Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Pronóstico  La Plata, Bs. As.
Temperatura: 12 °C
Nublado
Humedad: 75 %
24.11.2017
LLEGO A SEMIFINAL DE COPA ARGENTINA. ES HASTA AHORA LO MEJOR DE SU CICLO EN EL CLUB

Un año de Alfaro en el Lobo

El 21 de marzo de 2016 dirigía su primera práctica en Estancia Chica

Recomendar artículo Imprimir artículo

En la jornada de hoy se cumplirá un año de Gustavo Alfaro al frente del primer equipo de Gimnasia. En la templada mañana del 21 de marzo de 2016, el orientador táctico tripero se presentaba ante sus jugadores y tomaba el timón con toda la presión de suplantar a una figura emblemática del club, como jugador y DT, como es Pedro Antonio Troglio.

Desde el vamos, conducir el barco después de un hombre que genera un amor tan profundo en el pueblo tripero como Troglio, le generó un doble desafío el actual adiestrador táctico albiazul. La salida de Troglio con la anterior CD comandada por Daniel Onofri había sido un tanto convulsionada, puesto que las propias autoridades le pidieron la renuncia tras la caída en el clásico y en medio de una relación ya erosionada desde hacía varios meses.

Con este panorama, se imponía la presencia de un hombre de experiencia y capaz de capear el temporal ante eventuales críticas. Con el correr del tiempo, Alfaro demostró que era capaz de hacerlo.

MANOS A LA OBRA

El comienzo del trabajo fue con varios días para poner en práctica su sistema táctico, ya que largó su ciclo el 21 de marzo y debutó, ante Quilmes por el pasado campeonato, el lunes 4 de abril en el estadio del Bosque.

El inicio del ciclo fue con el pie derecho, ya que venció por 1 a 0 al Cervecero, con anotación de Walter Bou, hoy en Boca.

La gente tenía sensaciones encontradas. Por un lado, reconocía que había llegado un técnico de prestigio en el fútbol argentino, por su trayectoria y los títulos con Arsenal de Sarandí. Por otro, aún estaba fresca la salida de un ídolo de la institución, por lo que no eran pocos los que lo mirabam con lupa.

En ese marco, haber largado con una victoria le dio un gran espaldarazo el entrenador, para empezar a ganar oxígene y tranquilidad para desplegar sus ideas táctica en la intimidad del predio de Estancia Chica.

Fueron apenas 8 los partidos que dirigió en el tramo final de la temporada anterior, con un plantel que no armó y sin la posibilidad de realizar una pretemporada, razón que le dio más crédito para seguir desarrollando su idea.

Después del mercado de pases de invierno, las únicas grandes novedades llegaron por el lado del arribo de dos jugadores a los que primero miró de reojo, pero que se terminaron ganando un espacio por prestigio y profesionalismo: Lucas Lobos y Sebastián “Chirola” Romero.

En el segundo semestre de 2016, el equipo tuvo altibajos, un comienzo fulgurante (victorias ante Vélez y Patronato) que se cortó con una inesperada caída en casa ante Rafaela, en medio de la gran polémica por la salida de Meza, vendido a Independiente.

El equipo nunca terminó de despegar en el campeonato, aunque se enfocó en la Copa Argentina, donde el Lobo quedó cerca de meterse en una final después de 22 años.

Tras una gran Copa, el conjunto de Alfaro (que había aliminado en fila a dos grandes como Racing y San Lorenzo) quedó en el camino en semis frente a River.

Llegó el largo parate veraniego y, tras él, un inicio convincente y una gran noticia: la llegada de un refuerzo de jerarquía pedido pro Alfaro, Brahian Alemán.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...