Estimado lector queremos agradecer el interés que usted muestra por nuestros artículos.

Cualquier sugerencia que tenga para mejorar la calidad de la información que brindamos todos los días del año será bienvenida.

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Pronóstico  La Plata, Bs. As.
Temperatura: 18 °C
Parcialmente nublado
Humedad: 65 %
24.9.2017

Anoche: nuevos incidentes por el violador de Olmos

Recomendar artículo Imprimir artículo
Anoche: nuevos incidentes por el violador de Olmos

La Policía tuvo que disparar balas de goma para evitar que los vecinos quemaran la casa del violador de Olmos - PABLO BUSTI

El rumor viene corriendo hace varios días: “Largaron a Osvaldo Sequeira”, dicen indignados los vecinos del barrio Santa Ana de Olmos. El joven está acusado de cometer al menos cuatro ataques sexuales cuando obtuvo la libertad condicional en una causa por violación. Por eso mantienen sitiada su propiedad, en la zona de la calle 183 entre 36 y 37. Y quieren prenderla fuego, pero la Policía, que trató de explicarles que el acusado continúa detenido, lo impidió.

En esas circunstancias, de un lado volaron piedras y todo tipo de objetos contundentes. Y del otro respondieron con balas de goma y estruendo.

Varios vecinos se comunicaron anoche con esta redacción para denunciar “la represión policial”. Y también dijeron que “hay gente herida”.

EL DIA se contactó con fuentes del caso, quienes aseguraron que, para las 22.30, la situación estaba controlada. Y si bien no brindaron un listado oficial de posibles víctimas, reconocieron que habría vecinos y policías del grupo GAD lesionados.

El operativo terminó con cuatro aprehendidos, que ahora quedarán a disposición del fiscal en turno de La Plata, Fernando Cartasegna.

Les imputaron los delitos de “atentado y resistencia a la autoridad y lesiones”.

En tanto, se supo que si bien no llegaron a quemar la propiedad de Sequeira, donde viven sus familiares, sí incendiaron cubiertas y trozos de madera en sus alrededores.

Al cierre de esta edición, en ese sector de la Ciudad se vivía una tensa calma.

 

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...