primera aparición como anfitrión de “Expedition Great Whale”, para National Geographic Channel, para el año siguiente volver, esta vez con la quinta entrega de “Rápidos y furiosos”, en la que participaría en dos episodios más.

DOLOR EN EL ESPECTACULO

“Todos en Universal tenemos el corazón roto”, indicó la compañía en un comunicado. “Paul era uno de los miembros más queridos y respetados de esta familia desde hace 14 años. Su pérdida es devastadora para nosotros, para todos los involucrados en la saga y para sus fans”, añadió.

Numerosas figuras del espectáculo de los Estados Unidos emitieron sus condolencias por las redes sociales, entre ellos el director Roland Emmerich y su colega Vin Diesel, en todos los casos sorprendidos por la noticia del accidente en la tarde del sábado.

“Hermano, te voy a echar mucho de menos. No tengo palabras para expresar mi dolor. El cielo se ganó un nuevo ángel. Descansa en paz”, publicó Vin Diesel en Twitter al enterarse del trágico desenlace de su amigo.


Notas relacionadas

La velocidad, un factor clave



 Buscar con Google en El Día