Algo nublado
Pronóstico La Plata, Bs. As.
Temperatura: 21.8 °C
Algo nublado
Humedad: 32 %

La Ciudad

Norberto Addiechi

Su fallecimiento

Recomendar artículo Imprimir artículo
Norberto Addiechi

Norberto Addiechi

Norberto Addiechi, quien a partir de un fuerte compromiso laboral recorrió una larga y pujante trayectoria en el área de relaciones institucionales de la cartera provincial de Educación; reconocido por su entusiasmo, su alegría contagiosa y sus valores humanos en el ámbito de La Plata Rugby Club, donde jugó, entrenó a las divisiones inferiores y fue dirigente; y hombre destacado por numerosas cualidades pero que, fundamentalmente, se hacía querer, falleció, a los 73 años.

Había nacido en esta ciudad el 1º de junio de 1943 y fue el segundo hijo de Armando Addiechi y Lidia Quatrini. Creció junto a sus hermanos Ricardo e Idi.

La educación primaria la cumplió en la Escuela 33 y el colegio secundario en el ex Comercial San Martín, de donde egresó con el título de perito mercantil. Cursó algunos años en la facultad de Ciencias Económicas pero habituado a trabajar desde chico (a los 13 años empezó a ayudar en un almacén y a los 18 en una panadería) y para poder seguir aportando a la economía familiar dejó los estudios superiores e ingresó al entonces ministerio de Educación de la Provincia, donde, finalmente, desarrolló una dilatada carrera que culminó como director de Relaciones Públicas y Prensa, función con la que se jubiló.

Gentil, humilde, y sensible, se caracterizó por los gustos sencillos y los gestos amables. Era muy generoso y solidario y se mostraba atento a las necesidades de su entorno -ya sea familia, amigos o compañeros de tareas-, dispuesto siempre a acompañar al otro y darle una mano.

Su vida se repartió entre los despachos de Educación (según fuera dirección general de Escuelas o dirección general de Cultura y Educación), los viajes por los distritos de la Provincia acompañando a las autoridades de turno; el hogar y la entrega incondicional a los suyos; y su querido club de rugby, donde también, como si la sede de Gonnet fuera su propia casa, organizaba los tercer tiempos y las reuniones sociales.

En La Plata Rugby empezó a jugar siendo ya un adolescente. Fue llevado al club por un grupo de amigos y desde ese día nunca más dejó de ir. Fue entrenador en los grupos infantiles y juveniles e integró, a lo largo de dos décadas, la comisión directiva, donde ocupó diversos cargos incluido el de secretario. Tal era su apego a la institución que, vecino de Gonnet, en los últimos años se había tomado la costumbre de desayunar en esas instalaciones.

Se había casado el 16 de octubre de 1970 con María Garriga y el matrimonio se prolongó en cuatro hijos: Sebastián, María Paz, Nicolás y Eugenio. Fue un padre que supo transformar en sabios consejos las enseñanzas que le dejó la experiencia. Asimismo, “Toto”, como le decían sus nueve nietos, disfrutó por entero su rol de abuelo. A todos les queda el orgullo de ser parte de su descendencia.

0 0 (Total de votos: 0)

Arriba