Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Pronóstico  La Plata, Bs. As.
Temperatura: 28 °C
Soleado
Humedad: 47 %
18.1.2018
En el calor del mediodía

Un incendio consumió doce casas y un sector de Romero se volvió un infierno

Sucedió en 184 y 517, al parecer por una falla en una conexión eléctrica. No hubo heridos. Los bomberos trabajaron durante 4 horas

Recomendar artículo Imprimir artículo

Desconsuelo. Desde el abrazo, damnificados miran lo que quedó de su casa y las de sus vecinos. El fuego avanzó en minutos/gonzalo mainoldi

Bomberos de varios cuarteles trabajaron durante horas hasta controlar las llamas/gonzalo mainoldi

El infierno se hizo carne ayer en un sector humilde de Melchor Romero, donde el incendio en una casilla se propagó muy rápido a otras once, devorándolo todo en el calor abrumador del mediodía. Nadie salió lastimado, pero muchas familias quedaron en la calle y varios de los damnificados tuvieron que recibir asistencia médica por inhalar humo en el intento por salvar algunas cosas o por descompensarse a causa del mal rato que les tocó vivir.

Todo empezó minutos después de las 12 en 184 y 517, donde buena parte de las casas son de maderas y chapas, aunque el fuego alcanzó también a unas 5 de material.

Los peritajes determinarán qué fue lo que desencadenó el siniestro, pero los especialistas estiman que fue como consecuencia de una sobrecarga o chispazo en una instalación eléctrica precaria. Eso bastó para que las llamas ganaran fuerza e intensidad alimentadas por los materiales de la vivienda donde estaba la conexión, y los del resto.

“Fue un incendio de mucha magnitud”, confirmó una fuente que trabajó en el operativo, quien se mostró sorprendido por la “rapidez con la que se propagó”, aunque, especuló “pudo haber influido la dirección del viento y el intenso calor”.

Entre gritos y personas que corrían, trataban de salvar lo que podían de la voracidad del fuego o lo atacaban a baldazos, fueron llegando dotaciones de los cuarteles de bomberos de Abasto, Olmos, La Plata, San Carlos, Gonnet, Villa Elisa y de los Voluntarios de El Peligro.

Tanta fue la demanda de agua que las autobombas tuvieron que reabastecerse en una empresa de ruta 36 y 520.

Provistos con equipos de protección respiratoria, los bomberos trabajaron cuatro horas antes de controlar las llamas y extinguirlas del todo, para poder avanzar con la remoción de los escombros y el enfriamiento de los restos. Algunas autobombas se apostaron sobre 517. Otras, sobre la calle 183.

A lo poco que quedó, se lo vio carbonizado y humeante. Entre las viviendas incendiadas hubo una en la que funcionaba una iglesia evangélica que quedó afectadas en un 80 por ciento, según detallaron los voceros.

En el resto de las casitas había familias numerosas, casi todas con chicos, que sólo se quedaron con lo que les salvó la solidaridad del barrio. Mientras algunos corrían con muebles o cocinas y otros tiraban agua, muchos contenían a los damnificados con el abrazo, la palabra o un vaso de agua fresca. Las ambulancias del SAME también trabajaron en la asistencia de los descompensados.

Policías de la comisaría Séptima acudieron al lugar junto con personal del Comando de Patrullas y la delegación municipal de Abasto ya trabaja en la ayuda a los afectados.

Casi a la misma hora, en tanto, ardieron dos hectáreas de campo en 149 y 521, en San Carlos, por quema de basura. El fuego avanzó sobre árboles y postes, mientras el humo invadió la zona y molestó a conductores que circulaban por la avenida 520. En este lugar trabajó el cuartel San Carlos.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...