Estimado lector queremos agradecer el interés que usted muestra por nuestros artículos.

Cualquier sugerencia que tenga para mejorar la calidad de la información que brindamos todos los días del año será bienvenida.

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Pronóstico  La Plata, Bs. As.
Temperatura: 18 °C
Parcialmente nublado
Humedad: 65 %
24.9.2017

Preocupa relación entre consumo de Paco y tuberculosis

Recomendar artículo Imprimir artículo
Preocupa relación entre consumo de Paco y tuberculosis

Señalan que la tuberculosis crece por el Paco

La gran cantidad de casos de tuberculosis en personas consumidoras de paco o pasta base es una problemática creciente que no encuentra una respuesta integral, generando tipos graves de la enfermedad que ponen en riesgo a toda la comunidad, aseguraron referentes en la materia.

“Muchos consumidores de paco desconocen que tienen tuberculosis y por lo general se detecta cuando llegan al hospital ya muy deteriorados y son internados. Una vez que el paciente se estabiliza se le brinda el alta y debe continuar el tratamiento en forma ambulatoria, pero no lo puede sostener”, describió Silvana Agüero, trabajadora social del Instituto Vaccarezza, un centro de referencia en tisioneumonología.

“Al discontinuar el tratamiento -continuó- sigue contagiando pero, además, va generando resistencia a la medicación, y entonces es muy común que hagan tuberculosis multiresistentes”.

LOS DAÑOS

La tuberculosis (TB) es una enfermedad bacteriana causada por el bacilo de Koch que se contagia por vía aérea y que daña principalmente el pulmón, aunque también puede afectar a otros órganos. El tratamiento para la forma más sencilla dura de seis a ocho meses, y a los 20 días la persona ya no contagia.

“Cuando una persona hace mal el tratamiento o lo abandona, algunos de esos bacilos mueren pero otros quedan más fuertes y se multiplican generando un cambio en su ADN que hace que el antibiótico no sirva. La primera resistencia es a las dos drogas de primera línea y aquí hablamos de TB multiresistentes, cuyos tratamientos son más caros, más tóxicos y tienen mayor duración (mínimo año y medio)”, explicó por su parte la neumonóloga pediátrica Sandra Inwentarz.

En ese contexto, si el paciente con tuberculosis resistente sigue abandonando el tratamiento comienza a darse una forma peor que es la “extremadamente resistente”, “y así se va empeorando cada vez más hasta encontrar formas que prácticamente no tienen cura y sólo se tratan a modo paliativo”, indicó la neumonóloga Marcela Natiello.

“La generación de TB resistentes son un problema sanitario urgente porque no sólo ponen en riesgo a los usuarios de paco, sino a toda la sociedad”, añadió.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...