Algo nublado
Pronóstico La Plata, Bs. As.
Temperatura: 21.8 °C
Algo nublado
Humedad: 32 %

Inf. General

Asistencia psicologica para docentes

En el colegio de los abusos, los chicos retomaron las clases con fuerte control

Policías vigilaban que los religiosos no se acercaran a los alumnos. Más denuncias.

Recomendar artículo Imprimir artículo
El colegio religioso de Mendoza donde se registraron  los abusos. Ayer se reiniciaron las clases en un clima de gran tensión

El colegio religioso de Mendoza donde se registraron los abusos. Ayer se reiniciaron las clases en un clima de gran tensión (TELAM)

Bajo un estricto control policial para que se cumpla la orden de no acercamiento por parte de los religiosos hacia los alumnos, los docentes del Instituto Antonio Próvolo de Mendoza para niños hipoacúsicos retomaron ayer las clases, mientras continúa la investigación por abuso sexual y corrupción de menores que ya cuenta con dos sacerdotes, un monaguillo y dos empleados imputados y detenidos.

“Comenzamos las clases en la medida que se puede...los docentes están trabajando con apoyo psicológico y psiquiátrico, con el fin de poder terminar el ciclo lectivo”, indicó María Ester Lincolorca, titular de Sadop, gremio que agrupa a los docentes privados.

Por la mañana, bajo estricto control policial, sólo pudieron ingresar los alumnos, padres, docentes, representantes gremiales de los docentes privados y personal de la Dirección General de Escuelas de Mendoza (DGE) para retomar las actividades luego de las denuncias por varios abusos sexuales a chicos hipoacúsicos.

“Una de las condiciones para abrir el instituto era que no hubiera ninguna persona de la orden religiosa cerca de los chicos por orden de la justicia por el resguardo a los niños”, dijo la supervisora de Educación Especial de la DGE, Claudia Fernández, quien le expresó a los padres que “un plantel de profesionales de educación especial trabajará con ellos para abordar cualquier tipo de problemática que ellos quisieran”.

La supervisora de la DGE aclaró que no hay aún ningún docente involucrado en las denuncias y manifestó que para el ciclo lectivo 2017 “todos los alumnos de la institución van a tener respuesta educativa, que era una de las preocupaciones de los padres”.

De los 90 alumnos con que cuenta la matrícula de la institución, ayer llegaron 40 para retomar y poder finalizar el ciclo lectivo.

En la causa por “abuso sexual y corrupción de menores” ya fueron detenidos y trasladados a un penal los sacerdotes Nicolás Corradi (82), quien tenía acusaciones similares en Italia; el sacerdote Horacio Corbacho (55); el monaguillo Jorge Bordón (55); el ex empleado del instituto José Luis Ojeda (41); y el jardinero Armando Gómez, de 46 años.

Las denuncias contra el instituto, que además tiene sede en nuestra ciudad, se hicieron públicas luego de que la senadora provincial Daniela García (UCR) recibiera el testimonio de una ex alumna de la institución e integrante del Movimiento de Sordos de Mendoza, en una actividad realizada en la legislatura provincial.

Sin embargo, se supo que en 2008 hubo una primera denuncia radicada en la oficina fiscal de Luján, en la que la mamá de un chico hipoacúsico relató que él y otros menores habían sido víctima de abusos sexuales y obligados a tener sexo oral en el instituto; y que ante la imposibilidad de comunicarse, estos abusos se habían manifestado en dibujos realizados por el niño.

Esta causa no prosperó y fue archivada, y ahora la Procuradoría General investigará el accionar de los fiscales que tomaron la denuncia.

Por su parte, legisladores provinciales citarán a las autoridades del Arzobispado de Mendoza y de la DGE para que den explicaciones sobre los hechos denunciados y conocer qué tipo de controles hay sobre los sacerdotes y monjas que llegan a Mendoza desde otras provincias o países.

La justicia cuenta ya con los testimonios de más de una treintena de testigos y víctimas que denunciaron en las últimas horas los abusos sexuales cometidos contra al menos una docena de niños de entre 10 a 12 años que asistían a ese centro educativo y religioso. El fiscal interviniente, Fabricio Sidoti, detalló que “eran chicos sordomudos de entre 10 y 12 años que hablaban por señas, pero en ese momento no sabían comunicarse ni nadie los escuchaba”.

0 0 (Total de votos: 0)

Arriba