Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Pronóstico  La Plata, Bs. As.
Temperatura: 12 °C
Despejado
Humedad: 65 %
19.11.2017
Participan actores que toman por sorpresa a los alumnos

Debutó el juzgado escuela para las prácticas obligatorias de abogacía

Derecho ya no es una carrera teórica y la facultad creó un aula donde se realizan audiencias “reales”

Recomendar artículo Imprimir artículo
Debutó el juzgado escuela para las prácticas obligatorias de abogacía

Los estudiantes llevan adelante procesos sacados de expedientes reales, como ayer en 48 y 7 - cesar santoro

Un actor que hace las veces de acusado en un accidente de tránsito entra pateando la puerta y a los gritos. ¿Cómo reacciona cada estudiante? ¿Cómo quienes hacen de abogados, parte, juez, secretario, asesor? ¿Cómo resolverán el caso?. Es parte central de su aprendizaje. Porque la carrera de abogacía ya no se puede hacer leyendo desde casa. El nuevo plan de estudios incluye 460 horas de prácticas profesionales obligatorias. Y en ese marco ayer se inauguró el Aula Juzgado Escuela.

Los “argumentos” se sacan de “expedientes judiciales reales, que los alumnos (de 4º y 5º ano de Derecho) desconocen. Una vez resuelto el caso, les proporcionamos copia del real, y comparan. Encuentran cosas que hicieron peor y otras que hicieron mejor. Y lo más importante, se preparan para el ejercicio de la profesión. Las prácticas obligatorias representan un enorme valor agregado a la formación”, comentan el docente Santos Alberto Córica, coordinador de prácticas profesionales y pre-profesionales, y María Cecilia Valeros, profesora de prácticas profesionales de la unidad académica de calle 48.

Córica subraya que “se ha pasado de la teoría de la práctica a la práctica misma. Es un juego de roles. Con actores como clientes que se preparan especialmente. Y se realiza una teatralización donde entra en juego todo lo que los estudiantes aprendieron de los libros y las clases teóricas”.

Valeros apunta que “siempre deben apuntar a mediar, a no llegar a un juicio, pues el perfil de profesional que hoy se forma en la facultad no es el tradicional abogado litigante”, realza, aunque aclara que “si no se logra, van a una audiencia oral. Y tras la resolución, existe un profundo proceso de autoevaluación, pues todo se graba en video como en la vida real”.

“Ese proceso es riquísimo. Los estudiantes debaten, dicen ‘hice mal esto y aquello’, o un compañero les hace notar que no fue tan así. Se analizan todos los roles”, comenta Santos Córica, para quien “estas instancias, que venimos cumpliendo desde principios de año (cuando debutó el nuevo plan de estudios), logran que los jóvenes salgan preparados”.

“Y preparados por la facultad. Lo común es que los egresados pidan en un estudio de abogados que los dejen hacer una práctica, ¿y si quien lleva adelante ese estudio no tiene buenas prácticas? ¿Cómo se termina de formar ese profesional?”, plantea Cecilia Valeros.

También remarcaron que las prácticas ayudan a los estudiantes a definir su vocación. “Quizás alguno pensaba dedicarse a cierta rama y con estas herramientas se da cuenta, antes de salir a la calle y pegarse el golpe, que eso no es lo que le gusta”, hacen notar los profesores.

nuevos vientos

Lo cierto es que desde siempre se marcó como un déficit central de casi todas las carreras la falta de práctica antes de obtener el título. Hoy soplan otros vientos en muchas unidades académicas. Y Derecho no va a contramano.

“Salvando las distancias, los alumnos de medicina o veterinaria tienen un hospital escuela. Aquí, con esfuerzo, se ha montado un Juzgado Escuela donde se trabaja sobre casos reales”, comparó la docente, mientras su colega puntualizó el “entusiasmo” que estas experiencias han despertado en los futuros abogados.

Ubicado en el séptimo piso del Edificio Sergio Karakachoff, donde supieron funcionar las facultades de Humanidades y Psicología, el sitio está acondicionado como una sala judicial.

Córica y Valeros también destacaron que a todo ello le sumaron “las nuevas modalidades de gestión de los procesos, como las presentaciones y notificaciones electrónicas que implementan la firma digital, las audiencias videograbadas, la subasta electrónica, el expediente electrónico y su paulatina despapelización. Es clave que el alumno, al egresar, esté capacitado para la nueva gestión del proceso como futuro operador jurídico”.

Finalmente se refirieron a la importancia de las prácticas pre-profesionales que se realizan en el poder judicial, la asesoría general de gobierno, el registro de las personas, juzgados de paz, el registro de la propiedad. “No hace tanto, una alumna avanzada le dijo a un perito: ah, esto era un peritaje?”.

 

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...