Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Pronóstico  La Plata, Bs. As.
Temperatura: 15 °C
Parcialmente nublado
Humedad: 69 %
20.11.2017

​"Roboy", un robot que emula el cuerpo humano

Recomendar artículo Imprimir artículo

Robots que se parecen a los seres humanos y pueden aprender mediante observación suscitan a menudo escepticismo. Los investigadores, sin embargo, hacen hincapié en las ventajas: a través de la imitación los científicos lograron entender las relaciones entre algunos hechos de la naturaleza humana.

La cabeza y los ojos son grandes y del pecho salen un montón de cables, resortes y sensores: el robot "Roboy" tiene un aspecto infantil y tiene la estatura de una persona, pero claramente es un producto de la tecnología.

"El objetivo fue construir un robot que sea lo más parecido posible al cuerpo humano", señala Rafael Hostettler, de la Universidad Técnica de Múnich. Lo que tiene de especial "Roboy" es su sistema de movimiento. El robot tiene músculos, tendones y articulaciones parecidas a las del ser humano.

Los científicos pretenden entender mejor el fesuncionamiento del cuerpo humano. Más de 600 músculos realizan movimientos de manera natural; incontables articulaciones permiten desplazamientos delicados y una perfecta coordinación.

"Pero nos falta la comprensión básica de cómo funciona aquí la naturaleza", señala Tamim Asfour, del Instituo de Tecnología de la ciudad alemana de Karlsruhe.

Este conocimiento sería de gran ayuda. En primer lugar, los robots podrían suplantar a las personas en tareas más difíciles o desagradables, por ejemplo en la industria. Y por otro lado, sería de gran ayuda para mucha gente, por ejemplo para que los médicos comprendan lo que ocurre con ciertas enfermedades.

Los investigadores han logrado que "Roboy" mantenga el equilibrio sentado, incluso si se lo empuja fuertemente. Saber cuáles son los músculos que reaccionan en esos casos podría ayudar en la prevención de caídas en los ancianos. Asimismo, después de un accidente cerebrovascular (ACV) u otras enfermedades que afectan el cerebro, "Roboy" podría ayudar a aliviar las secuelas.

Otros desarrollos en la robótica ya encontraron eco en la vida cotidiana, tales como dispositivos de asistencia en los autos. Por ejemplo, al dar marcha atrás el tablero advierte que una persona se está acercando a una zona de peligro. Y para emitir esa señal, el mecanismo necesita tener la capacidad de una percepción visual.

"Los robots humanoides deben considerarse como una tecnología que en espacios reducidos puede resolver todos los problemas sensoriales, motores y el procesamiento de la información", describe Asfour. Él mismo está desarrollando un robot hogareño que mediante la observación y la experiencia ya aprendió a amasar, a poner la mesa y llenar el refrigerador.

Los científicos aún están en la fase de investigación de los conceptos básicos, añade Asfour. Pero en pocas décadas podría haber robots capaces de combinar una variedad de habilidades, como caminar, hablar y aprender, afirma.

Algunos robots podrían adquirir rasgos maliciosos, admite el científico haciendo referencia a situaciones de horror expresadas en la ciencia ficción. Pero también subraya: "Ellos serán capaces de aprender - pero sólo podrán aprender para lo que han sido programados para aprender".

Un equipo de investigadores de todo el mundo demostró recientemente en California la utilidad de un robot en un posible escenario de horror: robots rompiendo paredes, abriendo válvulas y varias otras acciones. "Todo esto podría haber ayudado en Fukushima para prevenir algo peor", dijo Asfour.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...