Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Pronóstico  La Plata, Bs. As.
Temperatura: 17 °C
Nublado
Humedad: 100 %
20.1.2018
SUPERÓ POR 9 PUNTOS AL CANDIDATO OFICIALISTA

Piñera obtuvo un triunfo contundente y otra vez será presidente de Chile

El ex mandatario, que ocupará nuevamente el palacio de La Moneda, se comprometió a buscar acuerdos para enfrentar la pobreza. También elogió el pluralismo de ideas en su primer discurso a sus partidarios

Recomendar artículo Imprimir artículo

Piñera, junto a su esposa Cecilia MOrel, festeja el contundente triunfo electoral, que rápidamente reconoció su rival, el oficialista alejandro guillier/AFP

54,57 % - Sebastián Piñera -  Chile Vamos

45,43 % -  Alejandro Guillier - Nueva Mayoría

 

 

El candidato de centroderecha, Sebastián Piñera se impuso con comodidad en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales de Chile sobre el candidato oficialista Alejandro Guillier y en marzo recibirá los atributos del mando de parte de la presidenta Michelle Bachelet y, al igual que ésta, ingresará por segunda vez como mandatario al palacio de La Moneda.

Piñera obtuvo el 54,57% de los votos, mientras que su rival, el izquierdista Alejandro Guillier, recibió 45,43%, de acuerdo con el 99,90% de las mesas electorales contabilizadas de la segunda vuelta de los comicios presidenciales.

Guillier admitió su derrota y poco despuésse presentó junto a su esposa en el comando del ganador. También la presidenta Michelle Bachelet llamó a Piñera para felicitarlo por su triunfo.

HUMILDAD Y ESPERANZA

En su primer discurso, Piñera dijo que recibía el triunfo con humildad, pero también con esperanza.

“Nos han depositado sobre nuestros hombros sus esperanzas de una vida mejor”, señaló y prometió buscar acuerdos para enfrentar entre otras cosas la pobreza, lograr un mayor desarrollo para Chile y dar mejores servicios de salud. Recibimos este triunfo magnífico con humildad, pero también con esperanza”, dijo Piñera a sus simpatizantes, quienes gritaban “¡Chile se salvó!”

“¡Viva la diferencia, viva el pluralismo de ideas! Pero nunca esas diferencias deben convertirnos en enemigos, porque cada vez que los chilenos nos hemos enfrentado y convertido en enemigos, hemos consumado nuestras más grandes derrotas”, advirtió Piñera, quien anunció su compromiso con el diálogo y los acuerdos.

Piñera, que ya gobernó Chile entre 2010 y 2014, recibirá el poder también por segunda vez de manos de Bachelet. El traspaso de la presidencia se dará el 11 de marzo de 2018.

Una vez más, los analistas fallaron en sus pronósticos ya que habían anticipado que sería una contienda reñida, lo cual no sucedió.

Para algunos expertos, el triunfo de Piñera muestra cómo Guillier fue incapaz de sumar los votos de otras sectores de la izquierda muy dispersa.

Los resultados llevaron a los seguidores de Piñera, de 68 años, a salir a las calles a celebrar. Muchos llegaron al exterior del hotel donde el presidente electo esperaba los resultados.

En los barrios acomodados, la gente agitaba banderas desde sus autos y en barrios modestos varios se congregaron en plazas.

Bachelet se comunicó por teléfono con Piñera para felicitarlo. El empresario, por su parte, le agradeció el gesto a la mandataria y le pidió sus consejos.

Durante el mandato de Bachelet, muchos chilenos se han mostrado desilusionados por la debilidad de la economía, afectada en buena parte por la caída de los precios internacionales de cobre, que es el eje de las finanzas de Chile.

La desaceleración económica y el descontento de los chilenos hacia Bachelet ayudaron a Piñera, que aunque terminó su primer mandato (2010-2014) con un índice de aprobación bajo, la economía tuvo un crecimiento de un 5% anual.

Piñera propone rebajar los impuestos a los empresarios para reactivar el crecimiento, concretar la inversión de unos 40.000 millones de dólares de proyectos que están paralizados. “Esta es una gran victoria para él”, dijo Javier Sajuria, profesor de política en la universidad Queen Mary de Londres. Consideró que se benefició con votos de gente que en la primera ronda votó por otros candidatos de centroizquierda, además de que habría logrado atraer a quienes suelen abstenerse. Piñera, de 68 años, ganó la primera vuelta electoral en noviembre con 36,6% de la votación, y Guillier quedó segundo con 22,7%.

Para gobernar Piñera necesitará apelar constantemente a los sectores más moderados de la centroizquierda. Sin ellos su capacidad de legislar y gobernar se va a ver duramente mermada, pese a que será primera minoría en ambas Cámaras. (AP, EFE y TÉLAM).

 

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...