Estimado lector queremos agradecer el interés que usted muestra por nuestros artículos.

Cualquier sugerencia que tenga para mejorar la calidad de la información que brindamos todos los días del año será bienvenida.

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Pronóstico  La Plata, Bs. As.
Temperatura: 7 °C
Nublado
Humedad: 99 %
23.9.2017

Víctima de abuso eclesiástico: “Me pidieron que no hablara”

Recomendar artículo Imprimir artículo
Víctima de abuso eclesiástico: “Me pidieron que no hablara”

Mailín Goboo, ayer en el programa de Mirtha Legrand - twitter

“Gracias a Dios soy una sobreviviente”, aseguró ayer Mailín Goboo, una de las denunciantes del ex sacerdote Carlos José, quien quedó detenido el viernes luego de entregarse en la UFI 14 de San Martín, acusado de abuso sexual de al menos dos ex alumnas del colegio San Francisco Javier de la localidad bonaerense de Caseros.

“Los abusos empezaron cuando tenía 5 años y hasta los 20 formó parte de mi familia”, relató Mailín en el programa Almorzando con Mirtha Legrand, y agregó que cuando pudo recordar los abusos del cura en terapia en 2009, realizó la denuncia eclesiástica, pero desde el arzobispado de San Martín “le pidieron que no hablara”.

“Ni bien lo recordé, se lo conté a mis padres, desde el 2009 que estoy con la denuncia eclesiástica y ahí estuvo Rodríguez Melgarejo (Guillermo, arzobispo de San Martín), que me pidió que no hablara”, recordó la joven que ahora tiene 29 años, y precisó que “en ese momento no estaba apta para recurrir a la Justicia”.

Mailín, junto a Jazmín Detez, otra ex alumna del colegio, fueron las primeras en denunciar al cura, y luego se sumó a la investigación el testimonio de Cecilia Burgos, quien acudió el jueves pasado a la UFI 14 de San Martín para radicar la acusación.

“Hay chicas que me escribieron, que no se animaban a contarle a sus padres”, aseguró Gobbo y pidió a otras víctimas “que no tengan miedo” de realizar la denuncia en la Justicia Penal.

“Se aprende a vivir con eso y es el amor lo que te hace seguir luchando”, concluyó Mailín.

El ex cura José fue apresado el viernes cuando concurrió a la fiscalía acompañado de su abogado para prestar declaración indagatoria y quedó detenido “por orden del juez de garantías”, informaron fuentes judiciales.

Con la imputación del ex sacerdote de Caseros, ya son 65 los integrantes de la Iglesia Católica argentina denunciados por abuso sexual desde que en 2002 estalló el escándalo del cura Julio César Grassi.

Mailin es mamá de una niña de 2 años y medio, y decidió enviar a su hija a una escuela laica en la localidad de Morón, ya que “tengo miedos que aún no puedo sacarme”, admitió, y agregó que el convertirse en madre y empezar terapia la ayudó a empezar a elaborar lo que había sucedido.

Hasta ahora, son tres las mujeres que declararon contra el ex sacerdote ante la fiscalía de San Martín, que está a cargo de la investigación, y Gobbo además llevó su historia al obispo Sergio Buenanueva, presidente de la comisión de Ministerios de la Conferencia Episcopal Argentina (CEA), que se encarga de informar sobre los abusos al Vaticano. La causa por abuso sexual simple y agravado se tramita en la UFI 14 de San Martín.

 

  • + Vistas
  • + Comentadas

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...