Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Pronóstico  La Plata, Bs. As.
Temperatura: 21 °C
Nublado
Humedad: 54 %
22.11.2017
EDITORIAL

Inquietante alerta médico sobre la enfermedad cardiovascular en mujeres

Recomendar artículo Imprimir artículo

El informe médico revelador de que la enfermedad cardiovascular tiene una tasa de mortalidad muy alta entre las mujeres –por ejemplo, cinco veces mayor que los cánceres ginecológicos- y de que las mujeres demoran mucho más de lo aconsejable en acudir en busca de ayuda médica ante un síntoma de infarto, una diferencia que en muchos casos significa la diferencia entre vivir o morir obliga en forma perentoria a las autoridades sanitarias a replantear las campañas de prevención y a reforzar los programas que apunten a generar en la franja femenina una conciencia saludable.

El inquietante trabajo constituye uno de los puntales de una campaña lanzada esta semana por la Federación Argentina de Cardiología para estimular la prevención cardiovascular entre las mujeres aportándoles mayores conocimientos sobre sus factores de riesgo a fin de que incorporen más hábitos saludables y se realicen chequeos en forma regular.

Tal como se informó, la entidad sostuvo que a través de la campaña “Sanas de corazón, la enfermedad vascular no discrimina”, se busca generar conciencia acerca de las enfermedades cardiovasculares, tomándose en cuenta que son la primera causa de muerte en la mujer, al punto de que una de cada tres mujeres muere por esta causa.

Médicos de la federación sostuvieron que durante mucho tiempo la enfermedad cardiovascular se consideró predominantemente masculina y esto hizo que los estudios epidemiológicos se centraran en mayor medida en ellos. Fue así que tanto los avances terapéuticos como las medidas preventivas han producido una disminución notable de la mortalidad en el sexo masculino, mientras que en la mujer ha sido mucho menor.

Las fuentes advirtieron que, si bien la enfermedad coronaria es una sola, la forma en que suele presentarse entre mujeres y hombres puede diferir. “En principio, el clásico dolor de pecho opresivo y quemante en la zona de la corbata, que tiende a ceder cuando uno se queda quieto, en la mujer no es tan común”, indicaron.

Es que más allá del dolor de pecho, que puede presentarse o no, las mujeres suelen sufrir otras manifestaciones clínicas menos específicas; como es el caso de un enorme cansancio que aparece en forma súbita y sin explicación aparente, una sensación de sofoco, mareos, nauseas y ansiedad. Y como estos síntomas pueden atribuirse a diversas causas, no sólo las pacientes, sino a veces también los médicos de guardia, tienden a restarle importancia; por lo cual la enfermedad cardiovascular recién suele ser diagnosticada en la mujer cuando se encuentra ya muy avanzada.

Es evidente, entonces, la necesidad de que se profundicen políticas sanitarias destinadas a advertir a las mujeres sobre la necesidad de permanecer atentas a todos los síntomas, respetando asimismo las prácticas preventivas propias para evitar las enfermedades cardiovasculares. Hacen falta también campañas más adecuadas sobre los hábitos alimenticios y las actividades físicas que debieran realizar las mujeres, que apunten a promover el aerobismo y otras prácticas recomendadas.

Es bien sabido que un diagnóstico oportuno reduce también, enormemente, los riesgos de muerte y permite tratamientos más eficaces. Se, en definitiva, de que datos como los ofrecidos por la Federación Argentina de Cardiología sirvan como un llamado de atención tanto en la población femenina como en los sistemas de salud de la Nación y las provincias.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...