Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Pronóstico  La Plata, Bs. As.
Temperatura: 25 °C
Nublado
Humedad: 62 %
16.12.2017

Condenaron a prisión perpetua a dos hombres por el secuestro y crimen de Candela

Recomendar artículo Imprimir artículo

Dos hombres fueron condenados hoy en un juicio oral en Morón a la pena de prisión perpetua al ser considerados coautores del crimen de Candela Sol Rodríguez, la niña de 11 años secuestrada y asesinada en 2011 en el partido bonaerense de Hurlingham, mientras que otro hombre fue condenado a cumplir cuatro años de prisión por ser partícipe secundario del mismo hecho.

La madre de Candela Sol Rodríguez, la niña de 11 años secuestrada y asesinada en 2011 en el partido bonaerense de Hurlingham, aseguró hoy que su hija "va a descansar en paz" tras el fallo que condenó a los tres imputados por el crimen, y adelantó que va a seguir "juntando fuerzas para que caigan los que faltan", entre los que mencionó a investigadores policiales y a los funcionarios políticos "de ese momento".

Dentro de la sala de audiencias y aún con lágrimas en los ojos tras escuchar el veredicto, Carola Labrador aseguró a la prensa que "fueron seis años de lucha esperando las condenas" para Hugo Bermúdez (59), Leonardo Jara (37) y Fabián Gómez (45).

"Fueron seis años diciendo la verdad y hoy se hizo justicia", dijo la mujer, tras lo cual agregó: "Hoy me voy a llorar tranquila y a descansar con mis hijos, ahora puedo descansar en paz".

Sin embargo, aclaró que "falta mucha gente" que -según ella- estuvo involucrada en el crimen de Candela: "Nunca la buscaron, estuvo nueve días viva, esperando que la rescaten, hubo complicidades de la Policía, de la política. Si esto no hubiera sido así, Candela estaría viva y yo no tendría que estar acá seis años después", denunció.

"Esto es cerrar una etapa y bueno, después seguiremos, vamos a seguir juntando fuerzas para que caigan los que faltan", añadió.

Cuando la prensa le consultó por el crimen de su hija, Carola se lamentó: "Ella estaba ahí ese maldito veintidós de agosto, feriado, de frío, parecía de dieciséis años, pero tenía once nada más, y me la robaron, mi hija eran un sol, una nena buena, buena hija, buena hermana, este juicio no me la va a devolver ni la alegría que teníamos con ella".

"Lo que está, está, y yo no soy jueza ni fiscal, soy una mamá que pedía justicia y hoy parte de esa justicia se cumplió, sufrí mucho maltrato de la fiscalía pero los jueces siempre fueron ejemplares", dijo entre lágrimas.

Además, la mujer explicó: "La verdad es que no sé ni cómo estoy parada acá, hace seis años que lucho, hace seis años que no vivo, pero me nutro y me rodeo de gente buena y linda, que me quiere y me apoya, busco las cosas positivas, porque si no, no podría estar acá".

"Hoy Cande me ayudó, está acá conmigo y sé que debe estar feliz porque su mamá se lo prometió, cuando la encontré tirada en ese basural, le prometí que se iba a hacer justicia", concluyó.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...