Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Pronóstico  La Plata, Bs. As.
Temperatura: 21 °C
Nublado
Humedad: 39 %
17.12.2017
UNA FINANCIERA Y UN CAJERO AUTOMATICO, LOS ULTIMOS CASOS

No paran los ataques vandálicos en el microcentro de la Ciudad

En la zona cada vez hay más temor y también crecen las denuncias por la falta de seguridad

Recomendar artículo Imprimir artículo
No paran los ataques vandálicos en el microcentro de la Ciudad

La financiera de 7 entre 46 y 47, donde anteanoche se registró un ataque vandálico - CESAR SANTORO

Los robos en el microcentro platense siguen repitiéndose con llamativa frecuencia. No importa que los locales estén abiertos o cerrados. Que tengan alarma o todavía mayores medidas de seguridad. Todos están expuestos al accionar delictivo. Como pasó anteanoche en una financiera y ayer a la madrugada en un cajero automático.

El primer caso sucedió en la calle 7 entre 46 y 47, en el local “Efectivo Sí”.

Allí, de acuerdo al reporte oficial, se comprobó el accionar de un grupo de jóvenes, que provocó destrozos y revolvió la totalidad de sus instalaciones.

En principio, los ladrones no pudieron llevarse nada del comercio, por lo que causa, que se instruye en la comisaría primera, quedó caratulada como “daño”, con intervención del fiscal penal en turno de La Plata, Marcelo Romero.

La tesorera de la financiera, identificada por la Policía como Mariana Soledad Coronel (30), fue la que informó a los efectivos que “la puerta de ingreso estaba violentada y en la entrada al edificio había un gran desorden”, destacaron las mismas fuentes.

Por eso “decidieron adoptar las medidas de seguridad pertinentes y procedieron a registrar el interior del local, constatando un gran revuelo de papeles, fundamentalmente en el sector de atención al público”, agregaron.

Además los informantes indicaron que “se observó que las cámaras de seguridad fueron pintadas con aerosol de color negro”.

Lo que ahora se está intentando determinar es si el objetivo que movilizó a los autores de este audaz golpe era sólo provocar destrozos o si buscaron -y no lo consiguieron- apoderarse de dinero u otros objetos de valor.

“El tesoro no sufrió violencia de ningún tipo”, expresó un informante en base a la declaración que brindó la representante de “Efectivo Sí” ante las autoridades.

Ahora quedaron en relevar las cámaras de monitoreo urbano (COM) del barrio, para saber si pueden aportar imágenes de los delincuentes.

Por su parte, en horas de la madrugada de ayer hubo otro episodio de similares características en un banco de la zona, lo que alimenta la creencia de que podría haber sido cometido por las mismas personas (ver aparte).

MISTERIO Y PREOCUPACION

A todo esto, lo que está sucediendo en 7 y 47 es por demás llamativo, ya que ese sector comercial de la Ciudad viene siendo blanco de un embate constante por parte de delincuentes, mucho de ellos menores de edad.

Pasó hace pocas horas en el Banco Comafi, donde violentaron dos cajeros automáticos y en una panadería, de las que sacaron más de 11 mil pesos.

Pero también ocurrió, más atrás en el tiempo, en un local de comidas rápidas, en una farmacia y en una joyería.

“Debería ser el lugar más seguro de La Plata. Acá, a pocos metros, funcionan seis bancos, una aseguradora y varios negocios de los considerados grandes, con mucha afluencia de público. Sin embargo, pasa de todo. Por eso nos preguntamos dónde está la Policía”, mencionó un comerciante, que pidió reserva de identidad.

No muy lejos de allí, a una peluquería de 10 y 49, ingresó una indeterminada cantidad de delincuentes -se sospecha que por lo menos fueron dos-, el que redujo a trizas la puerta de vidrio del local.

Después de pisar sobre los cristales desgranados, los intrusos fueron directamente al mostrador, donde ya desde afuera se veía la registradora.

Fue su único interés. “Se llevaron la caja entera, porque creyeron que tenía plata, pero en realidad nunca dejamos”, argumentó David, uno de los peluqueros que trabaja en el lugar.

En esos segundos los ladrones tuvieron concretado su golpe. Los apuró el ruido de la sirena de la alarma, que se activó y enseguida los puso en fuga.

“De la empresa de seguridad vinieron enseguida, pero no los encontraron” a los ladrones, señaló el empleado, consultado por EL DIA.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...