Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Pronóstico  La Plata, Bs. As.
Temperatura: 18 °C
Parcialmente nublado
Humedad: 35 %
24.11.2017
EL TRÁGICO TEMBLOR TAMBIÉN DEJÓ UNOS 7.000 HERIDOS

Más de 400 muertos por el fuerte sismo que sacudió la frontera entre Irán e Irak

El temblor, de magnitud 7.3 en la escala de Richter, devastó varias provincias de Irán. Fue el movimiento de tierra más mortífero en la república islámica en al menos una década. Siguen los operativos de rescate

Recomendar artículo Imprimir artículo

Un edificio reducido A ESCOMBROS EN LA CIUDAD MONTAÑOSA DE Darbandikhan, EN EL KURDISTÁN IRAQUÍ, TRAS EL FUERTE SISMO DE MAGNITUD 7.3 QUE SACUDIÓ LA ZONA FRONTERIZA CON IRÁN / afp

TEHERÁN

Los voluntarios cavaron ayer con sus propias manos entre los escombros de los inmuebles derribados por un poderoso terremoto que mató a más de 400 personas en la región montañosa en la frontera entre Irak e Irán, y casi todas las víctimas vivían en una zona que fue reconstruida desde que concluyó la guerra de la década de 1980.

El terremoto de magnitud 7,3 ocurrido la noche del domingo tuvo su epicentro a 31 kilómetros de la ciudad de Halabjah, en el este de Irak, según las últimas mediciones del Servicio Geológico de EE UU (USGS). Los temblores de magnitud 7 pueden causar daños generalizados y graves.

La ciudad de Halabjah es conocida por un ataque químico en 1988 con el que el régimen de Saddam Hussein mató a unas 5.000 personas empleando gas mostaza, el ataque con armas químicas más letal de la historia contra civiles.

El sismo ocurrió a las 9:18 de la noche, hora de Irán (14.48 de la tarde del mismo día domingo en Argentina), justo cuando la gente se iba a dormir. Causó la muerte de al menos 450 personas en Irán e hirió a otras 7.156 personas, según dijo a la televisión estatal el portavoz de la oficina de manejo de crisis de Irán, Behnam Saeedi. El vocero agregó que la mayoría fueron atendidos por lesiones leves y dados de alta, y precisó que menos de 1.000 personas aún siguen hospitalizadas.

Los daños más graves ocurrieron en la ciudad kurda de Sarpol-e-Zahab, en la provincia iraní de Kermanshah, en las montañas de Zagros, que separan los dos países. La zona es rural, donde la agricultura es el principal medio de subsistencia.

Kokab Fard (49), un ama de casa que vive en Sarpol-e-Zahab, dijo que tuvo que salir de su casa con las manos vacías porque el complejo de departamentos en el que vivía colapsó. “Inmediatamente después de que logré salir, la construcción se vino abajo”, señaló Fard. “No puedo recoger mis pertenencias”.

Reza Mohammadi (51) contó que él y su familia salieron hacia un callejón tras notar el primer temblor. “Intenté regresar para recuperar algunas cosas, pero todo se derrumbó por completo en la segunda sacudida”, agregó Mohammadi.

Los residentes en Sarpol-e-Zahab dijeron además que no había agua corriente ni electricidad y que las líneas telefónicas y celulares funcionaban con problemas.

El papa Francisco ofreció rezos por los muertos en Irán e Irak y pidió fuerza para los equipos de rescate que tratan de encontrar sobrevivientes. En dos mensajes de condolencias, Francisco expresó su profunda tristeza por el desastre y ofreció su solidaridad a quienes perdieron seres queridos.

El líder supremo de Irán, el ayatolá Ali Khamenei, hizo llegar sus condolencias e instó a los rescatistas y a todas las agencias gubernamentales a hacer todo lo posible para ayudar a los afectados, de acuerdo con reportes de los medios estatales. Está previsto que el presidente del país, Hassan Rouhani, visite hoy las zonas dañadas.

Según la agencia noticiosa IRNA, al menos 14 provincias iraníes se vieron afectadas por el terremoto. Ayer, las escuelas en las provincias de Kermanshah e Ilam permanecieron cerradas.

En Irak, el primer ministro, Haider al-Abadi, emitió una directiva para que los equipos de defensa civil e “instituciones relacionadas” respondan al desastre natural.

El terremoto pudo sentirse en toda la nación, donde sacudió edificios y viviendas de Irbil a la capital, Bagdad, donde la gente salió a las calles en busca de seguridad.

Países de la zona como Turquía y Pakistán enviaron sus condolencias. Además, Ankara tomó medidas para llevar comida y medicamentos al norte de Irak, dijo el primer ministro turco, Binali Yildirim.

Irán es una zona vulnerable a los sismos debido a su ubicación sobre varias fallas sísmicas importantes. En 2003, un terremoto de magnitud 6,6 destruyó la histórica ciudad de Bam y provocó la muerte de 26.000 personas. (AP)

 

 

 

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...