Algo nublado
Pronóstico La Plata, Bs. As.
Temperatura: 17.8 °C
Algo nublado
Humedad: 49 %
25.9.2016

La Ciudad

usuarios hartos por el servicio

Absa, al tope de las quejas y los reclamos vecinales en la Región

Se acumulan los planteos por falta de agua, baja presión, cloacas al límite o filtraciones

| Publicado en Edición Impresa

Recomendar artículo Imprimir artículo
Las filtraciones de agua en la vía pública son el motivo más frecuente de queja de los vecinos. Algunas llevan años

Las filtraciones de agua en la vía pública son el motivo más frecuente de queja de los vecinos. Algunas llevan años

Centenares de filtraciones de agua que salpican, sin distinción, todos los barrios de la Región; una red cloacal al límite que desborda por cada uno de sus poros; vecinos que ya se resignaron a abrir las canillas y esperar varios minutos hasta lograr llenar una cacerola para “hervir unos fideos”; otros, como en Gonnet y Villa Castells, que ni siquiera pueden consumir el vital líquido que fluye en la red por la excesiva cantidad de sodio que contiene... en los últimos tiempos, el catálogo de reclamos vecinales que cuestionan el suministro que presta Absa se acrecentó de tal forma, que la empresa ya escaló al tope de las quejas cotidiana de los platenses en materia de servicios públicos.

“Absa está en crisis, se encuentra en una situación terminal”, diagnosticaba, en marzo pasado, un alto funcionario de la Subsecretaría de Servicios Públicos bonaerense, durante una audiencia pública en la que se debatió el aumento de las tarifas y donde medio centenar de oradores se turnaron para hacer oír sus cuestionamientos al servicio. Funcionarios, dirigentes políticos e institucionales, integrantes de organizaciones no gubernamentales, asociaciones de consumidores y usuarios hicieron fila durante ese cónclave para poner en cuestión la calidad del suministro de agua potable y cloacas, la falta de medidores y la administración de la empresa prestataria.

No faltaron tampoco, en el encuentro, las alusiones a las escasas inversiones, al deficiente estado de las redes y a la baja presión con que el servicio llega a numerosos barrios de La Plata, Berisso y Ensenada.

Ya se ha convertido en moneda corriente que en el Boletín Oficial se publiquen aluviones de resoluciones del Organismo de Control del Agua de Buenos Aires (Ocaba) intimando a Absa a dar urgente solución a diferentes usuarios por pérdidas de agua en la vía pública, baja presión de la red, escasez o falta total del suministro y obstrucciones en el sistema cloacal. En algunos casos, hasta le ordena resarcir a las familias afectadas por los inconvenientes en la prestaciones.

En muchos otros casos, en que los vecinos carecen -por distintas urgencias- del tiempo que suelen llevar las vías administrativas para canalizar los reclamos, recurren a medidas desesperadas, como encadenarse en las oficinas de 49 y 5 o cortar una calle para que les devuelvan el agua, escenas que se vivieron repetidas veces este año.

LA CIUDAD, UN “COLADOR”

Implacables, las filtraciones de agua en la vía pública se multiplicaron como una epidemia en las calles platenses. Algunas llevan años. Tanto es así, que edil Gastón Crespo -del GEN Progresistas- impulsó un mapa virtual de los caños rotos en el que se registraron más de 2.000 reclamos. “Sólo en el casco urbano se encuentra una pérdida cada menos de tres cuadras”, sostuvo el concejal. Cada una de esas filtraciones, además de repercutir en la presión del agua que sale en los hogares, representa un cuantioso despilfarro del recurso: los autores del mapa interactivo aseguran que son al menos “3,5 millones de litros de agua los que se derrochan por semana” por las molestas filtraciones. No hay que olvidar las aguas servidas que contaminan cuadras enteras en donde los desperdicios cloacales fluyen como un arroyo en la vía pública.

A esos planteos, días atrás, desde la empresa se respondió con un mapa de reparaciones realizadas entre el 1° de mayo y el 31 de agosto últimos que, según Absa, da cuenta de 3426 arreglos de cloacas y 4206 de la red de agua. Dijeron que la empresa cuenta con más de 100 personas trabajando en la calle, entre las cuadrillas propias y las de las contratistas, que iban a apurar los trabajos para “elevar la calidad del servicio”.

No obstante, por ahora, las quejan vecinales no aflojan.

0 0 (Total de votos: 0)

Arriba