Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Pronóstico  La Plata, Bs. As.
Temperatura: 30 °C
Parcialmente nublado
Humedad: 51 %
16.12.2017
TENDENCIAS

El horizonte electoral frena las inversiones

Recomendar artículo Imprimir artículo
El horizonte electoral frena las inversiones

Por RICARDO ROSALES

No es una novedad, aunque ahora es más visible. La cercanía de octubre atiza los fuegos. La economía tiene sus leyes y plazos, reglas regidas por las matemáticas, pero es la política o las percepciones sociales las que terminan definiendo su rumbo, o al menos una parte sustancial.

La Argentina no tiene mucha tela para cortar, el escenario es más bien de la frazada corta.

Se puede sacar de un lado y otro perderá la diferencia.

El debate electoral, en cambio es laxo y hace sencillo prometer metas muy difíciles o que requieren sacrificios que no se explicitan. ¿Para qué?

El objetivo es ganar una elección. No se gana prometiendo sangre, sudor y lágrimas.

ATAQUE POLITICO

La administración del presidente Macri tiene la convicción de que hay un ataque político dirigido a quebrar su gobierno y no sólo a que pierda las legislativas de octubre.

En este contexto se dan el conflicto docente, con la base de un reclamo legítimo, pero conducido por sectores k; las demandas de la CGT emparentada con el peronismo opositor y los movimientos sociales con reclamos que no tienen techo: un salario “social” de 13.000 pesos por ley y actualizado.

La profecía popular dice que sólo puede gobernar el peronismo.

La historia argentina parece apoyar esa teoría. De la Rúa, Alfonsín, Illia, Frondizi no pudieron terminar sus mandatos. Isabel y el propio Perón fueron víctimas de un golpe militar.

INTERROGANTES

La dirigencia empresaria local transita por los mismos interrogantes.

Y desde afuera, los inversores dudan de la fortaleza de las instituciones argentinas.

El triunfo de Macri abrió un escenario de simpatías muy marcada en buena parte de la política internacional, por que representó un retroceso de las opciones populistas en Latinoamérica.

¿Octubre ratificará el rumbo político de la Argentina, o vuelven las políticas del pasado?

Pero ahora, retorna la pregunta: ¿Octubre ratificará ese rumbo, o vuelven las políticas del pasado?

En definitiva, estas elucubraciones quitan el sueño al mundo de los negocios tanto como al oficialismo.

La oposición mide sus chances. Y de allí también que las inversiones sigan en espera.

Aunque el uso de los miedos es materia prima de todos.

Elisa Carrió aseguró que si gana el oficialismo en octubre, lloverán las inversiones.

En la base de estos interrogantes ocupa un lugar importante el destino de Cristina Kirchner.

Con el Lava Jato y una ola de reclamos de transparencia que trascienden la región. Con procesos judiciales en España y hasta en Corea del Sur, o la SEC norteamericana con casos de multinacionales, el retorno o la condena de la ex presidente forma parte de las percepciones sobre si la Argentina logrará levantar la cabeza e iniciar un ciclo de crecimiento, o caerá otra vez en sus crisis que la hacen retroceder.

Reales o imaginados, los negocios hablan y especulan sobre estas cuestiones.

ESPECIALISTAS

Y más aún, muchos contratan especialistas de la política para que le abran camino en estos senderos.

La otra mirada, más lejos de la política, tiene que ver con los problemas de estructura de la economía argentina.

Y que explican también la ausencia o escasa inversión.

La elevada presión tributaria, la amplia economía en negro o escasa competitividad de sectores de la industria, para mencionar los más conocidos.

El más reciente uso del término “economía popular” sintetiza algo ya conocido, y que ahora se redescubre.

Una estructura laboral y de ingresos injusta, pero inviable.

El empleo público, privado, autónomos y monotributistas, en blanco, es de unos 12 millones de trabajadores.

Es la parte formal, que tributa está bancarizado y realiza aportes al sistema previsional.

La parte informal, desocupados, trabajadores no registrados en negro o subocupados es una cifra similar, de 11,7 millones. La economía popular.

No es casualidad, el desequilibrio del sistema previsional, de los sistemas de salud y del déficit fiscal.

¿Cómo financiar un estado sólo con la mitad de quienes trabajan en blanco? Cada uno de los registrados debe solventar el costo de la otra parte en negro

¿Cómo financiar un estado solo con la mitad de quienes trabajan en blanco?

Cada uno de los registrados debe solventar el costo de la otra parte en negro.

Aunque esto no es todo. Un informe reciente de la Fundación Mediterránea, pone de manifiesto otra distorsión.

En las provincias, los trabajadores estatales tienen ingresos promedio superiores en 20% a los del sector privado.

Ocurre algo similar con las remuneraciones en organismos nacionales.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...