Estimado lector queremos agradecer el interés que usted muestra por nuestros artículos.

Cualquier sugerencia que tenga para mejorar la calidad de la información que brindamos todos los días del año será bienvenida.

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Pronóstico  La Plata, Bs. As.
Temperatura: 15 °C
Nublado
Humedad: 95 %
21.10.2017
EDITORIAL

Riesgos para la población a partir de la venta callejera de jabón líquido falsificado

Recomendar artículo Imprimir artículo

El continuo y alarmante crecimiento de la venta ambulante en nuestra zona -en un fenómeno que se multiplica pese a la sanción de normas restrictivas y a otras acciones destinadas a erradicar esa actividad marginal- volvió en estas jornadas a quedar evidenciado, al haberse detectado a numerosos puestos callejeros en los que se ofrece un jabón para lavar ropa rotulado como marca de primera línea, pero que en realidad es falsificado. A su vez, el problema adquiere connotaciones más peligrosas porque se teme que el producto contenga un químico de características tóxicas, en una situación que obliga a las autoridades a actuar en forma perentoria.

Tal como se informó en este diario, el producto se vende en algunas ferias y a la vera de varios de los caminos de acceso a la Ciudad. Al ser fabricados forma ilegal se venden a precios muy económicos -casi la mitad del valor del producto original-, habiéndose detectado que estos jabones líquidos contendrían una tóxico llamada nonilfenol etoxilado, un peligroso producto que hasta puede alterar el sistema hormonal de cualquier persona.

Lo concreto es que, semanas atrás, la división Delitos Federales de la Policía Federal allanó siete lugares en nuestra provincia, en zonas como Hurlingham, Moreno, Tres de Febrero y Tortuguitas, por orden del Juzgado Federal Nº 3 de Morón. De los siete sitios allanados, cinco eran puntos de venta, incluido un mayorista en Tortuguitas. En esos lugares, según se destacó, había gran cantidad de jabón líquido falsificado, valuado en un millón y medio de pesos. En esa causa se comprobó la presencia de fábricas clandestinas en Hurlingham y en Tres de Febrero.

En estos procedimientos se descubrieron también otras anomalías. Por ejemplo, que estas fábricas clandestinas habían vertido líquidos tóxicos en las napas de agua, y que usaban peligrosos productos químicos para fabricar los jabones ilegales. Así, en la fábrica de Tres de Febrero se detectaron tambores azules con la leyenda “etoxilado 70%”, lo que se trataría de nonilfenol etoxilado, una sustancia empleada en detergentes y también en agroquímicos, prohibido en la Unión Europea desde 2005 al menos como agroquímico al considerarlo un disruptor endocrino que, en altas dosis, puede generar severos problemas de salud.

Existen, tanto en La Plata como en muchas otras ciudades del país, sobrados antecedentes de la envergadura que puede adquirir la venta informal que, por lo general, responde a grandes organizaciones dedicadas a la comercialización, en negro, de mercadería de dudoso origen. También se ha dicho acá, en forma insistente, que no se trata de atacar a personas que buscan en la venta ambulante una forma de atender a sus necesidades económicas, sino de advertir que para los comerciantes regulares, que cumplen con sus obligaciones impositivas, normas laborales y reglamentaciones municipales, la competencia de esta actividad ilegal representa -como es obvio- un enorme menoscabo. Y es un deber elemental del Estado protegerlos de esa creciente amenaza.

Cabe recordar que en la Ciudad rigen ordenanzas que prohiben expresamente la venta ambulante. Se trata, entonces, de asegurar su cumplimiento y de no convertirla -como ocurre con otras normas municipales- en letra muerta. En el caso aquí mencionado, las autoridades, además, debieran actuar con prontitud dado el eventual riesgo a la salud pública que supone la venta de estos artículos falsificados.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...