Estimado lector queremos agradecer el interés que usted muestra por nuestros artículos.

Cualquier sugerencia que tenga para mejorar la calidad de la información que brindamos todos los días del año será bienvenida.

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Pronóstico  La Plata, Bs. As.
Temperatura: 18 °C
Nublado
Humedad: 68 %
20.10.2017
EL PROBLEMA DEL ESTACIONAMIENTO

El centro de City Bell, un desfiladero urbano

Recomendar artículo Imprimir artículo

En las calles de City Bell el estacionamiento en el casco urbano se convirtió en un dolor de cabeza para vecinos, comerciantes y visitantes ocasionales. El descontrol, el escaso respeto por el espacio público y las infracciones sobre zonas en las que está prohibido dejar el vehículo, como por ejemplo cuadras enteras, rampas y garajes, se imponen en los escasos lugares disponibles.

Una localidad que cada vez genera más tráfico en su interior por su propuesta gastronómica y comercial y que incrementó en forma exponencial tanto su cantidad de habitantes como su parque automotor, lo que hace pocos años era un inconveniente circunscripto a unos pocos ratos en el día hoy se convirtió en un problema casi de los siete días de la semana.

Por ejemplo, en las calles en las que el sentido de circulación es de una sola dirección el estacionamiento permitido es sobre una única mano (la derecha), pero muy pocos respetan esta ordenanza municipal y convierten a calles céntricas –muchas de ellas muy angostas- en virtuales desfiladeros en los que hay que sortear todo tipo de obstáculos y, para los que manejan, mostrar pericia para circular entre autos y camionetas que muchas veces dejan un mínimo espacio para seguir camino.

También esto se transforma en grandes nudos de circulación en horas pico, como por ejemplo las de ingreso y salida de los colegios, entre las 7 y 8, las 12 y 13 y las 17 y 18 horas. Para ejemplo, dicen, basta un botón: la cuadra de 7 (13b) entre Cantilo (473) y 15 (473 bis) tiene su circulación “restringida” por los vehículos estacionados en ambas manos durante casi toda la jornada, cuando en el lado izquierdo el estacionamiento, prohibido, nunca se respeta.

Es una arteria clave de acceso a la clínica de la localidad. Así y todo, los propietarios de vehículos usan y abusan del espacio público y, muchas veces, literalmente impiden el acceso desde la calle 15 en el sentido de circulación hacia Cantilo cuando hay vehículos estacionados muy cerca de la esquina de 15 y 7, según denuncian vecinos de la zona.

Desde la Cámara de Comercio de City Bell apuntan a que el problema se agrava “porque muchos autos pertenecen a gente que lo deja y se va todo el día a la Ciudad de Buenos Aires a trabajar o estudiar, ocupando muchos lugares que –de estar disponibles- descomprimirían el estacionamiento en la zona céntrica y permitirían una rotación más acorde a una zona comercial”.

Es una postal diaria de lo que ocurre en otras calles –ahora céntricas- como Jorge Bell (3), 6 (13c), 4 (14a), 2 (14c), 3 (14c) y tantas otras comprendidas en la cuadrícula delimitada por el Camino Centenario, Pellegrini (474), 11 (467) y Sarmiento (15a).

En muchas de ellas, tal como se puede ver en las fotos, estacionar en ambas manos forma parte de la regla y no de la excepción.

Zonas de colegios, comerciales, de bancos o de esparcimiento son una simple excusa para estacionar en ambas manos y no irse “tan lejos”, complicando el tránsito para todos.

Si bien existe una ordenanza vigente que prohibe que vehículos estacionen en ambas manos en esas calles, los vecinos y visitantes que llegan a City Bell muchas veces no la cumplen y a diario se ve gran cantidad de vehículos en distintas arterias del casco céntrico ocupando ambas manos y dejando un espacio mínimo para la circulación de otros vehículos.

Pese a que uno de los principales cuestionamientos de los vecinos radica en que los inspectores de tránsito no hacen controles ni multas en las zonas para garantizar el cumplimiento de la ordenanza, lo cierto es que el grado de incumplimiento es tan alto que la cantidad de multas diarias generaría un nuevo problema al caos vehicular ya instalado, sostienen.

VALE TODO

Desde este suplemento, semanas atrás, se dio cuenta de las infracciones de tránsito cometidas con vehículos mal estacionados, en especial obstruyendo rampas, garajes o sobre la propia vereda.

A veces conseguir un lugar para dejar el auto en la zona céntrica, ya sea sobre Cantilo o sus alrededores, cualquier día de la semana, es una tarea ardua.

Hoy esa zona ha convertido en un verdadero foco de conflicto vehicular casi de lunes a lunes. En un tramo de pocas cuadras y a pesar de las señalizaciones en las que se especifica que no está permitido estacionar, a la hora de buscar un lugar parece que vale todo. Por ejemplo, el margen izquierdo es la única opción para muchos conductores, a pesar de la prohibición vigente.

Sobre Jorge Bell (3) se registran grandes inconvenientes, ya que la calzada se reduce sensiblemente cuando se estacionan sobre ambos lados de esta diagonal y se le suma la hora pico de escuela de lunes a viernes, donde autos y peatones inician una convivencia conflictiva que se alarga hasta la medianoche con la llegada de vecinos y visitantes a la misma zona por los restaurantes y bares, que no termina hasta que el tránsito se despeja, muy tarde, ya por la medianoche.

Los vecinos viven un drama a toda hora

“El problema es tanto de día como de noche, lo único que cambia es que a la noche no hay tráfico”, resumió Rubén Godoy al referirse a lo que viven los vecinos de la zona céntrica de City Bell. “Hay tanta gente, que estacionan en cualquier lado”, afirmó.

En tanto, la vecina Elena Fernández dijo que “en calles como las paralelas al Camino Centenario al ser tan angostas, cuando se estacionan en ambas manos, no podés circular. Y si tenés un auto grande y lo tenés que sacar de la cochera, no lo podés sacar porque es imposible maniobrar”.

En tanto, Damián Hernández contó que “todo podría ir mejor si la gente respetara los lugares prohibidos y tuviera un poco de sentido común. Pero esto muchas veces es tierra de nadie y estacionan adonde quieren. Y cada vez empeora, no mejora: hay más autos, dejan menos lugar libre y estacionan peor”.

 

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...