Algo nublado
Pronóstico La Plata, Bs. As.
Temperatura: 16.1 °C
Algo nublado
Humedad: 94 %

La Ciudad

Nora Elisabet Justo

Su fallecimiento

Recomendar artículo Imprimir artículo
Nora Elisabet Justo

Nora Elisabet Justo

El fallecimiento de Nora Elisabet Justo provocó profundo pesar en distintos ámbitos de la Región, fundamentalmente en los vinculados a la arquitectura, el empresariado y entidades de bien público.

Había nacido el 12 de noviembre de 1956 en Quilmes, donde realizó los estudios primarios y secundarios. Junto a sus dos hermanos, Oscar y María José, se crió en un hogar en el que los valores del sacrificio para lograr cada objetivo fue un sello familiar, rubricado por sus padres, Martín Justo y Elda Josefina Alonso, comerciantes, ambos hijos de españoles.

La carrera universitaria la llevó a cabo en la Universidad Católica de La Plata, donde se graduó de arquitecta.

Tuvo una fuerte actividad empresaria, vinculada a la fabricación de productos de diseño en base a la hojalata, que denominó “Producto y diseño”.

También fue docente, actividad que ejerció en el colegio Albert Thomas -hoy Técnica 6-, en el área de Construcciones. También fue profesora en la facultad de Arquitectura de la Universidad Católica de La Plata.

Fue presidente del Rotary Club La Plata, donde ejerció un intenso trabajo en el rubro del voluntariado. Uno de sus principales logros fue la participación activa en la construcción del dormicentro, frente al hospital San Martín, para colaborar con familiares de pacientes de ese centro de salud que llegan a La Plata desde distintos lugares y no tienen un espacio para descansar. En ese lugar se abrieron 20 camas y tiene distintas comodidades. Desde el proyecto hasta su funcionamiento la tuvo con particular protagonismo y espíritu emprendedor.

También logró un servicio de atención médica móvil que recorrió distintos barrios.

Le gustaba jugar al tenis, y realizó distintos viajes a Estados Unidos y Europa, disfrutando del patrimonio cultural y arquitectónico del viejo continente, y supo extraer ideas para diversos emprendimientos productivos y sociales en Estados Unidos.

Quienes la conocieron aseguran que en su mente no existían las palabras “no se puede”.

Para el Bicentenario de la revolución de Mayo impulsó la réplica de la pirámide de la plaza de Mayo, en uno de los tantos aportes que realizó a esa celebración emblemática que tuvo la Ciudad para el acontecimiento nacional.

Un problema de salud truncó numerosos proyectos que quedaron pendientes y en cada ámbito en el que desarrolló actividades profesionales, solidarias y dirigenciales aseguran que se la va a extrañar mucho. Dejó, además, una imborrable huella de compromiso, ya que en cada iniciativa puso cuerpo y alma hasta lograr el objetivo deseado.

Le gustaba crear bienes nuevos bajo condiciones desconocidas, crear y creer que esos objetos fueran útiles; no tenía temor de trabajar bajo la incertidumbre y riesgos,

Se casó con Mario Vitali, y tuvo tres hijos.

0 0 (Total de votos: 0)

Arriba