Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Pronóstico  La Plata, Bs. As.
Temperatura: 14 °C
Nublado
Humedad: 75 %
18.12.2017
Los dueños no estaban

Con agujereadoras, entraron en un edificio del Centro y desvalijaron 4 departamentos

Ocurrió a plena luz del día, en 46 y 16. Las víctimas descubrieron lo que había pasado cuando volvieron a sus viviendas y las encontraron revueltas. La mayoría son universitarios

Recomendar artículo Imprimir artículo

Personal de la polcia local entrando ayer al edificio/dolores ripoll

una cerradura violentada

Cuesta creer la audacia demostrada por los ladrones que ayer a la tarde, frente a la Universidad Católica de La Plata, entraron en un elegante edificio y -en ausencia de los propietarios- robaron diversos objetos de valor en cuatro departamentos ubicados en dos pisos.

Por eso, la impotencia y la indignación se conjugaban en un grupo de jóvenes que viven en algunos de esos inmuebles, cuando al descubrirse los ilícitos conversaban entre ellos en la vereda de esa torre de seis pisos situada en la esquina de 46 y 16.

Algunos de ellos dialogaban al llegar este diario con dos mujeres policías de la Bonaerense, mientras que un rato más tarde se presentaron en el lugar varios efectivos de la Policía Local.

Todos los uniformados subieron a los pisos donde ocurrieron los robos acompañados por las víctimas y constataron lo denunciado poco antes a la central 911.

la peor sospecha

Los jóvenes, principalmente mujeres, que comentaban el episodio en la puerta del edificio se negaron a proporcionar detalles del hecho.

Lo que este diario pudo saber de fuentes oficiales es que el modus operandi que usaron los delincuentes para colarse en las viviendas consistió en abrir “hasta cuatro agujeros” en las puertas de madera que tienen esos departamentos, aunque también habrían recurrido a una barreta.

Así se desprende de los daños que presentaban algunas de las aberturas de la entrada.

“Los delincuentes ingresaron forzando las puertas de los departamentos utilizando, como mínimo, máquinas agujereadoras”, detalló un jefe policial, quien confirmó que los ataques se produjeron “cuando no estaban los dueños”.

No está claro el horario exacto en el que actuaron, pero tuvo que ser durante el día, después de que los moradores salieron de sus casas y antes de que regresaran, alrededor de las 17.

Los escruches ocurrieron en “dos domicilios del cuarto piso y en otros dos del quinto”, según detalló el mismo vocero.

Al cierre de esta edición no había trascendido todavía el monto total de lo sustraído, que se habría limitado -en todos los casos- a dinero en efectivo, joyas, y elementos de electrónica pequeños.

“Si se llevaban cosas grandes necesariamente hubieran llamado la atención”, reflexionó un investigador. En torno al caso, surgen varios interrogantes.

¿Cómo accedieron al interior del edificio los delincuentes?

Si emplearon al menos una máquina agujereadora para realizar orificios en las maderas de las puertas ¿nadie del se percató del ruido?.

Otra cuestión a dilucidar: al menos en la puerta del edificio existen cámaras de seguridad. ¿Los delincuentes quedaron filmados?

Todas estas preguntas deben encontrar respuestas con el avance de la investigación que ya se puso en marcha en la comisaría Primera, con la denuncia y testimoniales de las víctimas.

Paralelamente, también podrían ser determinantes los resultados de los peritajes que hizo en el lugar personal de la Policía Científica.

ANTECEDENTE EN LA LOMA

Esta modalidad delictiva reconoce como antecedente cercano a una banda que cayó en junio de este año, después de hacer estragos en varias torres de La Loma.

Actuaban siempre igual: entraban sin violentar los accesos de la calle y desvalijaban sólo los departamentos vacíos. También ayudaron a instalar la sospecha de que se trataba de un único grupo el hecho de que siempre actuaban de día, en una misma zona y con datos muy precisos.

Se llevaban todo lo que podían, por lo que se presumía que andaban en un auto. Las presunciones fueron ciertas y el 10 de junio tres sospechosos cayeron tras una impresionante persecución. Fue después de que alguien llamó al 911 para denunciar un robo en tres departamentos de 21 y 39. En 38 y 22 la Policía detuvo a a un sospechoso de 35 años (oriundo de Rafael Calzada) y advirtió que otros dos huyeron en un Fiat Palio y finalmente los atraparon en 461 y 21D, de City Bell.

A la banda le adjudican por lo menos 14 robos en 4 días, en edificios de La Loma.

Interrogantes

Por el momento asoman varios interrogantes sobre cómo actuaron los delincuentes. Se ignora cómo se colaron en el edificio, si quedaron filmados por las cámaras de seguridad de la torre y si alguien escuchó ruidos raros

Investigación

Las víctimas son estudiantes universitarios, varios de ellos del interior del país (enfrente está la Universidad Católica). La denuncia quedó radicada en la comisaría Primera

 

 

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...