Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Pronóstico  La Plata, Bs. As.
Temperatura: 18 °C
Parcialmente nublado
Humedad: 60 %
18.12.2017
HABLÓ LA MUJER FEROZMENTE GOLPEADA POR SU PAREJA EN ALTOS DE SAN LORENZO

El drama de la violencia de género en La Plata, contado en primera persona

Valentina Miranda Encina habló ayer con EL DIA y dio detalles de la terrible situación que le toca vivir. Contó que hubo denuncias previas y, con cierta esperanza, dijo que el acusado de la agresión “no va a volver acá”

Recomendar artículo Imprimir artículo

Valentina miranda encina recibió a Este diario en su humilde casa de 90 bis entre 18 y 19. LLORó POR EL DRAMA QUE VIVE Y PIDió AYUDA/ROBERTO ACOSTA

las marcgas/roberto acosta

El drama, conjugado en diversos aspectos, es lo que envuelve por estos días la vida de una mujer de 32 años, que vive en la periferia del barrio Altos de San Lorenzo.

Como lo publicó este diario en su edición anterior, la persona en cuestión es Valentina Miranda Encina, quien fue salvajemente golpeada por su pareja -un albañil de 37 años- “entre el domingo y el martes”, según reconoció ayer en diálogo con este diario.

Con las heridas a flor de piel, abrió las puertas de su humilde vivienda, la misma que comparte junto al hijo que tuvo con el agresor, en 90 bis entre 18 y 19.

Producto de esa saga de violencia extrema, que según denunció la víctima sobrevino tras una fuerte discusión, como en los dos días anteriores, sufrió cortes al menos en una de sus rodillas y quedó con ambos brazos y sus piernas con grandes hematomas morados.

En ese estado, tuvieron que atenderla en el hospital San Martín.

DESESPERADA

Pero no son las únicas secuelas que Miranda Encina, de nacionalidad paraguaya, le toca padecer por este caso de violencia de género.

Durante la nota que concedió a este medio, también planteó su dura realidad económica.

Con la certeza de que su pareja “no va a volver acá” , se lamentó que ahora “no tendré dinero para darle de comer a mi hijo de 10 años”, que en silencio siguió atentamente el desesperado relato de su madre.

Sucede que, como lo hizo saber Valentina a este diario y lo corroboró una vecina, “tengo un cuadro de artritis en la columna, que no permite hacer tareas de fuerza, por lo que es un obstáculo que no me permite conseguir trabajo”.

“Sólo creo que podría ganarme la vida cuidando niños”, acotó entre esperanzada y consciente de la gravedad de su situación, a la que las autoridades deberían prestarle atención.

Su esposo, identificado por la Policía como Patrocinio Maldonado Canteros, habría escapado del inmueble a bordo de una moto, aunque al ser alertado del violento ataque, una comitiva de seguridad lo interceptó en la esquina de 21 y 88.

Fue en un operativo conjunto de la Policía Local, del Comando de Patrulla y del destacamento de Barrio Aeropuerto, dependencia a la que fue trasladado y demorado sólo por algunas horas.

Allí se le inició una causa caratulada “lesiones” y posteriormente recuperó la libertad por disposición judicial.

ANGUSTIADA

Durante la extensa charla que mantuvo con EL DIA, Valentina rompió en llanto en tres ocasiones.

En una de ellas, fue cuando recordó los sucesivos ataques a golpes que recibió de su marido “entre el domingo y el martes”, que incluyeron “muchas patadas”, una de las cuales le abrió una herida sangrante en una de sus rodillas.

Consultada sobre los motivos de esas agresiones, la mujer evitó dar detalles. “Fueron discusiones por pavadas”, argumentó ante la insistencia de este diario, aunque después confesó que “mi marido también me golpeó mucho en el año 2012, por lo que en ese entonces radiqué las denuncias correspondientes”.

“Tuvo una época en que se le daba por tomar seguido alcohol, lo que después lo ponía muy agresivo”, agregó.

Sobre esa adicción, aclaró que “dejó de beber de esa manera hace seis meses. Y golpizas no sufría desde ese año. Pero volvió a hacerlo en los últimos tres días”.

DESTROZOS

Otro de los momentos en que la mujer se quebró emocionalmente fue cuando aludió a que, en medio de la paliza del martes, “me destrozó una ventana de la casa y mi celular”.

Una y otra vez, durante la nota, Valentina no ocultó que “me siento muy mal, muy golpeada físicamente, pero también me siento muy mal anímicamente”.

Es que ella misma se encargó de repetir en más de una ocasión que le preocupa enormemente la incertidumbre planteada sobre cómo seguirá su vida familiar.

“Lo único que quiero es ayuda para poder mantener a mi hijo, porque no tengo trabajo por mi enfermedad”, resaltó sumamente angustiada.

“ME ENGAÑÓ”

Cuando se acercaba el final de la extensa entrevista, Valentina reveló otra fuerte acusación contra su pareja.

En tal sentido, fue a buscar un teléfono celular que aseguró que pertenece a Maldonado Canteros y que, sostuvo, “lo dejó acá olvidado en su apuro por irse el martes después de golpearme brutalmente”.

“Ahí fue que descubrí que me estaba engañando con una vecina del barrio, luego que, tras revisarle el WhatsApp , encontré una conversación entre ellos que no dejaba dudas”.

Cuando se le preguntó cuál fue su reacción ante esa inesperada noticia, respondió que “fui a ver a esta mujer para pedirle explicaciones. Pero negó que tuvieran algo”.

“Sí me dijo que mi marido la venía buscando con ese propósito”, destacó.

Valentina admitió que “soy una mujer celosa”, pero aseguró que las discusiones con su marido “no se daban por ese motivo”.

 

 

 

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...