Estimado lector queremos agradecer el interés que usted muestra por nuestros artículos.

Cualquier sugerencia que tenga para mejorar la calidad de la información que brindamos todos los días del año será bienvenida.

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Pronóstico  La Plata, Bs. As.
Temperatura: 18 °C
Parcialmente nublado
Humedad: 54 %
23.10.2017
EDITORIAL

Se debe garantizar la suficiente disposición de vacunas en las salas y centros de salud

Recomendar artículo Imprimir artículo

Una vez más nuestra región vuelve a padecer la falta de suficientes dosis de alguna de las vacunas del calendario oficial, en una situación que, posiblemente, deja a la vista fallas organizativas en la distribución, con directo y exclusivo perjuicio para las miles de personas que quieren o deben cumplir con los programas de vacunación dispuestos desde el propio Estado que, después, incomprensiblemente, no atina a garantizar la eficacia de los operativos.

Tal como se informó en este diario, la escasez de la vacuna para prevenir el HPV -Papiloma Virus Humano- preocupa a padres de niñas y niños de 11 años, ya que esas dosis están incluidas en el Calendario Nacional de Vacunación 2017. Sin embargo, en muchos vacunatorios de la Ciudad se informó que llegan a cuenta gota y que se acaban en horas.

El sábado pasado se estimaba que al promediar esta semana podría volver a existir una dotación normal de vacunas contra el HPV, según especulaban fuentes del vacunatorio del Hospital Noel Sbarra. Por su parte, desde el Ministerio de Salud se informó que no faltan vacunas contra el HPV, pero se evaluó que tal vez algunos hospitales no tuvieran el suficiente stock para hacer frente a ocasionales aumentos de la demanda.

Lo cierto es que en varios centros de salud de nuestra ciudad se confirmó que no existían vacunas y que esa faltante es muy común en el caso de las correspondientes al HPV. En varios de esos centros y salas sanitarias se coincidió en que, cuando se reciben dosis en concepto de reposición, son tan pocas que se terminan a las pocas horas. En otro lugar de expendio, tal como se detalló en la nota, la vacunación se suspendió porque el personal abocado a ese programa se encontraba de vacaciones y sin reemplazo.

Tal como se anticipó, desde la secretaría de Salud bonaerense se informó que la provisión de vacunas del Calendario Nacional de Vacunación, incluida la del HPV, se hace semanalmente a cada Centro de salud, en reposición de las utilizadas en cada puesto sanitario.

Al margen de las explicaciones oficiales, corresponde enfatizar que las vacunas son clave para la prevención de enfermedades porque ayudan al organismo del bebé o el niño a mejorar sus defensas contra distintas patologías. De allí que muchas familias que quieren tener al día el calendario de vacunación se alarmen por los distintos contratiempos que se presentan en los centros asistenciales de la Ciudad.

Tal como se señaló, ha sido común, por dar un solo ejemplo, que en nuestra zona se hayan registrado períodos de escasez y de falta de vacunas antigripales, lo que marcó una contradicción inexplicable ya que, por un lado, se impulsan y promueven campañas preventivas, que resultan imprescindibles y trascendentes, y por el otro, se priva a los centros de salud y farmacias -y, consiguientemente a la población- de las dosis que hacen falta.

No es preciso extenderse en argumentaciones para fundamentar la importancia que tiene garantizar la plena eficacia de los programas de vacunación. De todos modos, la experiencia acumulada -que, inexplicablemente, no deja de ser rica en materia de demoras u otros trastornos- aconseja a las autoridades a que se intensifiquen esfuerzos para garantizar a todo trance la suficiente disposición de vacunas.

 

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...