Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Pronóstico  La Plata, Bs. As.
Temperatura: 14 °C
Nublado
Humedad: 75 %
18.12.2017

Amplio rechazo en Europa y Medio Oriente a la declaración de Trump

Recomendar artículo Imprimir artículo
Amplio rechazo en Europa y Medio Oriente a la declaración de Trump

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, calificó hoy de "desafortunada" la decisión de su homólogo de Estados Unidos, Donald Trump, de reconocer a partir de ahora a Jerusalén como capital de Israel.

"Es una decisión desafortunada, Francia no la aprueba y contradice el derecho internacional y las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU", dijo Macron en una rueda de prensa en Argelia, donde está de visita oficial, de la que informó el Elíseo. 

Según el jefe de Estado francés, su prioridad a corto plazo es que se mantenga "la calma" en el Oriente Medio y aseveró que defenderá "las iniciativas equilibradas" en el conflicto entre Israel y Palestina que lleven a la creación de dos Estados. 

"El estatuto de Jerusalén es una cuestión internacional que afecta a toda la comunidad internacional. Por ello, el estatuto de Jerusalén deberá ser decidido por los israelíes y palestinos en el marco de las negociaciones bajo el paraguas de la ONU", dijo Macron.

Se teme que el anuncio de Trump genere más tensiones en Oriente Medio y reduzca las posibilidades de un proceso de paz entre israelíes y palestinos. 

Por su parte, El Gobierno jordano mostró hoy su rechazo a la decisión del presidente estadounidense, Donald Trump, de reconocer Jerusalén como capital de Israel y lo consideró una "violación a la legitimidad internacional". 

En un comunicado, el Ejecutivo jordano también consideró que el paso de Trump, quien también ordenó el traslado de la embajada de EEUU a dicha ciudad, supone "una vulneración del documento de la ONU que establece que el estatus de Jerusalén debe decidirse mediante negociaciones".

Por su parte, secretario general de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), Saeb Erekat, dijo hoy que el reconocimiento de Jerusalén como capital de Israel por parte del presidente de EEUU, Donald Trump, "destruye cualquier oportunidad para la solución de los dos estados".

"Desafortunadamente el presidente Trump acaba de destruir cualquier posibilidad de dos estados" declaró ante un grupo de periodistas en su casa de Jericó, claramente apesadumbrado y con la voz entrecortada. 

"Ha tomado una acción para reconocer a Jerusalén como capital de Israel. Esto es una contradicción total de los acuerdos firmados entre palestinos e israelíes. El artículo 7 del Acuerdo Interino especifica que ningún estado debe tomar acciones que prejuzguen  o predeterminen los asuntos relativos al estatus final, incluido Jerusalén", añadió. 

La decisión anunciada hoy, afirmó, "prejuzga, dicta y cierra puertas para las negociaciones". 

"El presidente Trump hoy ha descalificado a los Estados Unidos de América para jugar cualquier papel en cualquier proceso de paz", sentenció. 

Trump señaló que su país reconoce Jerusalén como capital de Israel y que ha dado instrucciones al Departamento de Estado para que comience a planificar la construcción de un edificio para trasladar la embajada que actualmente tiene en Tel Aviv, como el resto de países que retiraron sus embajadas de la Ciudad Santa. 

A pesar de que el presidente estadounidense señaló que su decisión no define las futuras fronteras de la ciudad y apoyó la solución de dos estados si israelíes y palestinos la acuerdan, la medida es vista por estos últimos como un reconocimiento de la soberanía israelí sobre la parte oriental de la ciudad, ocupada desde 1967 y que reclaman como capital de su futuro estado.

También  Egipto rechazó la decisión del presidente de Estados Unidos en un comunicado en el que mostró su "gran preocupación por las posibles consecuencias" en la estabilidad de Oriente Medio. 

"Egipto confirma que la toma de este tipo de decisiones unilaterales supone una transgresión de las resoluciones internacionales legítimas y no cambiará el estado legal de la ciudad de Jerusalén, que se considera que está bajo la ocupación", dice el comunicado. 

Agregó que no se podrá llevar a cabo "ningún trabajo para cambiar el "statu quo" de la ciudad. 

El ministerio recordó que la ONU, en la resolución 478 de 1980, rechaza "la decisión israelí de incluir Jerusalén y considerarlo como la capital eterna de Israel". 

Asimismo, Egipto mostró su "gran preocupación por las posibles consecuencias de esta decisión sobre la estabilidad de la región y cómo puede afectar a la hora de encender los sentimientos de los pueblos árabe e islámico, teniendo en cuenta el gran valor espiritual, cultural e histórico que representa Jerusalén para los árabes y musulmanes". 

También adujo que su preocupación mira a las "consecuencias extremadamente negativas en el futuro para el proceso de paz entre palestinos e israelíes, que se basa en considerar que la ciudad de Jerusalén es una de las cuestiones cuya situación definitiva será determinada a través de las negociaciones entre las dos partes". 

Egipto y Jordania son los únicos países árabes que han firmado un tratado de paz con Israel y que mantienen relaciones diplomáticas con ese país.

Estados Unidos se convierte con esta decisión en el único país del mundo que reconoce como capital de Israel a Jerusalén, donde ninguna nación tiene su embajada debido a que, tras la anexión israelí de la parte oriental de la urbe en 1980, la ONU llamó a la comunidad internacional a retirar sus legaciones de la Ciudad Santa.

Para el movimiento islamista palestino Hamás el reconocimiento por Estados Unidos de Jerusalén como capital de Israel "no cambia el estatus religioso, legal y administrativo" de la ciudad.

El jefe político de Hamás, Ismail Haniye, respondió así a la decisión del presidente de EEUU, Donald Trump, de reconocer ese cambio y que lo convierte en el primer país del mundo en dar este paso pese a que la comunidad internacional no reconoce la soberanía israelí en la parte oriental de Jerusalén, ocupada y anexionada, y los palestinos reclaman la zona este como capital de un futuro Estado.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...