Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Pronóstico  La Plata, Bs. As.
Temperatura: 18 °C
Parcialmente nublado
Humedad: 56 %
18.12.2017
SEGUN UN ESTUDIO FONOAUDIOLOGIO A MAS DE 10 MIL ADOLESCENTES

Advierten que “no respira bien” 1 de cada 4 alumnos platenses

Además la mitad de los chicos tiene algún trastorno del habla, auditivo o para deglutir

Recomendar artículo Imprimir artículo
Advierten que “no respira bien” 1 de cada 4 alumnos platenses

Advierten que “no respira bien” 1 de cada 4 alumnos platenses

Uno de cada cuatro adolescentes platenses “no respira bien”. Así se desprende de un estudio fonoaudiológico que determinó que el 24,4% de los alumnos que asisten a tres de los colegios de la Universidad Nacional de La Plata no respiran correctamente (lo hacen de modo bucal/mixto) lo que provoca otras complicaciones que afectan su calidad de vida.

El relevamiento, que fue realizado por la Dirección de Políticas de Salud Estudiantil de esa casa de estudios, abarcó encuestas y exámenes fonoaudiológicos a 10.696 estudiantes secundarios y reveló también que el 13% de los consultados tiene dislalias o taquilalias; el 8,14% de los chicos realiza “deglución atípica” y más del 6% tiene deficiencias en la voz.

Además, advierten, la mitad de los chicos evaluados tiene algún trastorno del habla, auditivo o para deglutir.

“Es fundamental la tarea preventiva para actuar a tiempo y evitar consecuencias en la salud de los jóvenes”

Estos datos son el resultado de un trabajo que se realiza en todo el sistema pre universitario, desde hace más de 10 años.

Según se informó, con el objetivo de detectar trastornos o disfunciones del habla y la voz, y de consignar aquellos problemas auditivos que afecten a los alumnos de los colegios secundarios dependientes de la UNLP, se comenzaron a realizar controles fonoaudiológicos en el año 2002.

“Es fundamental la tarea preventiva para actuar a tiempo y evitar consecuencias en la salud de los jóvenes. Los controles y el tratamiento realizado en el momento oportuno son fundamentales para lograr este objetivo”, señalaron desde la dirección de Salud.

En el Colegio de Fonoaudiólogos de La Plata coinciden con esa mirada. Por eso, la Comisión de Audiología de esa entidad ha realizado relevamientos y clases informativas en el Bachillerato, entre otros establecimientos secundarios. “La presencia del profesional fonoaudiológico en la etapa educativa es clave para evitar secuelas”, aseguró la presidente del Colegio, Alejandra Morchón.

Hace 14 años el relevamiento comenzó con todo el alumnado del “Liceo Víctor Mercante” y del “Bachillerato de Bellas Artes”. “Desde ese momento, a los alumnos a los que se les encontró alguna patología fonoaudiológica se los derivó a través de notas que debían ser devueltas con la firma de los padres o tutores y que se dejaban en los legajos de cada alumno”, explicó la fonoaudióloga Valeria Albi, a cargo del relevamiento.

Al año siguiente, se controló a todo el alumnado del Colegio Nacional “Rafael Hernández”. Durante ese mismo año, se continuó en el Liceo y en el Bachillerato con entrevistas a los alumnos ingresantes.

A partir del año 2004 y hasta la fecha, la metodología que se mantiene es la de entrevistar a los alumnos ingresantes de los tres colegios, y además, un segundo control en aquellos alumnos entrevistados y derivados el año anterior. De este último grupo, aquellos en los que se mantiene la patología detectada que motivó la derivación, se los vuelve a derivar por nota.

CASO POR CASO

La especialista contó cómo funciona el control entre los alumnos del sistema preuniversitario. “En los casos en los que las patologías son dislalias (trastorno de pronunciación), escasa modulación, disfluencia (disrupción de la continuidad o expresión del habla), taquilalia, bradilalia, respiración bucal / mixta o deglución atípica, se hizo la derivación a una fonoaudióloga, quien evaluará el tratamiento a seguir.

En los casos de disfonía o alteraciones en el timbre vocal, la derivación es a un otorrinolaringólogo (ORL), para evaluar si hay daño orgánico o si es un tema funcional.

Por último, en los casos en los que refieren patología auditiva (este tópico no se mensura en la entrevista), se habla con preceptoría y con el gabinete, para dar las pautas acerca de la ubicación del alumno en el aula. En el caso de tratarse de un alumno del Bachillerato de Bellas Artes que se encuentra en la rama de música, se habla con la coordinadora del área y con los profesores específicos para que estén al tanto del tema y evaluar su evolución (en los casos de problemas auditivos o de voz)”.

Las patologías que sin excepción se derivan son las dislalias, disfluencias (en el caso en que no se haya hecho rehabilitación previa o que haya suspendido el tratamiento) y disfonías.

En los casos de escasa modulación o taquilalia, se deriva sólo si se torna difícil de entender, no en los casos más comunes de aquellos adolescentes que, si bien hablan con la boca un poco cerrada o un poco más rápido de lo conveniente, se comprende perfectamente lo que dicen.

En el caso de timbre de voz nasal, se evalúa si la causa es orgánica, se lo deriva a un especialista, en general se asocia a respiración bucal. En alumnos con timbre disfónico, en general, se espera una nueva evaluación al año siguiente, sobre todo en los varones que cursan la edad de muda vocal, si es muy marcado se deriva a un ORL.

“En los problemas respiratorios, no se deriva a todos los alumnos porque, al ser una patología en la que hay un gran porcentaje de alumnos afectados, es importante que aquellos que reciban la derivación concurran a consulta, y que esto no se desvirtúe en caso de haber un número demasiado elevado derivaciones. Por lo tanto, se indica tratamiento por causa respiratoria en los casos en que esté asociado incompetencia labial, deglución atípica, malformaciones dentales o de paladar y que no esté en tratamiento fonoaudiológico o de ortodoncia.

A partir del año 2004 comenzó a realizarse un segundo control a los alumnos entrevistados y derivados desde el año anterior. Sobre un total de mil diecisiete ( 1017 ) alumnos derivados, recibieron atención o presentaron mejoría seiscientos treinta ( 630 ) alumnos, lo que representa un ( 61,95 %). A los trescientos ochenta y siete ( 387 ) restantes ( 38,05 %) se les reiteró la sugerencia de derivación especializada.

Como se evidencia en estos años transcurridos desde el inicio de los controles y sus respectivas derivaciones hasta el momento, en un porcentaje mayoritario los alumnos tienden a concurrir a consulta y trabajar para resolver el trastorno que motivó la derivación.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...