Estimado lector queremos agradecer el interés que usted muestra por nuestros artículos.

Cualquier sugerencia que tenga para mejorar la calidad de la información que brindamos todos los días del año será bienvenida.

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Pronóstico  La Plata, Bs. As.
Temperatura: 15 °C
Nublado
Humedad: 71 %
21.9.2017
TRES EN EL FONDO. Un sistema que debe estar más aceitado

La manta sigue siendo corta

La vieja disyuntiva de taparse un extremo y destaparse el otro

Recomendar artículo Imprimir artículo
La manta sigue siendo corta

El once tripero que saltó al campo en el 15 de Abril. Podría tener alguna alteración para el próximo lunes - gonzalo mainoldi

Por walter episcopo balance

Las cosas no salen de un día para el otro. Los cambios llevan un tiempo de maduración en los sistemas de juego. Cuando las acciones se hacen, precisamente de manera sistemática. Muchas veces de memoria. Jugar con tres en el fondo no es para cualquiera. O sí. Pero hay que encontrar los intérpretes justos, muchas veces no importan los nombres, sino que la idea se haga carne y cada uno haga su parte como debe. Gimnasia tiempo atrás de la mano de Griguol, supo armar equipos que jugaban con tres en el fondo. Comenzó en enero de 1996 a probar con Sanguinetti, San Esteban y Pereyra (el Topo un lateral clásico, el Coco un central muy tiempista aunque sin mucha altura y el Pata un zaguero genuino que el Viejo lo mandó a un costado). En 2001 supo ubicar sólo jóvenes con Zaniratto, Herner y Licht, por ejemplo; en 2002, Carlos Ramacciotti paró a Germán Noce, San Esteban y Goux que nunca habían jugado juntos, y el equipo peleó el campeonato.

Hay muchos ejemplos que muestran que las ideas de un entrenador necesitan un tiempo de trabajo y que todos se involucren. Soso hace dos meses inició su ciclo, y recién van dos fechas. Que se defienda con tres no significa que solo defienden esos tres, en este caso, Guanini, Rinaudo y Alderete. Ahora, las preguntas pueden ser: ¿ellos son los indicados? ¿Está desperdiciado Rinaudo allí, corriendo de un lado al otro, sin tener el oficio de un central? Por momentos, se ven desacoples defensivos, y esto debe corregirse lo antes posible. Nadie discute la idea, el tema es saber si los intérpretes la saben o pueden desarrollar como la diagrama Soso en un pizarrón.

Por otra parte, aquella vieja frase de la manta corta se vió en las primeras dos fechas. El equipo se tapa una parte, pero se destapa en la otra. Lo ideal sería que esto no ocurra obviamente, y en eso estará trabajando Soso en la semana. Tal vez, donde menos lo piense, encuentre alguna respuesta o nombres que le den la solución y que todo el equipo quede cubierto bajo la manta.

En Santa Fe el Lobo tuvo sus chances de gol, estando 0-0, antes de los 20 minutos cuando se abrió el marcador tuvo tres claras y no las supo definir. En ese período atacaba bien, tenía el control del juego, pero los de Madelón con pelotas cruzadas le complicaban la existencia al fondo mens sana. Después del gol de Soldano, el Tatengue se cerró atrás, cedió campo y pelota esperando una contra para liquidar el juego. Gimnasia lejos de caerse, fue a buscarlo pero nunca pudo romper el cerrojo unionista.

Individualmente tampoco hubo respuestas. Alguien que agarre la pelota y muestre el camino, que rompiera líneas. Faravelli la tenía bajo la suela, miraba, giraba y le costaba encontrar un compañero en buena posición. Alemán flojo, pasó desapercibido; Ramírez poco y nada; Colazo perdido en el medio; arriba Ibáñez hacía lo que podía (tuvo dos claras, una en cada tiempo). Los externos, esta vez no gravitaron tanto, ni Licht por izquierda ni Bonifacio por derecha.

En el complemento Soso paró cuatro atrás. Rinaudo unos metros más arriba y luego con la entrada de Dibble, el equipo estuvo un poco más agresivo. Igualmente al taparse atrás, ahora careció de profundidad arriba, y eso fue letal para no poder llegar al empate siquiera, que lo pudo haber merecido.

El hincha siempre prefiere “morir” (léase perder) atacando, buscando, que hacerlo de manera tibia o con excesivos miedos como pasó tiempo atrás donde parecía que a Gimnasia le hacían un gol y se terminaba el partido. Quiere que su equipo vaya al frente. Hasta ahora, esa idea está. Eso está asegurado por que está en el ADN de la idea de juego de Soso, pero indefectiblemente el Lobo deberá encontrar el equilibrio justo, y un funcionamiento bien aceitado que jugadas solo dos fechas, mostró en cuentagotas. Ese equilibrio tal vez esté entre seguir arriesgando y jugando, pero con Rinaudo en el medio, por ejemplo. Entre que al equipo se le haga carne el funcionamiento, y que el técnico coloque las piezas justas en el lugar indicado.

  • + Vistas
  • + Comentadas

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...