Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Pronóstico  La Plata, Bs. As.
Temperatura: 9 °C
Despejado
Humedad: 85 %
20.11.2017
POR UNA REESTRUCTURACION DEL SERVICIO

Los comedores escolares, entre un cruce de sospechas y denuncias

Desde el Gobierno hablan de “irregularidades” y en la oposición, de “ajuste indiscriminado”

Recomendar artículo Imprimir artículo
LOS COMEDORES ESCOLARES ESTÁN EN EL CENTRO DE LA POLÉMICA, ENTRE LAS DENUNCIAS DE LA OPOSICIÓN Y LOS RECLAMOS DE EFICIENCIA DEL MINISTERIO DE DESARROLLO SOCIAL
LOS COMEDORES ESCOLARES ESTÁN EN EL CENTRO DE LA POLÉMICA, ENTRE LAS DENUNCIAS DE LA OPOSICIÓN Y LOS RECLAMOS DE EFICIENCIA DEL MINISTERIO DE DESARROLLO SOCIAL

Una polémica decisión de reestructurar el área que afecta a los comedores escolares de la Provincia y que la oposición considera un “recorte” de los cupos alimentarios para los chicos que acuden a establecimientos con ese beneficio, ha sido en los últimos días motivo de reclamos de los distintos municipios, pedidos de informes desde la Legislatura y hasta presentaciones de amparo en la Justicia.

Todo comenzó cuando el pasado 2 de junio los Consejos Escolares de toda la Provincia fueron notificados por el ministerio de Desarrollo Social de una reestructuración de la distribución en los servicios de Desayuno y Merienda Complementarios (DMC) y Servicio Alimentario Escolar (SAE).

Según las denuncias, los directores de los establecimientos que cuentan con esa asistencia, las notificaciones implican que deberán reducir sus asignaciones entre un 23% y un 30%, lo que desató una gran preocupación en la comunidad educativa: “No podemos elegir qué chicos deberán quedarse sin comer”, expresaron.

La decisión de la cartera social del gobierno bonaerense, que también implica una suba en el valor del cupo alimentario diario, que pasa de 5 pesos a 6,30, motivó fuertes críticas en la oposición y hasta presentaciones judiciales.

En el caso de Tres Arroyos, la Justicia dictó una medida cautelar para frenar la disposición, ante la presentación de un amparo por parte del diputado provincial del Frente Renovador Pablo Garate, algo que ahora, junto al consejero general de Educación de esa fuerza Néstor Jano ampliaron en la Justicia platense, para que se expida en el mismo sentido pero para toda la Provincia, acompañando las planillas de más de 30 distritos.

Sin embargo, el ministro de Desarrollo Social bonaerense, Eduardo Aparicio, negó que exista un “recorte” en los comedores escolares, sino una optimización del servicio frente a una serie de “irregularidades” por parte de los Consejos Escolares que sobredimensionaban la cantidad de cupos, y aseguró que los casos donde se producen situaciones puntuales “están siendo atendidos en estos días”.

LA POLEMICA

Al conocerse en los Consejos Escolares que se producía una reducción de los cupos para los comedores, varios diputados de la oposición pidieron informes en la Cámara de Diputados, con fuertes críticas a la medida: además del massismo, realizaron presentaciones los diputados del bloque UCR FAP Alfredo Lazzeretti, Juan Carlos Juárez, Abel Buil, Ricardo Vago y Sandra París, quien sostuvo que en Zárate, su distrito de origen, hubo una reducción de cupos del 30%”.

París, entre otros legisladores, se quejó además de que “desde 2006 no se lleva el control de la cantidad de chicos que comen en los comedores”, y denunció además que en una escuela secundaria zarateña los chicos comen “de forma salteada” porque la comida “no alcanza”.

Las críticas se hicieron en el marco de una visita que Aparicio debió hacer a la Cámara de Diputados para explicar los alcances y el por qué de la medida.

En el caso de Tres Arroyos, donde la cantidad de cupos fue restablecida, la consejera escolar massista Laura Aldalur explicó que mientras en su distrito reclamaban aumentar 41 lugares, a partir de la notificación ministerial, de los 1.270 chicos que comían en las instituciones escolares de esa ciudad, ahora lo iban a hacer 1.009, y se quejó de que en su distrito cuentan con todas las planillas firmadas por los padres de quiénes deben asistir a los comedores.

Al respecto, Aldalur se quejó: “Debieron haber hecho un relevamiento y un diagnóstico antes de que empiecen las clases, en lugar de aplicar un recorte general para todos”.

Sobre este caso puntual, desde el Gobierno explicaron que se restituyeron todos los cupos porque ese Consejo Escolar sí respetaba los listados nominales de los chicos beneficiarios, algo que no ocurre con muchos otros, sobre todo del Conurbano, donde esta cifra está sobredimensionada. “Hemos encontrado numerosos casos de escuelas que pasaban 700 cupos, donde se usaban 400”, se quejó Aparicio, y, para llevar tranquilidad, subrayó que “nunca una escuela se quedó sin presupuesto para el SAE”.

En nuestra ciudad también hubo establecimientos afectados a la medida, como publicó EL DIA en su edición de ayer, el caso de la escuela Agropecuaria Alejandro Korn, de Abasto, que sufrió un recorte del 25 por ciento, y una situación similar sufre la escuela Nº57 de Colonia Urquiza, donde de 150 chicos que comen diariamente, se recortaron 40 cupos.

Según el consejero platense del FR Damián Birocho se quejó de que, con esta resolución, en nuestra ciudad en mayo comían 62.000 en las escuelas de nuestra ciudad, mientras que ahora lo harán 48.000, frente a la disminución del presupuesto” y aseguró que el Consejo local “cumple con la presentación de las nóminas”.

“OPTIMIZAR EL PROGRAMA”

La decisión del Ministerio de realizar la reestructuración obedece a la necesidad de optimizar el programa, tras un relevamiento en 600 escuelas que arrojó como conclusión una serie de “irregularidades” por parte de los Consejos Escolares, al tiempo que se apunta desde su gestión a mejorar la calidad del menú, liquidar la deuda a los proveedores que se mantenía desde julio del año pasado -que ya se saldó en un 50%- y comenzar a pagarles al día.

“Pudimos verificar que hace tiempo que un cupo dejó de representar a un chico porque en muchos Consejos Escolares no era real la nominalidad, especialmente en el Conurbano. Encontramos escuelas que tenían asignados 500 cupos y no tenían comedor, y otras que tenían 300 cupos y 250 alumnos que comían”, contó el subsecretario de Políticas Sociales, Sebastián Berardi.

Y si bien admitió que existe una suspensión de cupos, mientras se analiza caso por caso con distintos distritos, “eso no quiere decir que haya una reducción presupuestaria, porque, al mismo tiempo que se achica esa cantidad, los aumentamos de 5 a 6,30 pesos y se va a mejorar la calidad del menú”.

Además, el funcionario indicó que “se liquidó más de la mitad de la deuda que tenía la cartera con los proveedores, y hubo acuerdo con la cámara que los nuclea para que otra parte se pague en bonos”.

Berardi afirmó provocó el “sinceramiento del sistema” y el pago a término a los proveedores facilitará a los Consejos a realizar contratos más convenientes y con productos de mejor calidad: “En muchos lugares se pagaba el yogurt a 15 pesos, porque los proveedores lo ponían a ese precio al saber que cobrarían con una demora de muchos meses”, evaluó.

2.600.000
En la Provincia hay 11.150 escuelas que tienen comedores para chicos de familias carenciadas. Allí desayunan a diario 1.800.000 alumnos y otros 800.000 reciben el almuerzo

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...