Estimado lector queremos agradecer el interés que usted muestra por nuestros artículos.

Cualquier sugerencia que tenga para mejorar la calidad de la información que brindamos todos los días del año será bienvenida.

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Pronóstico  La Plata, Bs. As.
Temperatura: 11 °C
Nublado
Humedad: 64 %
22.8.2017
Inedita boda en el civil de san carlos

Primera pareja trans en dar el “sí” en La Plata

Luciana (40) y Shirley (60) se conocieron hace 7 años

Recomendar artículo Imprimir artículo

Se conocieron en 2010, en la llamada Zona Roja, pero mas acá en el tiempo se volvieron a encontrar en una sala de 1 y 67 a la que concurrieron para hacerse un control médico. Allí comenzó una charla que derivó en una mudanza y que tuvo como broche una lluvia de arroz que auguró felicidad al primer casamiento de una pareja trans de la Ciudad. “Cuando nos reencontramos le dije que estaba buscando un lugar dónde vivir y ella me ofreció que fuera a su casa de La Cumbre; nos hicimos amigas, pero nació otro sentimiento y hace 4 meses me propuso casamiento”, cuenta Shirley Georgina Torrey Carpio - 60 -, la mujer trans que ayer se casó con Luciana López - 40 -, una misionera también trans.

“Amor en tiempos de crisis”, fue la frase de las invitaciones de la pareja de mujeres travestis que se casó en el Registro Civil de Barrio San Carlos–La Cumbre.

La de ellas no es una historia de amor mas y, según cuenta Shirley, no fue sencillo que en su Perú natal aceptaran a un niño al que le gustaba ponerse sombreros raros y prendas floreadas. Incluso hasta acudió varias veces al médico para ver si se podía tratar esa supuesta “enfermedad” cuyos síntomas eran tener modales femeninos.

“No fue fácil, pero tuve una buena familia, luego vine a la Argentina y trabajé de lo que pude; ahora estoy en Bellas Artes estudiando pintura, vendo cuadros y hago comidas para sobrevivir; Luciana limpia locales y también trabaja en una peluquería”, apuntó la peruana.

La pareja se define como transbianas, o sea Shirley y Luciana nacieron con cuerpo masculino, eligieron ser mujer y se enamoraron de esa identidad femenina de la otra.

La que propuso casamiento fue Luciana. “Nunca me imaginé esto que nos está pasando y es muy lindo, somos compañeras, yo me siento cuidada y lo único que nos faltaría para completar esta felicidad es conseguir un trabajo formal porque yo me dedico a vender mis cuadros y Luciana está en negro”, contó Shirley y recordó que cuando paraba en la denominada Zona Roja le provocaba envidia ver a las personas ir a sus trabajos “normales”.

Sin proponérselo, Shirley y Luciana quedarán en los registros como la primera pareja de mujeres trans que formalizó su unión en la Ciudad y, si bien proyectan un futuro juntas, aseguraron que no imaginan una familia con hijos. “Los niños necesitan cosas que nosotras no les podemos dar”, aclaró Shirley.

La pareja reconoce que desde que conviven nunca tuvieron una pelea fuerte, ni siquiera por el uso de los maquillajes que es una de las cosas que las apasiona a ambas.

“Luciana duerme mas, pero también tiene gestos como traerme chocolates o cuidarme; lo único que nos faltaría es conseguir un trabajo estable para tener una vida regular como tienen todos, ese es nuestro gran deseo”, sostuvo la flamante esposa.

 

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...