Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Pronóstico  La Plata, Bs. As.
Temperatura: 18 °C
Parcialmente nublado
Humedad: 60 %
18.12.2017
Un fenómeno que impacta en los comercios de la ciudad

Abrumador despliegue de productos truchos en el centro comercial platense

Ropa, lentes, mochilas y hasta cacerolas se ofrecen en las veredas que le dejan escaso espacio a los peatones para circular. De 6 a 13 y de 44 a 60 hay pocas zonas en las que no hay manteros y ambulantes

Recomendar artículo Imprimir artículo
Abrumador despliegue de productos truchos en el centro comercial platense

en la zona céntrica se pueden observar múltiples vendedores ambulantes. este mes parece haberse multiplicado la presencia del mercado ilegal/ el dia

Mientras los comerciantes ensayan estrategias para reactivar las ventas y cumplir con el pago de impuestos, salarios, aguinaldos, servicios y alquileres que en el microcentro arrancan en los 50 mil pesos, los manteros copan las principales veredas de la Ciudad con productos de dudosa procedencia como relojes, medias, remeras, zapatillas con etiquetas de primeras marcas como Adidas o carteras en las que se leen los símbolos de Louis Vuitton o de Michael Kors.

No hay cuadra comprendida entre las calles 45 y 53 entre 7 y 8 en la que no se encuentren vendedores ilegales. Desde la mañana extienden sus productos en mantas que llegan a ocupar hasta la mitad de las veredas o montan mesas pegadas a las paradas de micros que la gente debe esquivar para no tropezarse.

La falta de control es tal que la infraestructura de muchos vendedores se expandió y en algunas esquinas, como es el caso de 7 y 46, una verdulería que se montó sobre la vereda del Ministerio de Economía hasta cuenta con una sombrilla multicolor que protege del sol a las frutas y verduras.

La avenida 7 concentra la mayor cantidad de puestos de ropa de todo el microcentro. Solo en el tramo comprendido por las calles 45 y 46 hay tres que exhiben shorts, buzos, remeras, ropa interior, medias y vestidos de niñas. También hay una amplia variedad de anteojos, gorros, bijouterie, calzado con etiquetas de primeras marcas como Crocs, Adidas o Puma. Diez manteros, exponentes de la economía ilegal, cada día tratan de hacer su ganancia sobre la vereda del Ministerio de Economía.

Los vendedores están ahí, con una “vidriera” que prácticamente se le cruza a los peatones, no tienen que esperar que ellos entren a ningún lado.

En la cuadra siguiente, en 7 entre 46 y 47 los “arbolitos” con sus calculadoras siempre a mano se acercan a los peatones y a los automovilistas que se detienen por el semáforo con su característico “cambio, cambio”. En esa cuadra la actividad “financiera” convive perfectamente con el mantero que ofrece cacerolas o el que a metros de una tienda acomoda parvas de remeras.

De todas las veredas explotadas por el comercio ilegal, la de 7 entre 47 y 48 bate todos los récords porque cuenta con 12 puestos, un número mayor a los comercios habilitados en la cuadra. También se produce el contrasentido de que se vendan prendas de una marca deportiva que tiene su propio local a pocos metros.

En 7 entre 48 y 49 hay una lencería a cielo abierto con promociones de medias y una verdulería, apostada casi en la entrada de una de las confiterías más emblemáticas de la Ciudad.

Con precios de remate, una cuadra más adelante hacia la Plaza San Martín se ofrecen sábanas de una y dos plazas; shorts para grandes y chicos; bijouterie y ropa de todo tipo.

Un panorama similar compite con el comercio de la Galería San Martín, en esa vereda además de calzado deportivo, carteras de tela y los característicos “polirrubros” de los vendedores africanos se promociona una pintoresca cantidad de juguetes, entre los que se destacan inmensos dinosaurios.

