Estimado lector queremos agradecer el interés que usted muestra por nuestros artículos.

Cualquier sugerencia que tenga para mejorar la calidad de la información que brindamos todos los días del año será bienvenida.

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Pronóstico  La Plata, Bs. As.
Temperatura: 9 °C
Lluvias
Humedad: 93 %
21.9.2017
Los que no respetan el espacio pUblico

¡Hacé lo que quieras! Crece la indignación por autos mal estacionados

Recomendar artículo Imprimir artículo

El estacionamiento indebido, se sabe, es un hábito que, lejos de corregirse, se afianza como un mal crónico en la zona Norte.

En las inmediaciones de los colegios, en día de clases, se da uno de los picos de tensión por una pésima combinación de malos comportamientos de automovilistas que estacionan en doble y triple fila, tapan garajes o rampas para discapacitados, entre otras cuestiones.

Pero uno de los puntos neurálgicos de estos problemas está en el centro de City Bell, sin distinción de horario ni vehículo.

Las quejas de los vecinos se multiplican contra una práctica que, en lugar de retroceder y multarse, se incrementa cada día.

Obstruir el paso en cocheras de viviendas es algo muy común en momentos de mayor concurrencia de gente en el centro de City Bell, en especial viernes por la tarde y sábado en horarios comerciales.

Por lo general esto sucede en la zona céntrica, pero también los barrios más tranquilos sufren a los conductores que no respetan el espacio público.

En esas circunstancias hay cantidad de denuncias de vecinos que quedan sin poder mover sus vehículos.

Ocupar ramblas, veredas, obstruir garajes o rampas para discapacitados no parecen frenar a algunos conductores que, según los vecinos, son recurrentes infractores.

De acuerdo a la ley nacional de Tránsito, un tercero no puede dejar su automóvil en la bajada de una cochera que esté en uso y con el correspondiente cartel que indique la prohibición para estacionar en ese lugar.

No obstante la norma, numerosos vecinos se encuentran sin poder retirar el coche de su vivienda porque otro vehículo, sin conductor a la vista, impide el paso. La escena se repite a menudo y el propietario del garaje termina furioso por la demora para salir a la que lo obliga la contravención. Muchas veces pasa más largo rato antes de que aparezca el dueño de auto infractor.

Las contravenciones contribuyen, además, al desorden vial de un espacio que hasta no hace tanto tiempo tenía un andar casi pueblerino.

En algunos casos hay vecinos que no solo apuntan a visitantes eventuales o gente que no conoce la zona. Aseguran que hay dueños de comercios de la zona que suben su vehículo a la vereda y propietarios que cometen infracciones en la zona céntrica que no cometen en la calle adonde viven.

“¿Por qué pensará este señor que puede ser diferente a los demás ciudadanos en cuanto al respeto por las normas de convivencia ciudadana?”, comentaba un vecino de la zona de Jorge Bell.

También comentaron acerca del conductor de un auto azul que había estacionado obstruyendo la rampa, a quien un vecino advirtió que no era lugar de estacionamiento hasta que lo corrió, no sin antes responderle que “venía a traer algo para un local”.

La escena se repite y parece que el descontrol y la falta de respeto por el espacio público le ganan por largo la pulseada a las normas de buena convivencia.

Un pedacito o toda la entrada de un auto mal estacionado. “Fue un minuto” o cualquier otra excusa para tratar de justificar la infracción que perjudica a los frentistas y vecinos, que se quejan por la falta de controles y sanciones.

Las quejas de los vecinos se multiplican contra una práctica que, en lugar de retroceder y multarse, se incrementa cada día

Según la ley nacional de Tránsito, un tercero no puede dejar su automóvil en la bajada de una cochera que esté en uso y con el correspondiente cartel que indique la prohibición para estacionar en ese lugar

 

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...