Estimado lector queremos agradecer el interés que usted muestra por nuestros artículos.

Cualquier sugerencia que tenga para mejorar la calidad de la información que brindamos todos los días del año será bienvenida.

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Pronóstico  La Plata, Bs. As.
Temperatura: 18 °C
Nublado
Humedad: 68 %
20.10.2017
una nueva era

“Lo conocí chateando ” Los famosos se vuelcan a las redes para conquistar

Como cualquier ser humano, la farándula pasa horas revisando el Instagram ajeno y mandando secretos mensajitos en busca de amor

Recomendar artículo Imprimir artículo

Los famosos son humanos como uno, y por más que uno imagine que conquistan a sus parejas con costosos regalos, vestidos de gala y bebiendo champán, la realidad es mucho más terrenal: la tienen que “remar” como cualquier mortal en la conquista amorosa y, para tal fin, las redes sociales han resultado una invaluable ayuda.

No son pocos, por ejemplo, los famosos que usan Tinder, una aplicación cuya finalidad es bastante directa: busca a otros usuarios en un radio determinado y si ambos le dan “me gusta” al otro, conversan y fijan una cita.

Leo DiCaprio, por ejemplo, utiliza Tinder: “Él no ha quedado con nadie todavía, pero está obsesionado en meterse cada día y ver a la gente que está ahí”, cuentan los que lo conocen. Otros famosos de alto perfil que la usan son Katy Perry y Hilary Duff, quien incluso realizó varias citas gracias a la app. Durante los últimos Juegos Olímpicos, en la Villa Olímpica, afirman, Tinder era esencial.

Pero Tinder, claro, genera demasiada exposición para los famosos, que prefieren otras redes más sutiles para la conquista. Particularmente Instagram, donde las celebridades de todo el planeta muestran la intimidad y se encuentran a apenas un click.

Hace rato que Instagram es la sutil red social de preferencia para el “levante” de los famosos, en un juego de “corazones”, comentarios y mensajes directos que pocas veces trasciende

Hace rato que Instagram es la sutil red social de preferencia para el “levante” de los famosos, en un juego de “corazones”, comentarios y mensajes directos que pocas veces trasciende.

De ella hacen uso hasta quienes uno pensaría que no necesitan de esta herramienta: Ricky Martin, codiciado por hombres y mujeres por igual, confesó ayer que conoció a su futuro marido por la red social fotográfica.

“Estaba viendo (Instagram en mi teléfono) y veo una hermosa pieza de arte y digo ‘¡epa, qué cool! ¿De quién es esto?’ Entonces empecé a ver (las fotos) y, de repente, estaba como que “¡Oooh!, ¡Oooh!’ y entonces le escribí”, reveló en un programa de radio. Martin contó que lo que le atrajo de Jwan Yosef fue su arte, aunque seguramente también espió las fotos personales del artista sirio...

Otra pareja cuya primera interacción fue a través de las redes es la que conformaron Ariana Grande y Jai Brooks: el integrante de The Janoskians bombardeó a mensajes a Ari, y consiguió quebrar sus defensas con un videito que publicó, donde le contaba por qué tenía que salir con él.

TAMBIEN LOS ARGENTINOS

Y los argentinos también echan mano de esta red social. Mariano Martínez, como Ricky Martin, podría salir de su casa y elegir a dedo a su próxima pareja, pero enfrentar un ejército de fans exigiendo selfies quizás parezca un estrés para los galanes, que prefieren buscar sus parejas desde la comodidad del sillón de su casa.

Así lo hizo Martínez, quien, como hemos hecho muchos, pasa horas mirando su “feed” de Instagram, “stalkeando” (espiando) a muchas mujeres. Su relación exprés con Belén Bergagna, ex amiga de su ex, Juliana Giambroni, comenzó a puro corazoncito en la red social, al igual que su romance con Camila Cavallo, actual pareja, con quien espera un hijo.

“Nos conocimos por Instagram, es la verdad”, reconoció el galán en el living de Susana, y contó que “vi un video de ella y le mandé mensaje y me contestó un montón después”. Así que hasta a Marian le clavan el visto.

Esa misma danza de mensajitos y corazones realizan varias de las famosas más jóvenes: Lali Espósito, por ejemplo, habría profundizado algunos de sus recientes romances en Instagram. Y Barbie Vélez, adicta a las redes, donde comienzan la mayoría de sus escándalos, dio pistas de su romance incipiente con el futbolista de River Sebastián Driussi debido a la cantidad de “corazones” que se ponían mutuamente en Instagram. Sus relaciones fugaces pueden seguirse en su línea de tiempo, llena de comentarios de los galanes que intentan conquistarla. El último en probar suerte virtual con la hija de Nazarena fue Polito Pieres, ex de Calu Rivero.

Más: Morena Rial también conoció a su actual novio, Martín Casar, en la red social: “Nos conocimos por medio de Instagram. Él me mandó un mensaje y empezamos a hablar”, detalló la hija del “Intruso”.

Es que Instagram ahorra a los famosos de dos pasos fundamentales: no se exponen en el lance y, además, no tienen que conseguir el teléfono del otro.

Aunque, claro, un teléfono sería lo ideal, porque es difícil atravesar la barrera de mensajes de fans al borde de la histeria y hacerse notar por un usuario famoso: ese es el drama que aqueja hoy a Jimena Barón, quien escribió varias veces en la cuenta de Maluma como una fan más. “Magia sería conseguir tu número de WhatsApp”, le escribió la actriz, que hace rato dispara con orientación al reguetonero, pero sin éxito. El fracaso amoroso nos afecta a todos.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...