Pronóstico  La Plata, Bs. As.
Temperatura: 19 °C
Parcialmente nublado
Humedad: 81 %
25.6.2017
LA CIUDAD

Los padres ganan la batalla por las cámaras de seguridad en la escuela

Son los de la Primaria 58, de 18 y 71. Ellos pidieron que se instalaran. Un defensor de menores dijo que violaban la intimidad de los chicos. Y ahora tres jueces de Cámara les dieron la razón a los padres

Recomendar artículo Imprimir artículo
MOMENTO EN EL QUE LAS AUTORIDADES DE LA ESCUELA DE MERIDIANO V ANUNCIABAN LA COLOCACIÓN DE LAS CÁMARAS DE SEGURIDAD EN EL COLEGIO ANTE LA SEGUIDILLA DE ROBOS QUE HABÍAN SUFRIDO EN LOS ÚLTIMOS AÑOS
MOMENTO EN EL QUE LAS AUTORIDADES DE LA ESCUELA DE MERIDIANO V ANUNCIABAN LA COLOCACIÓN DE LAS CÁMARAS DE SEGURIDAD EN EL COLEGIO ANTE LA SEGUIDILLA DE ROBOS QUE HABÍAN SUFRIDO EN LOS ÚLTIMOS AÑOS

En un fallo que podría sentar precedente en nuestra ciudad, la Cámara de Apelación en lo Contencioso Administrativo le dijo que sí a las cámaras de seguridad en una escuela, luego de que el juez Luis Arias dictara una medida cautelar para “apagarlas” a instancias de una presentación del Defensor Oficial de Responsabilidad Juvenil, Julián Axat della Croce, quien consideró que los aparatos violaban los derechos de privacidad e imagen de los menores, pese a que contaban con el expreso aval de los padres, los directivos y los docentes del establecimiento educativo.

De hecho, fueron los padres de la Escuela Primaria N° 58 de Meridiano V quienes apelaron la medida de Arias. Eso ocurrió a fines del año pasado, pero ahora, la Cámara de Apelación en lo Contencioso Administrativo de La Plata, con el acuerdo de los tres magistrados que la integran, decidió “hacer lugar a los recursos de apelación deducidos, revocar la decisión impugnada y dejar sin efecto la medida cautelar, con costas de la instancia a la vencida”.

Los padres del colegio ubicado en 18 y 71 se presentaron en su momento ante la Justicia en carácter de coadyuvantes del Consejo Escolar (personas que intervienen en un proceso acompañando la pretensión de una de las partes), y lo hicieron “en representación de nuestros hijos menores de edad”.

El Consejo fue el que colocó las cuatro cámaras en la escuela ante la reiteración de hechos vandálicos, y lo hizo con el aval de toda la comunidad educativa. Las cámaras, vale recordar, se prendían fuera del horario escolar.

En ese contexto, los jueces de la Cámara de Apelación, Claudia Milanta, Gustavo Daniel Spacarotel y Gustavo Juan de Santis, acordaron darle la derecha a los padres.

Spacarotel llega a decir que “es claro que los derechos de privacidad e imagen de los menores que se dicen resguardar resultan evidentemente amparados y quedados fuera de toda mengua por la decisión administrativa en tanto, a pedido de sus progenitores, queda expresamente asentado que el sistema no funciona ni registra imágenes de menores en el establecimiento escolar de marras”.

Asimismo sostiene que el “obrar del Defensor Oficial (Julián Axat della Croce) desborda los límites de la competencia”.

Más aún, “se contrapone a los intereses que esgrimen los progenitores que ostentan el ejercicio de la patria potestad de los menores que dice tutelar”.

de la calle a los juzgados

El edificio de 18 y 71 alberga a la Primaria 58 y a la Secundaria 44. Y fue atacado en forma reiterada por vándalos que robaron y destrozaron elementos de enorme valor para la comunidad educativa.

Pero el 11 de octubre del año pasado, tras sufrir el segundo robo acompañado de destrozos en una semana, directivos, maestras, padres y alumnos se cansaron y sacaron la protesta a la calle.

Con la mismísima directora a la cabeza, se manifestaron en la esquina de 19 y 71 con pancartas y cacerolas, y con el guiño de los automovilistas que tocaban bocina al pasar por el lugar.

Hasta entonces la escuela no contaba con seguridad de ningún tipo. En algún momento había tenido alarma, pero la comunidad tuvo que quitarla porque no le alcanzaba la plata de la cooperadora para costear su mantenimiento.

Fue entonces cuando el Consejo Escolar, tras aprobar en una sesión la disposición N° 219, colocó cuatro cámaras de seguridad.

No obstante, en un acto relámpago, el juez Luis Arias dictó una medida cautelar para suspender el funcionamiento del sistema.

Como se indicó, el magistrado actuó a partir de un pedido del Defensor Oficial del Fuero Penal Juvenil platense, Julián Axat della Croce.

Y ya en los considerandos de su fallo destacaba que el defensor oficial sostenía que “la utilización de dichos dispositivos fílmicos contrarían lo resuelto por este juzgado en la causa 24.511 (del 2011) donde se resolvió, en sentencia que se encuentra firme, ordenar a la Municipalidad de La Plata que se abstenga de permitir y/o proveer la instalación de todo dispositivo de registro-video que posibilite la vigilancia de niños y adolescentes que concurren a las escuelas de la Ciudad”.

intervienen los padres

De inmediato, los representantes del Consejo Escolar apagaron las cámaras que se encendían fuera del horario escolar, pero apelaron la resolución de Arias -mediante la Fiscalía- y fueron acompañados nada menos que por los propios padres de los menores que Axat decía “querer proteger”.

Los padres de la Primaria 58 realizaron la presentación ante la Cámara de Apelación en lo Contencioso Administrativo “en representación de nuestros hijos menores de edad”.

En un extenso escrito, expresaron que la disposición 219/13 del Consejo Escolar era “una medida enteramente de tipo preventivo y no represivo como sostiene el accionante (Axat della Croce) e interpreta el Juzgador (Arias). Y menos aún una medida orientada a ejercer cualquier tipo de control o vigilancia sobre los alumnos (sus propios hijos)”.

“En consecuencia -continuaba el escrito que en los últimos días recibió el visto bueno de la Cámara- no existe ningún tipo de injerencia arbitraria en la esfera íntima de ningún niño, niña o adolescente ni afectación de los derechos que los asisten (...) La resolución atacada peca de dogmatismo fútil y abstracción, encontrándose palmaria y diáfanamente desconectada con la realidad de los hechos”, apuntaban los papás, luego de presentar ingente prueba acerca de los daños que padeció la escuela por los ataques vandálicos.

¿Y ahora? El titular del Consejo Escolar en 2013, Alberto Darhanpé, dijo ayer a este diario que “el cuerpo se encuentra evaluando la posibilidad de reencender las cámaras, pero junto con los padres”, aclaró.

Cuatro
Son las cámaras de seguridad que instaló el Consejo Escolar en la Escuela Primaria 58. Se encendían fuera del horario escolar.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...