Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Pronóstico  La Plata, Bs. As.
Temperatura: 14 °C
Nublado
Humedad: 75 %
18.12.2017
Son dos hermanitos, un nene de 4 y una nena de 9

Lo condenaron a 18 años de cárcel por violar a dos niños, hijos de su pareja

El aberrante caso salió a la luz porque el nene abusado llegó muerto al hospital. La fiscal lo calificó de “monstruo” en el juicio

Recomendar artículo Imprimir artículo
Lo condenaron a 18 años de cárcel por violar a dos niños, hijos de su pareja

Jueces germán alegre y emir caputo tártara, del toc iv/archivo

El 17 de mayo de 2015 un chico de 4 años llegó muerto de “peritonitis” al hospital de Alejandro Korn, tragedia que se potenció con el tremendo hallazgo que hicieron los médicos: el niño había sido violado en forma reiterada. Así se inició una investigación penal, que descubrió que el padrastro fue el autor de los abusos de ese menor y de la hermanita de éste, de 9 años.

El casó llegó a juicio y un tribunal de nuestra ciudad condenó ayer al acusado a 18 años de cárcel.

En el fallo se dio por probado que en una casa de Alejandro Korn el acusado abusó sexualmente con acceso carnal a dos de los hijos de su pareja, un niño de cuatro y una menor de nueve, “de quienes detentaba la guarda y con aprovechamiento de la situación de convivencia, cometió la violaciones reiteradas”.

En su voto, el juez del Tribunal Oral IV de La Plata Emir Caputo Tártara, que contó con la adhesión de sus colegas Germán Alegre y Juan José Ruiz, valoró como agravantes de la pena “los malos tratos que dispensaba el acusado -sus datos no se dan a conocer para proteger la identidad de los menores- para con todos los niños hijos de su pareja, entre los que se encontraban las víctimas”.

“La marcada desatención para con cuestiones elementales respecto de dichos niños, como lo son un trato afectuoso, alimentación y la elemental educación que proporciona la escuela, y que tampoco se ocupaba del aseo de las criaturas a quienes se los vio en paupérrimas condiciones, incluso con piojos y sarna”, también fue tomado contra el condenado.

Se consideró, además, que los delitos se cometieron contra un niño “casi inerte, imposibilitado de toda maniobra defensiva, u otras acciones tendientes a evitar una agresión sexual”.

“Esta circunstancia no es menor para el sujeto que se decide a cometer horrorosos hechos como los que aquí nos ocupan”, dijo el juez.

En ese sentido, el magistrado destacó que el niño de tenía “un retardado desarrollo, y un paupérrimo estado de salud, y con acreditadas condiciones de enorme desidia de parte de sus `padres”.´

Cabe señalar que la madre había sido imputada en la causa, porque algunas de las violaciones se habrían cometido ante su vista, pero fue sobreseída durante la instrucción. En cuanto a la niña, “pese a sus nueve años, se la veía en un estado total de indefensión y miedo, amén de las graves deficiencias que en todo sentido presentaba su lamentable estado de normal desarrollo”, se indicó en el fallo.

También resulta agravante, tal como o pidió la fiscal de juicio Laura Lasarte, que en medio del debate lo miró fijo y llamó “monstruo” al acusado, “el trauma doloroso que ha quedado en el grupo de los tres hermanos supervivientes. El padecimiento sufrido por el niño que murió, que ellos intuitiva y directamente (al margen de los vaivenes de la investigación preparatoria del juicio) relacionan de manera directa con el acusado, como el gran promotor de tales sufrimientos”.

Finalmente, el procesado, de 43 años, de profesión albañil, fue condenado por dos hechos de “abuso sexual con acceso carnal vía anal, agravado por haberse perpetrado en contra menores, por parte de quien ejercía la guarda de los mismo, a la vez que aprovechando la situación de convivencia preexistente”.

 

 

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...