Tampoco falta el puesto de comida al paso en la vereda de la Legislatura. El menú consta de sánguches de milanesas, de salame, pan casero y frutas secas.

También paran allí un vendedor de láminas y varios vendedores africanos que además de gorros, relojes, anillos, pulseras, billeteras, pañuelos y fundas para teléfonos celulares, promocionan carteras con los sellos de Luois Vuitton y MK -Michael Kors-.

En calle 48 entre 7 y 8 la presencia de los vendedores ambulantes no es tan contundente como en otros puntos céntricos, pero igual se observan tres puestos con anteojos para sol, casi enfrentado a una tradicional óptica de la Ciudad, y otros con gorras y bijouterie.

El “brote” de vendedores ambulantes con puestos fijos también se extiende en las veredas de calle 47, entre 7 y 8. A unos pocos pasos del local de Puma, una vendedora apila pantalones, remeras y buzos en los que se observa la “recreación” del tradicional logo de esa marca. En otra manta se venden sahumerios y tampoco falta el vendedor africano.

También hay manteros con gorros, calzado del tipo Crocs, zapatillas y con películas en DVD, algo que en otra época copaba el 80 por ciento de la venta ilegal y ahora parece en franco retroceso, una especie de caída en desgracia como tuvieron en su momento los video club.

Con un horario un poco mas acotado, un puesto de frutas y verduras trabaja en la concurrida esquina de 7 y 47 entre tres y cuatro horas cada día. Para escapar a las consecuencias del sol y evitar que se marchiten las bananas, frutillas y tomates también apela al despliegue de una sombrilla de estilo playera.

cuidado a la hora de caminar

Quien puede pasear por calle 12 está obligado a concentrarse muy bien en ver por dónde camina porque solo en el tramo comprendido por las calles 54 y 60 podrá toparse con unos 25 puestos que ocupan un buen segmento de las veredas.

Sólo en 12 entre 59 y 60 hay cuatro vendedores africanos con puestos que parecen clonados, todos exhiben placas de cartón con anteojos, decenas de fundas para celulares, gorros y gorras y carteras.

Los comerciantes no sabemos qué hacer con la competencia ilegal y el estado de abandono de la zona céntrica” Guillermo Savioli. Comerciante

En la cuadra siguiente y a pocos metros de un puesto de plantas, se ofrecen ejemplares del estilo Kokedama - especie de bonsai -. También hay a lo largo de esa calle comercial unos cuatro artesanos que arman bijouterie a la vista de todos.

La mayor concentración de vendedores ilegales se observa en 12 entre 56 y 57, donde hay siete puestos con los productos que venden los inmigrantes africanos, además de unos pocos que tienen ropa de estilo deportiva.

Un capítulo aparte merece el comercio ilegal que nunca logró erradicarse de la Plaza San Martín.

En ese espacio, a pocos metros de la Casa de Gobierno, se monta tres veces a la semana una feria americana que ocupa todo el sector enfrentado al Pasaje Dardo Rocha.

También hay puestos con venta de ropa nueva, artesanías y juguetes, que se mezcla entre la gente que monta una suert e de feria americana.

88

Por ciento. En La Plata, según los últimos estudios conocidos, se produjo un preocupante crecimiento de la venta ilegal. En el país, cayó un 21 por ciento. En la Ciudad prometieron intensificar los controles, pero la presencia masiva de manteros y ambulantes no afloja.

205

Puestos. En el último trimestre se detectaron, en promedio, 205 puestos de venta callejera ilegal en las avenidas, calles y peatonales relevadas en La Plata, según un informe de la Cámara Argentina de Comercio que se conoció durante el mes de noviembre.

6.000

Puestos informales. vale recordar que los últimos relevamientos de la Cámara de la Mediana Empresa (CAME) -que sí contabilizan a las ferias- mostraron que en La Plata son casi 6.000 los puestos informales. En la Ciudad, cada 112 habitantes hay un vendedor que no está en regla.

 

 

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...