Estimado lector queremos agradecer el interés que usted muestra por nuestros artículos.

Cualquier sugerencia que tenga para mejorar la calidad de la información que brindamos todos los días del año será bienvenida.

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Pronóstico  La Plata, Bs. As.
Temperatura: 6 °C
Nublado
Humedad: 89 %
22.10.2017
DISCUTIO CON UNA MUJER Y EFECTUO UN DISPARO

Un policía estuvo al borde de causar una tragedia en una casa de Gonnet

El proyectil pegó en un colchón. El acusado, un oficial de Florencio Varela, quedó aprehendido

Recomendar artículo Imprimir artículo
Un policía estuvo al borde de causar una tragedia en una casa de Gonnet

La vivienda donde ocurrió el grave incidente, que terminó con un policía aprehendido - PABLO BUSTI

Un estampido retumbó en el comienzo de la tarde en un barrio de Gonnet. Eran las 14 cuando un policía, en el medio de una discusión con una mujer, que sería su pareja, agarró el arma reglamentaria con intenciones de dispararle a ella. Como no lo logró, se desquitó con un tiro que perforó un colchón.

El incidente se vivió en la esquina de 485 y 28 bis. Los protagonistas fueron un hombre de 37 años “que presta servicios como Oficial de Servicio de la Jefatura Distrital de Florencio Varela”, y la mujer un año menor, según indicaron fuentes oficiales, quienes lo identificaron como Ezequiel Damián Klos.

Algo entre ellos volvió a explotar. O al menos, eso se sospecha, teniendo en cuenta la conducta violenta que desplegó ayer a la tarde.

Lo que empezó como una discusión de palabra casi termina en tragedia. “La voy a matar”, anunció en voz alta el policía, mientras corría a su habitación a buscar la pistola que usa para trabajar.

En el medio de su camino, la madre de la mujer lo oyó: “Por eso alcanzó a avisarle a su hija que se escapara rápido de la casa”, contaron los mismos voceros. La mujer a la que le iban a disparar logró salir del comedor al patio.

En la cabeza del hombre tal vez ya empezaban a circular las imágenes de cómo la atacaría. Sacó la Bersa Thunder 9 milímetros de su escondite y la cargó.

FORCEJEO Y UN TIRO

Sin embargo, no logró salir de ese cuarto. Su suegra, la misma que escuchó el anuncio del crimen que planeaba, lo persiguió y le cortó el paso.

“Los dos forcejearon, él para salir del lugar y ella para frenarlo. Lo que finalmente hizo fue disparar un balazo que pegó en el colchón de la cama”, señalaron voceros calificados.

De repente, su actitud cambió. El policía tiró la pistola y se escapó rápido de la casa, presuntamente sin volver a agredir o a insultar a su pareja.

Desde el lugar del incidente llamaron al 911. En minutos se montó un operativo para intentar ubicar al sospechoso, al que habrían conseguido ubicarlo en la zona, según trascendió.

Tanto miedo le había quedado a la mujer agredida que ella se apuró en volver a esconder la 9 milímetros, tal vez con el temor de que el policía volviera igual o más furioso.

A partir de este episodio, el agente Klos quedó detenido bajo los cargos de abuso de arma y amenazas calificadas. La acusación sería excarcelable.

En un trámite ya solicitado, a partir de este comportamiento será separado y luego, posiblemente, echado de la Bonaerense.

TENDENCIA PREOCUPANTE

La violencia de género continúa siendo un problema, y un drama en muchas familias, que se agrava con el tiempo. Las estadísticas judiciales dicen que en la Provincia, aumentaron un 40% las causas en relación al año pasado, lanzaron desde una ONG platense dedicada al tema.

Ante el creciente número de casos, las medidas de prevención, como las límitaciones perimetrales o los botones antipánicos, entre otras, parecen haber fracasado.

Muchas alertas femeninas de peligro por amenazas de su pareja, a la policía o a la Justicia, llegaron tarde.

No trascendió si en el caso de ayer en Gonnet la mujer había denunciado al agresor, aunque hubo más de una vez en que las víctimas lo habían hecho y aún así los atacantes seguían sueltos y pudieron lastimarlas.

En el Departamento Judicial de nuestra ciudad, actualmente, se reciben unas 250 denuncias por mes. Y desde que se creó -en noviembre de 2015- la UFI Nº 13, especializada en este tipo de delitos, ingresaron unos 4.800 expedientes.

A nivel nacional, a partir de un relevamiento de la organización Wanda Taddei, hay un femicidio cada 18 horas. Aunque los mecanismos de prevención y defensa a la víctima lucen más aceitados, la realidad muestra que aún resta mucho camino hacia una solución integral.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...