Pronóstico  La Plata, Bs. As.
Temperatura: 17 °C
Despejado
Humedad: 69 %
30.4.2017
EN UN SALON DE FIESTAS DEL BARRIO MALVINAS

Sorpresivo giro por el robo de los $600 mil

Se trata del dueño de un salón de fiestas de 32 entre 149 y 150 al que le robaron $600 mil. "No me caben dudas que mi hijo puede estar involucrado", dijo la víctima

Recomendar artículo Imprimir artículo
Sorpresivo giro por el robo de los $600 mil

A la comisaría. El hijo del dueño del salón de fiestas del barrio Malvinas quedó muy comprometido en la investigación - EL DIA

“Mátenme, ya me arruinaron”, había sido el ruego de un comerciante platense, al que le sacaron 600 mil pesos de un salón de fiestas ubicado en el barrio Malvinas, tras violentar una caja fuerte. Lo que nunca imaginó la víctima, identificada como Alfredo Ortega (67), es que uno de sus hijos iba a estar supuestamente implicado en el hecho.

Al menos la Policía ayer se lo llevó preso, junto a un presunto cómplice, a quienes imputó en una causa por “robo calificado”.

De acuerdo al reporte oficial, tras una serie de allanamientos en ese sector de la Ciudad, Carlos Ortega (40) y Marcelo Ezequiel López (30) salieron esposados y quedaron a disposición de la Justicia.

Los voceros detallaron que en su poder “se encontraron varios elementos que los incriminaban en el caso”, como tres televisores Led y tres DVD, al margen de que “también tenían un revólver calibre 22 y una escopeta de fabricación casera”, agregaron.

El robo había ocurrido el pasado 10 de abril en 32 entre 149 y 150 cuando “autores ignorados, cubriendo sus rostros y con guantes en sus manos, ingresaron a su vivienda y le sustrajeron dinero en efectivo y elementos como televisores Led, reproductores de dvd y herramientas varias”, expresaron los informantes.

A partir de ese momento, se inició una profunda investigación, por parte de personal de la subcomisaría La Unión y el Distrito Oeste, que desencadenaron las órdenes de registro y la captura de dos de los sospechosos. Faltan otros dos, que siguen prófugos.

“Ya está, ¿por qué no me matás después de esto? Me dejás arruinado”, fue la triste súplica de Alfredo Ortega, cuando vio que todo su capital se iba en manos ajenas. “Nosotros no matamos a nadie”, fue la respuesta seca que obtuvo.

En aquél momento, cuando lo entrevistó EL DIA, no creía en el accionar de un posible entregador.

"NO HAY NADA CLARO"

Sin embargo, Ortega volvió a dialogar con la prensa luego de enterarse que su hijo fuera detenido, y esta vez sostuvo que "no me caben dudas que puede estar involucrado", pero "también tengo la duda de que no hay nada claro".

"No tengo pruebas suficientes. Si me hubieran mostrado algo que es mío podría haber dicho que lo sacaron de mi casa, mi relación con él es buena", aseguró.

Ortega además aseveró que la policía le dijo que su hijo había estado involucrado en otro robo. "Me dijeron que él mandó a los chorros que me robaron hace 13 años, y que ahora fue él de vuelta". Luego manifestó que "por la forma de entrar, de salir y de encontrar la caja fuerte -que no es fácil-, conocían el lugar. Tenían información".

"Yo sé que es un pibe que trabaja, se va a la mañana y vuelve a la noche", agregó, y señalo a quienes "lo acompañan" como posibles responsables. 

 

 

 

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...