Estimado lector queremos agradecer el interés que usted muestra por nuestros artículos.

Cualquier sugerencia que tenga para mejorar la calidad de la información que brindamos todos los días del año será bienvenida.

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Pronóstico  La Plata, Bs. As.
Temperatura: 18 °C
Parcialmente nublado
Humedad: 54 %
23.10.2017
Enfoque

Educación vial, a marzo

Recomendar artículo Imprimir artículo
Educación vial, a marzo

shutterstock

Por Axel Dell´ Olio*

En 1925 se realizó en Buenos Aires el Primer Congreso Panamericano de Carreteras y es por eso que cada 5 de octubre se celebra el “Día del Camino”. Pero más cerca en el tiempo, allá por 2009, se dispuso que sea también Día de la Educación Vial. Desde aquel 1925 cambiaron algunas cosas ¿no? Contextos distintos, cantidad de vehículos, habitantes, modos de transporte y claro la complejidad de un problema que fue creciendo, es por eso que un camino para que la siniestralidad vial en nuestro país deje de ser la primer causa de muerte entre los menores de 35 años, es trabajar, al menos, en que nuestros niños y jóvenes se enteren que el problema existe y que ellos pueden ser hoy, parte del mismo o la solución.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) 1.250.00 personas mueren anualmente en el mundo; entre 20 y 50 millones de personas quedan lesionadas y se gasta entre el 1 y 3 por ciento del PBI de cada país en las consecuencias que depara el no trabajar en materia de seguridad vial en el mundo y la

Argentina es parte de ese mundo.

Claro está que algunos gobiernos locales trabajan y con esfuerzo de algunas ONG’s o empresas relacionadas a la seguridad vial hacen alguna jornada, alguna charla. Pero entiéndase el concepto de esta opinión: el que sacó la licencia de conducir en la Ciudad de Buenos Aires y se va al sur de vacaciones, puede morir en un siniestro vial al atravesar la ruta del desierto (RN N°5) en 8 horas, en dos días, o pleno enero y no por eso es responsabilidad de la Ciudad (de Buenos Aires) o la provincia de La Pampa.

Las políticas de Estado se construyen trabajando todos juntos contra un mismo problema, olvidando las fronteras delimitadas en un documento o articulando trabajo intra e interministerial, junto a la sociedad civil, etc. como se hizo con la gripe A, con las campañas de vacunación, con el colectivo “Ni una Menos”, etc.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) 1.250.00 personas mueren anualmente en el mundo, Argentina es parte de ese mundo

Lo cierto es que la educación vial, por ley, es obligatoria desde apenas el año 1986 y desde ese año es solamente algo escrito en diversas leyes.

Hoy rige la 27.214, algunos artículos hablan del objetivo “...promoción de conocimientos, prácticas y hábitos para la circulación y el tránsito seguro en la vía pública”; otro habla hasta de la creación de un “Observatorio de la Educación Vial, en el ámbito del Ministerio de Educación” y hasta especifica el lugar que dará recurso para este fin: “Los gastos que demande el cumplimiento de la presente ley serán imputados a la partida presupuestaria del Ministerio de Educación”... Nótese que dice gasto y no inversión.

Este 5 de octubre, entre tanta campaña y spot publicitario, hablando de grietas, crecimiento, lo bueno y lo malo de tal o cual, no se ven propuestas que tomen en serio el tema. Un tema que es la primer causa de muerte en menores de 35 años, algo que a muchos de los que trabajamos en esta temática nos preocupa. Pero con ilusión y algo de ingenuidad, espero y anhelo que algún día y pensándolo bien se podría aprovechar el 5 de octubre para refundar y dar un punto serio de partida a un tema tan complejo y necesario.

La mejor manera de combatir un problema es combatir la ignorancia.

Al mejor estilo de cartita a papá Noel, mi deseo es que los políticos, de una vez por todas estudien, se preparen, o se rodeen de equipos técnicos que realmente tomen cartas en el asunto de verdad, porque los siniestros viales se constituyen hoy en la primera causa de muerte de nuestros jóvenes, porque la seguridad vial en Argentina parece que “se queda libre” porque no va a la escuela...falta determinar si no va a la escuela porque no quiere o porque no la llevan.

Pero recuerden, las políticas públicas se hacen entre todos, pero se llevan a cabo desde los gobiernos.

*) Licenciado en Prevención Vial y Transporte, director del programa Madres y niños seguros

 

 

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...