Estimado lector queremos agradecer el interés que usted muestra por nuestros artículos.

Cualquier sugerencia que tenga para mejorar la calidad de la información que brindamos todos los días del año será bienvenida.

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Pronóstico  La Plata, Bs. As.
Temperatura: 15 °C
Nublado
Humedad: 99 %
18.10.2017
BIBLIOTECA LÓPEZ MERINO

Miles de ejemplares en la casa del poeta

Palaciega y señorial, la residencia del joven artista se convirtió con el tiempo en un emblema cultural de la Ciudad

Recomendar artículo Imprimir artículo

El Palacio López Merino le da vida a la biblioteca municipal, aunque en la casa en la que vivió el notable poeta platense conviven tres bibliotecas, la Central, la Almafuerte y la infantil “Elena Altube”.

Distribuida en cuatro niveles -subsuelo, planta baja y dos pisos superiores- con una gran influencia Art Nouveau en lo ornamental, aquella casa que albergaba un total de 33 habitaciones en la que vivió el notable poeta platense Francisco López Merino, es hoy el refugio de más de 65.000 volúmenes -entre universitarios, juveniles, e infantiles, además de revistas, diarios y normas técnicas- que le dan vida a la Biblioteca Pública Municipal. Es lo que todos los platenses conocen como el Palacio López Merino, original casa paterna del poeta platense que se levanta en la calle 49 entre 12 y diagonal 74.

Aquella que fuera una distinguida construcción de características románticas y pintoresquistas, en una superficie de 1.400 metros cuadrados cubiertos, es en la actualidad la sede en la que funcionan, en realidad, tres bibliotecas; la Biblioteca Central (universitaria), la Biblioteca Almafuerte (juvenil) y la Biblioteca María Elena Altube (infantil).

Claro que cada una de ellas tiene objetivos específicos, ya que están dirigidas a grupos de distintas edades e intereses.

“La biblioteca pública tal como hoy la conocemos, es resultado de diversos factores socioculturales, políticos y económicos, que además modelan los rasgos de su institucionalización como parte del sistema de comunicación social. La biblioteca popular es pública por ser creada y sostenida por el Estado”

La Biblioteca Central fue creada por ordenanza N° 83 en el año 1935 como biblioteca especializada en derecho y legislación comunal; la Biblioteca Almafuerte se creó por ordenanza N° 34 en el año 1921, y finalmente la Biblioteca infantil surgió al ser cedida por la UNLP a la Municipalidad, la cual la aceptó por medio de la ordenanza N° 2686, conformándose así la Biblioteca María Elena Altube.

Su fondo bibliográfico total alcanza aproximadamente los 65.000 volúmenes, pero además en el Palacio se realizan variadas actividades, como asesoramiento técnico, conferencias, proyección de videos, talleres o seminarios, entre otras.

La Biblioteca municipal López Merino comprende a todas las actividades culturales, más allá de la principal y básica, que es la bibliotecaria.

Así, hoy se desarrollan allí talleres, conferencias, presentaciones de libros, exposiciones de todas las expresiones artísticas, espectáculos musicales, promoción de la lectura, narraciones, etc, aunque surgen nuevas acciones permanentemente.

También allí, la Sociedad de Escritores de la Provincia de Buenos Aires tiene su sede, colaborando con la actividad de la Biblioteca y con la extensión cultural. Este mismo año la Sociedad de Escritores celebró sus 70 años de vida, y el Complejo Bibliotecario fue sede durante septiembre de cuatro actos conmemoratorios, que contaron con la presencia de gran cantidad de sus socios.

“La biblioteca pública tal como hoy la conocemos -señalan sus autoridades- es resultado de diversos factores socioculturales, políticos y económicos, que además modelan los rasgos de su institucionalización como parte del sistema de comunicación social. La biblioteca popular es pública por ser creada y sostenida por el Estado, y por su uso, ya que la biblioteca pública/popular se identifica con un servicio de lectura colectiva, de acceso libre, como una agencia de educación, complementaria de la escuela, siendo una institución educadora y difusora”.

Mientras tanto, en la entidad se continúa seleccionando material bibliográfico, tanto el donado como el material acopiado en la biblioteca, y se aplica el criterio de selección en base fundamentalmente a su valor e importancia histórica, cultural y social, tanto de autores platenses o radicados en nuestra ciudad, como de escritores bonaerenses, nacionales e internacionales, cuyos aportes e influencias tuvieron y tienen peso en el pensamiento contemporáneo argentino.

También, a futuro, y más allá de la singular belleza de este característico edificio platense de gran valor arquitectónico tanto por la nobleza de sus materiales como por su gran factura, existe un proyecto de construcción de un nuevo edificio, el que se llevaría a cabo en el fondo del lote del Palacio, y que constaría de tres plantas en forma de “L”, con rampa para discapacitados, y se agregarían salas de lectura para disminuidos sonoros y visuales, al tiempo que se trasladarían todos los libros del complejo, que se encuentran en el subsuelo.

Así, el Palacio que es orgullo de los platenses, quedaría exclusivamente destinado a la extensión cultural.

 

DATOS
Ubicación: calle 49 Nº 835, entre 12 y diagonal 74

Libros: 65.000 ejemplares

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...