Estimado lector queremos agradecer el interés que usted muestra por nuestros artículos.

Cualquier sugerencia que tenga para mejorar la calidad de la información que brindamos todos los días del año será bienvenida.

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Pronóstico  La Plata, Bs. As.
Temperatura: 22 °C
Parcialmente nublado
Humedad: 78 %
20.9.2017

Cardiólogo platense presenta una singular muestra fotográfica por la integración

Recomendar artículo Imprimir artículo

Aunque conocido en el ámbito de la medicina por haber sido presidente de la Federación Argentina de Cardiología, Ricardo López Santi cultiva desde hace años una segunda pasión menos pública que ha venido desarrollando a la par de su carrera profesional, la fotografía. Producto de sus viajes a congresos, pero también de su inquietud por conocer destinos fuera de lo habitual, ha reunido a lo largo de la última década una valiosa colección de imágenes de Oriente que giran en torno a una misma temática: las similitudes humanas en medio de la diversidad cultural. Tal es también la propuesta de una muestra fotográfica que montará esta semana en La Plata como una apuesta personal a la integración.

La muestra, que se inaugura el próximo miércoles 3 de mayo a las 19 en la Fundación Osde (calle 50 entre 13 y 14), reúne un centenar de fotografías tomadas en Turquía, Marruecos, India, Nepal, Tailandia, Camboya y Vietnam. Además de exhibir las imágenes, la intención es que la muestra funcione como un espacio de reflexión a la que han sido invitados alumnos de varios colegios secundarios de la Ciudad para intercambiar ideas con referentes culturales de los mismos países abarcados por la exposición.

“En estos países uno percibe claras diferencias con nuestra forma de vivir: la manera de vestirse, las formas de comer, ya que en muchos de ellos la gente come con la manos, las creencias: el hinduismo, el budismo, el islam... Creo que lo que nos diferencia con sus culturas está demasiado a flor de piel, pero a su vez hay muchas otras cuestiones que tienen que ver con la vida cotidiana, con los afectos o las cosas que nos motivan que son iguales ya estemos en Oriente a acá”, cuenta Lopez Santi.

“Ese es un poco el propósito de la exposición -agrega-: mostrar tanto las diferencias culturales como pequeñas escenas de todos los días donde si uno se abstrae de la vestimenta o el lugar donde fue tomada la foto, encuentra grandes similitudes con nuestra forma de vivir: el placer del encuentro con los amigos, el ritual de correr atrás de una pelota, la mirada de una madre... en suma, un montón de situaciones que nos ayudan a humanizar al otro y hacer frente a uno de los grandes problemas que estamos viviendo hoy por hoy como sociedad”.

“Se ha instalado una serie de estigmas alrededor de algunos grupos poblacionales que hacen que uno los vea con cierto temor: nos genera inquietud compartir espacios con una mujer con burka o un hombre con turbante porque uno asocia su vestimenta a una amenaza, en especial si se encuentra por subirse a un micro o a un avión. Se trata sin duda de una forma de locura peligrosa que tenemos que empezar a desandar”, dice Lopez Santi, quien propone hacerlo a través de un mejor conocimiento del otro para “darnos cuenta de que su sufrimiento afecta también nuestro sentido de humanidad”.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...